Viernes, 26 de Febrero de 2021

Otras localidades

La factura del COVID la pagan más las mujeres con más paro y más horas de trabajo no remuneradas

El retrato robot de quien está pagando esta crisis es ese: mujer y mayor de 50 años que lleva más de un año buscando ya empleo

El debate de los nuevos confinamientos dejan una cuestión general de la cuál es la factura económica que deja la pandemia. Los nuevos confinamientos dejan una cuestión general de cuál es la factura económica que deja la pandemia. Las primeras restricciones han dejado una conclusión muy clara: esas medidas las pagan sobre todo mujeres. Al contrario que la crisis anterior, en ésta, son las mujeres las más golpeadas en el mercado laboral.

Al contrario que la crisis de 2008, que sacudió a un sector muy masculinizado como el de la construcción, está sacudiendo más a turismo y hostelería donde las mujeres tienen más presencia. ¿El resultado? La pandemia ha sacudido más a las mujeres:

El paro ha subido más entre las mujeres que entre los hombres. Con los datos de paro de diciembre, al cierre de 2020, el paro entre las mujeres había aumentado en 389.912, 55.292 paradas más que parados.

Retrato robot de los que pagan la crisis

De hecho, el retrato robot de quien está pagando esta crisis es ese: mujer y mayor de 50 años que lleva más de un año buscando ya empleo. A fecha de hoy, un 36,5% de los parados son de larga duración y de esos 452.000 parados de larga duración: el 61,6% son mujeres y el 40,6% mayores de 50 años.

El saldo es todavía peor si se analizan los ERTE. En el último trimestre un 2,4% de los hombres estaban en ERTE frente al 3,2% de las mujeres, significativamente más, según los datos de FEDEA.

Trabajadores en ERTE. / CADENA SER

 Se preparan nuevas restricciones a la movilidad y se vuelven a hablar de confinamientos. También los confinamientos los pagan más las mujeres. Sobre todo los confinamientos los pagan más las mujeres, porque dentro de casa también las mujeres están teniendo que trabajar más.

El cuidados recae en las mujeres

Durante el confinamiento, las horas de cuidado de hijos han subido 5,5 horas para los hombres y 9 para las mujeres. Se ha abierto la brecha de cuidados. También han aumentado las horas de trabajo doméstico. Los hombres llegaron a sumar 10 horas semanales mientras las mujeres desempeñan 13 horas a la semana, según los datos de IPSOS.

En total, las horas totales de trabajo no remunerado recaen fundamentalmente en las mujeres. Las medidas de confinamiento las pagan las mujeres que terminan trabajando 9 horas más a la semana que los hombres. La brecha de género se ha agrandado con el COVID.

Horas de trabajo remunerado y no remunerado. / CADENA SER

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?