Sábado, 27 de Febrero de 2021

Otras localidades

Mentiras, torpezas y cobardías

"Ha ganado por goleada la opción de primar la economía por encima de la salud y no cabrear al personal más de lo estrictamente necesario. En resumidas cuentas, un desastre", la opinión de Carles Francino

Hoy hace una semana, justo a esta hora, la gran nevada que ha puesto casi media España patas arriba empezaba a coger fuerza. Y estábamos avisados, ¿eh?, por mucho que la presidenta de Madrid haya tenido el cuajo de decir que nadie predijo la magnitud de la borrasca.

Esto de las mentiras, o las medias verdades, que nos sueltan cada dos por tres, hay que empezar a contemplarlo no ya como una pifia, una falta de preparación o que alguien tiene mucha cara, que también, eso es una estrategia, responde a un plan. Porque el que miente, en este caso la presidenta madrileña, sabe que una parte de su público le va a comprar la mentira, la va a dar por buena. Porque hay una carga de sentimiento ideológico en toda la información que circula. Tiene que pasar algo muy gordo, como instigar un amago de golpe de estado, que es lo que ha hecho Trump, para que algunos -pero sólo algunos- de sus votantes le den la espalda. En fin, que hoy puede ser con la nevada y mañana será con otra cosa, o en otro lugar. Así que cuidado.

De la ola de frío hay que decir que sus efectos son aún muy visibles y siguen generando impacto tanto en la actividad económica como en la escolar, y desde luego en la movilidad. Todo esto, esperemos que más pronto que tarde se vaya normalizando, dentro de lo normal que puede ser una situación de pandemia desbocada; pero desbocada entre otras cosas -o básicamente- porque la gestión política continúa naufragando. El bicho será muy duro, ¿eh?, y sus mutaciones muy puñeteras; que si la cepa británica, que si otra posible variante ahora en Brasil... nadie dijo que fuera sencillo, pero los titubeos, los mensajes contradictorios y la falta de coraje para incomodar a la población primero en verano y ahora en la navidad nos ha llevado hasta donde estamos. O sea, que ha ganado por goleada la opción de primar la economía por encima de la salud y no cabrear al personal más de lo estrictamente necesario. En resumidas cuentas, un desastre.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?