Miércoles, 27 de Enero de 2021

Otras localidades

Otra crisis en lo peor de la pandemia

Capítulo aparte, también, los políticos que aprovechan cualquier oportunidad para la propaganda

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Es lunes, primer día laborable tras el paso de Filomena, y el frio amenaza con convertir en hielo la gran cantidad de nieve en buena parte del país. La vida cotidiana se complica todavía un poco más y eso que el esfuerzo de una cantidad ingente de personas ha conseguido que, al menos, algunas de las principales vías estén despejadas y que empiecen a funcionar las grandes infraestructuras como el aeropuerto de Barajas o casi toda la red ferroviaria.

Pero queda todavía mucho por hacer para recuperar la normalidad en aquellos puntos en los que la nieve ha paralizado prácticamente la vida durante todo el fin de semana. Hemos visto a sanitarios doblar turnos o recorrer largas distancias para llegar a su guardia, ciudadanos organizándose para poder trasladarles en vehículos todoterreno y organizándose para limpiar accesos a hospitales y calles, hemos visto a gente abandonar sus coches y empezar a andar por los arcenes, gente durmiendo en un centro comercial, hemos visto trabajar de manera incansable, a la UME, a protección civil, a responsables públicos organizando en un gabinete de crisis permanente.

Otra crisis, esta meteorológica, en lo peor de la pandemia, una nueva vuelta de tuerca para la paciencia de la gente y para la gestión de los políticos. Y entre estos últimos ha vuelto a marcar perfil propio la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, desaparecida hasta que se puso en evidencia, lo hicimos en esta casa, que ni siquiera estaba presente en la primera reunión de crisis que se organizó, con la Comunidad sepultada bajo la nieve. No fue hasta ayer por la noche, cuando ofreció su primera rueda de prensa.

Y capítulo aparte, también, los políticos que aprovechan cualquier oportunidad para la propaganda. Esta vez tocaba calzarse las botas y coger la pala, fotografía y a casa. Deberían entender que de ellos no se demanda que quiten la nieve, se demanda que organicen para que a quien corresponda, pueda quitar la nieve.

Y una última cosa, si me permiten, poner en valor la importancia de la radio en días como los que hemos vivido, y un reconocimiento al trabajo de los profesionales de esta casa que se han volcado desde el primer momento. Los que estuvieron en la antena en la terrible noche del viernes, Aimar y Roberto, y al resto, cuya labor fue indispensable para que la voz de la SER no haya dejado de sonar fiel a su compromiso con todos ustedes, fiel a la idea de servicio público y respondiendo al sentido institucional arraigado en lo más profundo de la SER. Estén seguros que no vamos a dejar de hacerlo.

Cadena SER

Temas relacionados

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?