Sábado, 27 de Febrero de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine | reportaje

Russell Crowe, un psicópata al volante

El actor protagoniza 'Salvaje', un thriller psicológico y de acción en el que interpreta a un hombre deshumanizado y misógino que persigue a una mujer y su familia tras un altercado de tráfico

Russell Crowe, en 'Salvaje'

Russell Crowe, en 'Salvaje' / DEAPLANETA

Si es usted de los que pierde la paciencia en los atascos, insulta a otros y toca el claxon, se lo pensará dos veces la próxima vez por si en la carretera se encuentra con Russell Crowe. El actor de Gladiator y Una mente maravillosa regresa a la gran pantalla tras interpretar a Roger Ailes, el jefazo de Fox, en la serie La voz más alta para dar vida a un psicópata desbocado al volante en Salvaje.

Un hombre, el hombre sin nombre en la película, deshumanizado y violento del que desconocemos su pasado y sus motivaciones más allá de una escena inicial en la que muestra sus ganas de venganza contra el mundo. "Él busca algún tipo de equilibrio, alguna señal por parte de los demás de que él no es invisible, de que tiene un valor. Ella simplemente le grita al tío equivocado, el día equivocado. Y a él no le importan las consecuencias porque ya ha cruzado esa línea. Él ya carece de cualquier atisbo de humanidad. Ha renegado de eso", explica el actor.

La historia se desarrolla prácticamente en tiempo real, un altercado en un atasco desemboca en un thriller psicológico en el que Russell Crowe persigue a una mujer por toda la ciudad y amenaza a sus seres queridos. Esa mujer que se enfrenta a la bestia es la actriz Caren Pistorius, una madre coraje, separada y con muchos problemas en casa, que se envuelta en el juego del gato y el ratón.

Derrick Borte dirige con pulso y ritmo esta historia trepidante que combina escenas de acción, -persecuciones, accidentes de tráfico...- con la tensión y el acoso psicológico. Una fábula, dice el realizador, de la furia y la ira latente en la sociedad en la que vivimos. "Creo que hay mucha gente furiosa por ahí. La gente es incapaz de tener desacuerdos y resolveros hablando de forma civilizada y productiva. La ira que hay en el mundo hoy, la película es un reflejo eso, espero que inicie una conversación, eso es lo mejor que se puede esperar de una película".

Al inicio del filme, imágenes documentales enmarcan el contexto de la historia. El estrés, el hastío y la rabia fruto de las injusticias y las exigencias del sistema capitalista nos condenan a vivir en sociedades inhabitables dominadas por la crispación. "La película conecta con el momento que vivimos, donde nos encontramos con esta aparente inhabilidad de personas con diferentes puntos de vista para tener una conversación educada con el otro. Nada de lo que pasa en la película es racional, tiene una lógica o razón de ser, es alguien cuya humanidad, en cierto modo, ha sido extinguida por sus experiencias vitales", dice Crowe.

El actor, que de inicio rechazó el papel, se sumerge en este oscuro personaje, lo que supuso un desafío, dice, por tener que trabajarlo únicamente desde los impulsos agresivos. "Este es un reto diferente, no tengo nada, nada razonable ni lógico, y no puedo usar mi sentido del humor, ni puedo usar mi propia humanidad, tengo que guardar todo eso para poder mostrar a una persona así. Este personaje me pareció la cosa más improbable que podría estar haciendo, así que lo hice". No hay sutileza ni profundidad dramática en este hombre-animal al volante, representante de la masculinidad tóxica y machista, en esta historia que juega con el terror, la acción y una débil parábola social con la que Russell Crowe intimida en el papel de un monstruo cotidiano.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?