Miércoles, 27 de Enero de 2021

Otras localidades

Paro registrado

La COVID-19 destruyó 360.105 empleos en 2020 y dejó en paro a 754.532 personas

El paro registrado en los servicios públicos de empleo sube por primera vez en 2020 tras siete años seguidos de descenso

Evolución del dato del paro registrado. / EP DATA

La pandemia de COVID-19 ha roto seis años consecutivos de crecimiento del empleo, con una pérdida de 360.105 afiliados medios a la Seguridad Social que deja el saldo total de ocupados en 2020 en 19.048.433 personas, el 1,86% menos que un año antes y la primera caída anual desde 2013.

El paro registrado en los servicios públicos de empleo subió por primera vez en 2020 tras siete años consecutivos de descenso, con 754.532 registrados más en el desempleo, lo que eleva el saldo total a 3.888.137 personas, de acuerdo con los datos publicados este martes por los Ministerios de Trabajo y de Seguridad Social.

El paro sufre su mayor repunte anual desde 2009. / EUROPA PRESS

Solo en diciembre la Seguridad Social sumó 26.432 afiliados medios, el menor aumento para un mes de diciembre en ocho años, en tanto que el paro registrado creció en 36.825 personas, la primera subida para este mes desde 2011.

755.613 trabajadores en Expediente de Regulación Temporal de Empleo

El año 2020 ha cerrado con 755.613 trabajadores en Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), la mayoría derivados por la pandemia, toda vez que en diciembre el número de notificaciones de ERTE se incrementó en 8.033 personas respecto a las recibidas en noviembre. Según los datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones difundidos este martes a finales de año se ha producido una estabilización del número de trabajadores en ERTE tras la última prórroga que entró en vigor el 1 de octubre.

Aunque a cierre de noviembre y teniendo en cuenta los datos de altas se ha producido un descenso de 95.607 personas en ERTE, sin embargo al comparar con la cifra de personas que fueron notificadas por ERTE se produce un incremento de 8.033 trabajadores respecto al mes anterior. El Ministerio explica que esta variación se debe a que las fechas de solicitud del ERTE y la de sus efectos pueden ser distintas ya que una empresa puede comunicar el ERTE de su plantilla por ejemplo el 10 de diciembre, cuando éste ya tiene efectos desde el 20 de noviembre. Esta disparidad de datos deja entrever que los ERTE se notifican más tarde que el registro de la baja.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?