Lunes, 01 de Marzo de 2021

Otras localidades

Opinión

¿Está el virus? ¿Se puede poner?

"La cifra que antes te escandalizaba ahora no suena tan terrible mientras la puedas escuchar desde la tele del bar de la esquina"

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

¿Es el enemigo?

Era uno de los números clásicos de su repertorio: Gila, con un casco de soldado en la cabeza, levantaba el teléfono y después de marcar preguntaba: ¿Es el enemigo?

A partir de ahí comenzaba un diálogo en el que el soldado trataba de averiguar la hora del próximo ataque que, desafortunadamente estaba previsto para el domingo por la tarde, justo a la hora del futbol. ¿No podrían avanzar en otro momento?

Cuando escucho estos días las noticias sobre la campaña de vacunación me parece estar reviviendo ese número. Resulta que llevábamos meses esperando que las inventaran para salvar miles de vidas, pero ahora que están aquí, nos ha venido mal que las vacunas lleguen justo cuando estamos con el tema de las Navidades.

Es que es muy mal momento para ponerse a vacunar cuando tienes tantas fiestas por delante. Sobre todo si lo de prepararte y contratar mas gente... como que no lo ves.

De todas formas, esto viene de antes. Desde el comienzo de la pandemia descubrimos que los fines de semana son días malísimos para morirse. La gente está a otro tema y es supercomplicado hacer el papeleo para saber el lunes cuantos se “han ido”, así que cada comunidad manda una cifra pero sin muchas ganas, como por mandar algo. Por cumplir.

Al principio, inocentes, hasta nos daba esperanza ver que los lunes que las defunciones bajaban milagrosamente. “- Vaya, parece que la cosa mejora”, decíamos. - “Está bajando”. Luego llegaba el martes y todo volvía al punto anterior o más arriba, así que aprendimos que los fines de semana “no se sabe” y no pasa nada.

Después llegaron también los “ajustes” de cifras: “- Ey, que lo hemos vuelto a mirar mejor y se nos habían traspapelado 1000 muertos”. Habrá que sumarlos al total. Eso sin tener en cuenta los que no metemos en el saco de la pandemia porque no les hemos hecho prueba y otra vez “no se sabe”.

A esto también nos acostumbramos. Uno se va haciendo a todo y ya nada parece igual de grave. La cifra que antes te escandalizaba ahora no suena tan terrible mientras la puedas escuchar desde la tele del bar de la esquina; tomándote un café y no encerrado en tu casa.

Además, ya tenemos la vacuna. Ha llegado la salvación que se nos irá proporcionando ordenadamente a cada uno “cuando toque”, nada de ponernos como locos a contratar sanitarios, veterinarios, odontólogos o a cualquiera que sepa cómo meterte una aguja en un brazo sin hacerte una avería. No, vamos a hacer esto con los de la gripe. Con los que ya les pagamos el sueldo y punto.

Y si la cosa se pone muy mal, pues se levanta el teléfono, y se pregunta: ¿Está el virus?, ¿se puede poner? Es que nos viene mal que nos infecte esta semana. ¿No podría dejarlo para la que viene?

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?