Viernes, 24 de Septiembre de 2021

Otras localidades

El repunte de la pandemia y el temporal ponen al límite los centros de salud

Salvador Casado, médico de familia del centro de salud de Soto del Real: "Los profesionales de Atención Primaria llevamos meses sufriendo una persistente tormenta Filomena, la salud mental de muchos compañeros está haciendo aguas, el desgaste es tremendo"

Fin de semana negro en contagios, fallecidos e incidencia acumulada por la pandemia del COVID-19

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Filomena ha estirado un poco más la cuerda de la resistencia de los profesionales sanitarios que en los últimos días han hecho lo que han podido para seguir atendiendo a sus pacientes, pese a los estragos de la monumental nevada. Este lunes, tras el fin de semana, el reto fundamental era afrontar la apertura de los centros de salud, una tarea que no ha sido nada fácil y que ha obligado a cancelar muchas consultas

Salvador Casado, médico de familia en el municipio serrano de Soto del Real (Madrid) ha conseguido llegar a su lugar de trabajo gracias al todoterreno de un compañero que les ha recogido a una enfermera y a él para recorrer los 30 kilómetros que separan el municipio en el que vive de su centro de salud. "Curiosamente, en mi centro ha conseguido llegar la mayoría de los compañeros y se ha dado el caso de que unos cuantos médicos que residen en el pueblo pero que trabajan en otras localidades, ante la imposibilidad de desplazarse, se han venido al centro de salud para poder pasar consulta telefónica a sus pacientes, gracias a la red informática sanitaria que compartimos".

La jornada laboral de este lunes, más allá de los horarios locos que obligarán a prolongar la jornada hasta que llegue el relevo de guardia de la noche, no ha diferido mucho de la que se vive en muchos centros de salud desde el inicio de la pandemia. "Hoy hemos tenido poca atención presencial, pero el teléfono ha estado a tope. No paramos. Ya desde hace muchos meses es habitual atender 40, 50, 60 ó incluso 70 pacientes en un solo día. Y hacerlo por teléfono produce un desgaste tremendo", ha contado el doctor Casado durante una mínima pausa de descanso en 'La Ventana', con Carles Francino. 

"Para un médico de atención primaria, la comunicación personal con el paciente es nuestra principal herramienta. Es la diferencia entre el jamón serrano y el chopped. Poder tener tiempo presencial de calidad con el paciente cara a cara es el jamón serrano, tener que recurrir al teléfono no deja de ser chopped. Sientes que estás dando consulta un poco a ciegas, con las manos atadas a la espalda. Y el desgaste es muy grande, si encima le sumamos la falta de recursos, la financiación deficiente y la burocracia", ha apuntado. 

Impacto añadido al COVID-19

El temporal y sus consecuencias se suman a un inicio de año que la atención primaria observa con preocupación máxima. "Ya estamos viendo un importante repunte de las consultas que nos llegan con casos de COVID-19", explica Casado. Y tanto él como sus compañeros saben que lo peor está por llegar porque aún tardarán unos días los efectos de las pasadas Navidades. La conclusión es que "los centros de salud sufrimos una persistente tormenta Filomena desde hace muchos meses", tal y como reflexionaba este médico en un post publicado este sábado en su blog bajo el título 'La nevada sobre la atención primaria'. 

Nada nuevo que no lleven meses sufriendo pero que amenaza con poner al límite a muchos profesionales: "la salud mental de muchos compañeros está haciendo aguas", ha contado este médico de familia con 20 años de experiencia. Y a todo esto se suma en el horizonte el "monumental reto que supondrá la campaña de vacunación". "Es un tema muy complejo creo que lo sensato sería tirar de todos los recursos posibles operativos, el número de vacunas que hay que administrar es tan brutal que supondrá mucho trabajo durante muchos meses, y eso precisa un refuerzo".

Fin de semana negro de contagios

El testimonio del doctor Casado coincide con un empeoramiento generalizado de las cifras de la pandemia. El Ministerio de Sanidad ha publicado este lunes la actualización de las cifras de contagios, hospitalizaciones y fallecimientos por coronavirus en España y son unas cifras preocupantes. Respecto al informe del viernes, la cifra total de personas contagiadas por COVID-19 ha aumentado en 61.422, de las cuales 6.162 corresponden a las registrados en las últimas 24 horas. Un dato que eleva ya la cifra total de contagios hasta los 2.111.782 y que supone uno de los peores fines de semana de contagios desde el inicio de la pandemia.

Sanidad ha registrado también 401 nuevas muertes con respecto al informe de este viernes, por lo que la cifra oficial de fallecidos desde el comienzo de la pandemia asciende ya a 52.275. El número de muertes en la última semana por COVID-19 se sitúa en 576 personas.

El fin de semana es especialmente 'negro' en lo que a la incidencia acumulada se refiere. La incidencia ha aumentado 85 puntos con respecto al viernes y sube hasta los 435,62, frente a los 350,48 casos por cada 100.000 habitantes de este viernes. Se trata del mayor aumento en este indicador en un fin de semana desde el principio de la pandemia. Por comunidades autónomas, siguen preocupando mucho los datos de Extremadura, que acaba de superar la barrera de los mil casos por cada cien mil habitantes y ya está en 1021,53. Le siguen en incidencia Baleares (598,19) y la Comunidad de Madrid (595,61), ambas rozando los 600 puntos en los últimos 14 días.

Lesiones por Filomena

A estas cifras tan negativas hay que añadirle los efectos a la salud del temporal Filomena. La bajada de temperaturas hace que la nieve del temporal Filomena que no se ha podido retirar de las calles —que es mucha— se convierta en hielo con el consiguiente riesgo para los viandantes. Solo en Madrid, el Samur ha atendido a más de un centenar de viandantes. Pero en hospitales como el Gregorio Marañón tienen que dedicar buena parte de las urgencias a estas lesiones.

Casi la mitad de los pacientes atendidos en Urgencias en las últimas horas lo han sido por fracturas y accidentes relacionados con el hielo, por lo que el doctor Juan Andueza, Jefe de Urgencias del Gregorio Marañón, pide que se extremen las precauciones y, en la medida de lo posible, se limiten los desplazamientos. "Desde el inicio de la guardia de hoy, a las 8:00, de unos 130 pacientes registrados, 85 lo han sido por traumatismos de diversa índole", explica. "Un 40%, fracturas. Muchas de ellas de Colles, por poner las manos en la caída, y también de cadera en gente más mayor. Esta situación, sumada a la de los pacientes con COVID que siguen llegando, hace que se colapsan las Urgencias".

En La Paz también más de la mitad de las urgencias de ambulantes son de traumatología, cuando normalmente representan solo el 15%. Y en el hospital de Móstoles están atendiendo a personal del propio del hospital que se ha caído al llegar o al salir del trabajo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?