Domingo, 07 de Marzo de 2021

Otras localidades

Radar COVID

Fracasa RadarCovid, la aplicación del Gobierno para rastrear el coronavirus

Solo el 2% de los positivos en COVID-19 lo comunican a la app RadarCovid

Imagen de la app Radar Covid.

Imagen de la app Radar Covid. / EP

Desde que a mediados de septiembre empezó a funcionar RadarCovid, la aplicación diseñada por la Secretaría de Estado de Digitalización, en España se han producido más de 1.500.000 contagios, pero solo 32.000 positivos lo registraron en la aplicación: un 2% del total.

Las comunidades autónomas son las que tienen que solicitar los códigos para activar la aplicación, pero son los ciudadanos los que deciden voluntariamente si la introducen, una información que no queda registrada en el sistema de las consejerías.

RADAR COVID

Por qué la aplicación Radar COVID no está triunfando como debería

Estadísticas de la propia app

La Secretaría de Estado de Digitalización no ha querido comunicar el número de códigos solicitados por las comunidades autónomas, ni el número de positivos que lo han ingresado. La información la hemos extraído del apartado "estadísticas" de la propia aplicación.

La aplicación RadarCovid fue presentada en agosto como la gran solución a la falta de rastreadores del país, pero se ha quedado en nada. El propio Pedro Sánchez, reconoció hace unos días cuando hizo balance del año, que las descargas de la aplicación -seis millones y medio, en estos momentos- "no eran suficientes". Para poder trazar y seguir los focos de contagios y realizar rastreos de manera eficaz se necesitan, al menos, 9 millones de usuarios.

El problema del código

El problema no es solo que las descargas no alcancen al 20% de la población, que es el mínimo que se había propuesto la Secretaría de Estado, es que para que la aplicación funcione las personas contagiadas deben introducir un código que les da el servicio de salud de su comunidad que, previamente tiene que haber pedido a la Secretaría de estado de digitalización. Y aquí llega el primer escollo: cada comunidad utiliza un sistema diferente para entregar el código a los ciudadanos.

La Comunidad de Madrid los envía por SMS, sin más indicación, a los positivos que notifica Salud Pública utilizando el teléfono de contacto que consta en la tarjeta sanitaria. En esta comunidad la aplicación comenzó a funcionar a pleno rendimiento el 9 de octubre. Desde entonces se han producido 177.000 contagios y se han remitido 78.000 códigos. Con el mismo sistema, Castilla-La Mancha que ha enviado un total de 21.210 códigos frente a más de 79.000 contagios desde la puesta en marcha de la aplicación a mediados de septiembre.

Muy garantista

Como la aplicación es muy garantista, la administración, pese a administrar el código, desconoce si el positivo lo ha introducido o no en RadarCovid porque es un acto voluntario. La única referencia que tenemos en ese sentido es la información que aporta la propia aplicación en la pestaña "estadísticas". A día de hoy solo 32.000 positivos lo registraron. Un 2% del total de infectados desde su puesta en marcha.

En Andalucía solo solicitan, a la Secretaría de Estado, los códigos que los ciudadanos por iniciativa propia piden a su médico de Atención Primaria, 1.800 desde que empezó a funcionar la aplicación en esta comunidad a finales de agosto, frente a 266.740 contagios. Lo mismo hacen en Extremadura donde se han notificado 41.363 contagios desde la puesta en marcha de RadarCovid, frente a 152 códigos solicitados.

Entrevista de posibles contactos

En Galicia se lo han tomado más en serio. Según los datos que nos ha remitido la Consellería, entre el 1 de noviembre y el 31 de diciembre, entregaron los códigos de activación de RadarCovid a 26.800 pacientes que, en este caso, coinciden con los positivos notificados oficialmente al ministerio. Además, previamente, desde el Servicio Galego de Saude realizan al usuario una entrevista para localizar posibles contactos. Pese a todo, desde la puesta en marcha de la aplicación solo 395 personas han recibido una alerta en su móvil notificando que eran contactos de un positivo.

Situación similar, pero sin entrevista de por medio, en Euskadi, Castilla-La Mancha, Cantabria o Asturias donde la cantidad de códigos solicitados corresponde, prácticamente, con el número de positivos notificados, lo que vuelve a confirmar la poca utilidad de la aplicación en el rastreo de casos. Por ejemplo en Asturias, se han tramitado 19.510 códigos, pero solo 118 ciudadanos comunicaron a la consejería haber recibido algún tipo de alerta, en Cantabria 46 de 21.029 códigos enviados.

Cataluña fue la última comunidad que implantó la aplicación. Está operativa desde mediados de octubre y, según el departamento de Salut de la Gemeralitat, desde entonces se han pedido algo más más de 8.000 códigos. El Secretario de Salut Pública, Josep María Argimon, admitió –en una entrevista en la SER— que en Cataluña la aplicación se había retrasado por cuestiones políticas, pero añadió que él no había insistido en su uso porqué no la considera una herramienta útil, porque no permite seguir la trazabilidad de los nuevos contagios.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?