Lunes, 01 de Marzo de 2021

Otras localidades

Enamorados de las urnas

Todo indica que la Generalitat de Catalunya determinará que no se dan las condiciones sanitarias imprescindibles para garantizar las elecciones al Parlament previstas para el 14 de febrero. Decidan lo que decidan, la polémica está servida

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

A esta hora, todo indica que mañana la Generalitat de Catalunya determinará que no se dan las condiciones sanitarias imprescindibles para garantizar las elecciones al Parlament previstas para el 14 de febrero. Hoy ya se han proyectado los datos epidemiológicos que siendo preocupantes, tenderán a empeorar. La prueba es que el mismo gobierno catalán ha optado por mantener las medidas restrictivas actualmente vigentes. Medidas que, sin embargo, ni se agravan ni mucho menos alcanzan las del confinamiento que tuvimos en primavera. Luego, si uno puede ir a un restaurante, a un acto cultural, a trabajar o a comprarse una prenda de abrigo, por ejemplo, que palíe los efectos del frío, ¿por qué no puede ir a votar?, se preguntan los contrarios al aplazamiento; mientras que sus partidarios esgrimen el riesgo para la salud pública anteponiéndolo a otro derecho fundamental: el del sufragio.

Decidan lo que decidan, la polémica está servida, porque el posicionamiento de los partidos políticos coincide curiosamente con la previsión de las últimas encuestas. Así, los que postulan poner las urnas son quienes tienen mejores expectativas y, en cambio, quienes prefieren aplazarlas, los que creen que el tiempo les puede ayudar a mejorar. Y los unos por los otros quieren hacer creer que ante todo les importa o la normalidad o la salud de los ciudadanos. Cosa difícil de creer, porque estos mismos ciudadanos llevan meses o años con un gobierno con respiración asistida, formado por dos batallones enfrentados en una pugna campal por su hegemonía y contradiciendo sus propias proclamas.

Todo indica, pues, que el día de San Valentín, el gobierno independentista catalán tampoco lo convertirá en el día de los enamorados de las urnas. Esgrimirán que la tradición catalana del festejo del amor corresponde a Sant Jordi y así presumirán ante sus fieles de que tienen respuesta para todo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?