Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine | reportaje

'One night in Miami', noche de debate para el activismo afroamericano

La actriz Regina King debuta en la dirección de largometrajes con el encuentro ficticio entre cuatro figuras clave de la lucha negra en los años 60: el activista Malcom X, el jugador de fútbol americano Jim Brown, el cantante y compositor Sam Cooke y el boxeador Cassius Clay -antes de ser Muhammad Ali-. Una reflexión sobre la fama, el poder y la conciencia política la noche en que éste último ganó el campeonato mundial de los pesos pesados en 1964 en Miami

Los protagonistas de 'One night in Miami'

Los protagonistas de 'One night in Miami' / AMAZON PRIME VIDEO

El 25 de febrero de 1964 un joven boxeador, con fama de ambicioso y arrogante, ganaba el campeonato mundial de los pesos pesados en Miami. Su nombre era Cassius Clay y tenía solo 22 años. Días más tarde, cambiaría su nombre y apellido, de origen esclavista, por el de Muhammad Ali para convertirse en una de las mayores leyendas de la historia del deporte.

El guionista Kemp Powers -uno de los directores de la celebrada última película de Pixar, ‘Soul’- escribió en 2013 una obra de teatro ambientada en esa noche de celebraciones. Imaginó un encuentro ficticio entre cuatro de las figuras afroamericanas más influyentes de la época. El propio Muhammad Ali, el jugador de fútbol americano Jim Brown, considerado el mejor corredor de todos los tiempos y que luego hizo carrera como actor, el activista político y religioso Malcom X, y el cantante y compositor Sam Cooke, pionero y referente del soul.

Los cuatros se conocieron pero nunca se reunieron en esa habitación de hotel en Miami. La actriz Regina King, veterana secundaria en televisión, protagonista de Watchmen y ganadora del Óscar por El blues de Beale Street, debuta en la dirección de largometrajes con la adaptación de este texto. Un drama titulado ‘One night in Miami’ con el que examina la relación de la fama con el activismo y el racismo. "Cada uno de estos hombres está afrontando a su manera cómo lidiar con muchas cosas de la vida, pero lo que tienen en común es que son hombres negros. No importa cuánto dinero tengas, cuánto no tengas, no importa tu pasado o adónde quieras llegar, tú vas a ser juzgado por el color de tu piel y eso nunca va a cambiar. No importa el éxito, la educación, cuántos libros hayas leído… tienes que conducir con eso, y es tanto una exploración como una celebración”, declaraba en el pasado Festival de Venecia tras presentar la cinta fuera de concurso.

Entre bromas, profundas reflexiones y algunos reproches, los cuatro conversan sobre su poder como figuras públicas, su responsabilidad y su compromiso con las luchas de la comunidad afroamericana. Entre otros asuntos, debaten sobre la independencia económica como camino para la liberación, la religión -con la adhesión de Ali y Malcom X a la Nación del Islam-, su excepcionalidad en un mundo donde el canon del éxito lo marcan los blancos y el desafío de incorporar la conciencia política a sus trabajos. Hay un momento brillante en el que Malcom X interpela a Sam Cooke con ‘Blowin’n in the wind’ de Bob Dylan. “¿Cómo un chico blanco de Minesota, que no tiene nada que ganar, escribe una canción que habla más de las luchas de nuestra gente y nuestro movimiento que lo que tú hayas escrito nunca?’”, le espeta.

King filma el encuentro con sobriedad y elegancia, la cámara se mueve por esa habitación sin renunciar al origen teatral ni buscar efectismos, confiando todo a la exhibición interpretativa de los cuatro actores, Eli Goree como Cassius, Kingsley Ben-Adir como Malcom X, Leslie Odom Jr -también cantante a cargo de la excelente composición musical- como Sam Cooke y Aldis Hodge como Jim Brown. “Muchas veces el mensaje se pierde, hay momentos en que no adviertes la realidad, el conocimiento del otro, no haces distinción más allá de ti mismo. Esta película muestra algo muy específico, los efectos de que son cuatro hombres que viven en un mismo escenario pero en diferentes realidades, y cómo se unen para tener esa conservación y descubrirlo”, afirma el intérprete.

Escena de 'One night in Miami' / AMAZON PRIME VIDEO

Una conversación que resuena hoy, 60 años después, con el movimiento Black Lives Matter y la implicación de los artistas afroamericanos contra la violencia policial. "Para cada uno de nosotros, una de las razones para involucrados en esta película es que esta historia sobre americanos negros plantea una conversación de hace 60 años pero desafortunadamente podría estar pasando hoy. Meses después de la pandemia, George Floyd y Breonnaa Taylor fueron asesinados y para todos era importante que la película se estrenara pronto, tener la oportunidad de ofrecer una obra que diera un giro en la conversación para una transformación real”, añade la directora.

Un acercamiento humanista a la influencia política y social detrás de los mitos que produce y distribuye Amazon y es una de sus grandes apuestas por la temporada de premios. Desde el levantamiento público contra aquellos Óscar ‘So White’, sin presencia de intérpretes afroamericanos, el cine comercial abrió nuevas ventanas y las plataformas recogieron el guante dando oportunidades a muchas historias que no se habían contado hasta ahora. Esta temporada Netflix adapta otra obra teatral, ‘La madre del blues’, con Viola Davis y Chadwick Boseman, para competir en los galardones, lo que asegura, con otro puñado de producciones, representación afroaamericana delante y detrás de las cámaras en unos premios que ya han dado pasos para contrarrestar la falta de diversidad que arrastraban.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?