Miércoles, 20 de Enero de 2021

Otras localidades

"Hay hielo desde el sábado y no puedo ni desescombrar": el drama que deja Filomena en los campos españoles

Las comunidades autónomas se afanan en hacer el balance por el temporal, pero en este programa de 'Hora 25' queremos poner el foco en el que se hace desde un sector muy concreto: el de la agricultura y la ganadería

Las pérdidas son millonarias. A la acumulación de nieve en árboles y cultivos, ahora se suma el peso implacable del hielo y las bajísimas temperaturas. Los ganaderos y agricultores todavía esperan a ver qué encuentran cuando el hielo se descongele, por eso ahora mismo todo balance es provisional. Pero no son optimistas. 

Algunas comunidades saben muy bien lo que son las heladas del invierno. En Aragón, por ejemplo, es algo habitual en las provincias de Huesca y Teruel, pero no tanto en Zaragoza. Y allí nos detenemos porque son enormes los daños de la nieve en los campos de olivos. Especialmente en la zona del municipio de Belchite.

Allí, nos cuenta Joaquín Morella, 1.200 hectáreas son de olivares y todas están afectadas por el temporal. Esto se traduce en que uno de los principales motores económicos de la zona está inutilizado. "Este es un municipio de 1.600 habitantes y todos los agricultores tienen olivar", explica. Y añade: "Hay árboles que tienen el 70% de las ramas rotas". Morella asegura que los seguros "muchas veces no cubren lo suficiente y son pólizas caras, lo que tendremos que hacer es tirar con fondos propios y esperemos que la administración nos pueda ayudar". 

"Hay familias que el 80% pueden venir del olivar, así que es una fuente grande de ingresos y de trabajo. No se van a quedar sin trabajo, pero es duro", dice. Nadie en Belchite recuerda una nevada tan grande -recordemos- zonas con medio metro de nieve. 

Además de los cultivos, la ganadería también ha sufrido las consecuencias del paso de Filomena. Naves dañadas por la nieve, animales atrapados y muchos problemas, casi una semana después, para acceder a las instalaciones. Enrique Cuesta tiene una explotación en Villaseca de la Sagra, en Toledo. Allí empezó a nevar el viernes y en la madrugada del sábado se derrumbó el techo de la nave donde estaban sus ovejas. "La madrugada del martes se rompió todo y no puedo saber cuántos animales han muerto porque no puedo desescombrar, hemos sacado 30 o 40 ovejas heridas que se han sacrificado", nos cuenta el ganadero. De las 450 que tenía, calcula que ha perdido casi la mitad. 

"Los animales no pueden estar muertos durante mucho tiempo debajo de los escombros", explica. En sus treinta años siendo ganadero nunca había visto una nevada semejante. "Aquí hay 60 centímetros de nieve y estamos igual que el sábado, solo que con hielo. No subimos de 0 grados en todo el día. Es un drama tremendo", señala. El ganadero asegura que no ha recibido prácticamente ayuda: "He perdido casi un millón de euros por el temporal". Él confía en que si declaran como zona catastrófica Castilla-La Mancha al menos el consorcio de seguros pagará algo. En caso de que no reciba ayudas, tiene claro que tendrá que cerrar la explotación agrícola, pero el rehúsa abandonar la ganadería. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?