Miércoles, 27 de Enero de 2021

Otras localidades

La principal diferencia entre el impeachment y la enmienda 25 que podría dejar fuera de juego a Trump

Carlota García Encina, investigadora del Real Instituto Elcano, explica las claves para comprender cómo se ejecutan ambos mecanismos y qué significarían en la carrera del presidente norteamericano

Esta madrugada se ha confirmado un quinto fallecido por el asalto al Capitolio de los Estados Unidos. Cada vez más voces reclaman la enmienda 25, el mecanismo que ofrece la Constitución estadounidense para destituir o inhabilitar al presidente y Donald Trump ha reaparecido esta madruga con un mensaje en tono pacificador y reconociendo la confirmación por parte del Congreso de la victoria de Biden.

“Seguramente frenar cualquier proceso de inhabilitación o destitución sea uno de los principales motivos que tiene en su cabeza. Al final va a ser ese el legado si hay un impeachment o una destitución”, señala Carlota García Encina, investigadora principal de Estados Unidos y Relaciones Transatlánticas, quien recalca que los republicanos no se acordarían de la reforma fiscal o la bajada de regulaciones que ha conseguido Trump.

El impeachment imposibilitaría a Trump presentarse a las elecciones en 2024

Poco a poco, caen piezas del Gobierno de Trump. Esta pasada madrugada la secretaria de Educación y antes lo hizo la de Transporte y todo depende de Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos. Nancy Pelosi, Presidenta de la Cámara de Representates de los Estados Unidos, ya le ha pedido que invoque la enmienda 25, un proceso de que debe partir de los propios republicanos.

Para aplicar la enmienda 25, Sería Mike Pence, con el apoyo de una mayoría del Gobierno, quien decidiera que Trump debe ser destituido “por ser incapaz de ejercer los poderes presidenciales”. Para Carlota, este proceso “daría cierta legitimidad” a ojos de los republicanos y es un “mecanismo factible”.

No obstante, en caso de aplicarse esta enmienda, la inhabilitación es temporal y no tendría repercusiones de cara a las elecciones de 2024. No ocurre así con el impeachment, que si impediría a Donald Trump presentarse nuevamente como candidato a la Casa Blanca. El problema de este proceso, que ya logró superar el presidente norteamericano antes de las elecciones, es la falta de tiempo, pues la fecha límite para el cambio de Gobierno es el 20 de enero.

En este sentido, Carlota García señala que “muchos se están preguntando si es posible un impeachment una vez abandone Trump la Casa Blanca”. Una medida que, tal y como asegura, “no sólo la están buscando los demócratas, sino que muchos republicanos la están deseando”.

Lo visto en el Capitolio “va en contra de la ortodoxia republicana”

Al hilo del Partido Republicano, cree la investigadora del Instituto Elcano que “hay muchos republicanos que están enfadados”. “Han estado cuatro años aguantando a este personaje y lo han hecho porque han conseguido una reforma fiscal, bajar las regulaciones, poner jueces muy conservadores en la Corte Suprema, pero ¿a qué precio?”, se pregunta Carlota García, quien indica que lo visto en el Capitolio el seis de enero “va en contra de toda la ortodoxia republicana”.

“Hay republicanos que deberán volver a reconstruir a este Partido Republicano que está absolutamente deshecho”, zanjaba la experta en Estados Unidos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?