Martes, 19 de Enero de 2021

Otras localidades

LA PIZARRA DE Javier Ruiz

La 'fatiga informativa' del coronavirus llega en el peor momento

La logística de la vacunación requiere, además, una campaña informativa para aumentar la concienciación ciudadana, en un momento en que empieza detectarse cierta saturación sobre la información del COVID-19

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El coronavirus se ha convertido en 'la historia más grande jamás contada'. Nunca ningún acontecimiento informativo había tenido tanta cobertura y tan sostenida durante tanto tiempo. Lo constatan quienes han abierto sus archivos para evaluar esta 'fatiga informativa': The Economist y The New York Times. Son archivos que arrancan en 1843 en el caso del semanario británico y de 1851 en el caso del diario americano.

Ni siquiera las Guerras Mundiales se cubrieron tanto. A día de hoy, todavía la mitad de los artículos que publican incluyen la palabra COVID o giran en torno al COVID (entre el 55% en octubre y el 40% en noviembre). Entre los meses de marzo y esta tasa llegó a ser del 80% de las historias. ¡8 de cada 10!

Por comparar esas tasas, la Primera Guerra Mundial ocupó el 39% de la información del Times en 1915 y la Segunda Guerra Mundial llegó al 37% en 1942. Estamos en tasas que casi triplican esa cobertura a día de hoy. Si hay una medición de saturación informativa, ésta es: 8 de cada 10 historias giran en torno al COVID.

Esa fatiga o saturación informativa llega en el peor momento porque es –precisamente— cuando se despliegan los mensajes oficiales en favor de la vacunación. Hay un segundo factor que puede poner en cuestión la eficacia de esas campañas: la polarización política.

El CIS dice que cada día son más los españoles dispuestos a vacunarse. Es cierto. La tasa ha subido del 32% hasta el 40,5% de la población dispuesta a inyectarse, ocho puntos. Pero, pero también son más los que dicen que no lo harán en ningún caso:

- En noviembre sólo un 8,4% decía que no se vacunaría en ningún caso

- En diciembre, era el 28%... ¡20 puntos más!

Y es la polarización la que explica ese rechazo. En noviembre, el 16% de los votantes de Vox decían que nunca se vacunarían. En diciembre eran el 49,6%, casi uno de cada dos.

La aceptación de las vacunas aumenta entre quienes votan a PSOE o a Podemos (casi 10 puntos) pero aumenta el rechazo cuanto más a la derecha y más cerca del populismo se coloca uno políticamente. De hecho, los grupos que más rechazan la vacuna son: primero, los votantes de Vox; segundo, los votantes de la antisistema CUP. No es la ciencia sino la política la que explica esa disposición a vacunarse.

¿Puede dificultar la vacunación?

La 'saturación informativa' y 'saturación política' pueden dificultar esa campaña de vacunación, con un dato más para la desesperanza. Apenas un 3% de la población pide más información para tomar una decisión

La campaña debiera jugarse en términos racionales y logísticos pero la mayoría de decisiones parecen tomadas ya.

- Apenas un 0,6% de la población dice que su decisión depende del origen de la vacuna.

- Apenas un 3,6% del consejo de autoridades científicas o médicas.

'Fatiga informativa' y 'fatiga política' pueden ser los últimos obstáculos para que la campaña sea efectiva.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?