Jueves, 04 de Marzo de 2021

Otras localidades

'Doctor Sangre': de la I Guerra Mundial a la Guerra Civil española

Estuvo en todos los grande frentes de la primera mitad del siglo XX. Salvó miles de vidas y fue además uno de los grandes relatores de la guerra civil española y héroe en China donde aún hoy se le venera

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El doctor canadiense de nombre Norman Bethune, en España más conocido por el doctor Betún, Betune o doctor Sangre nació en marzo de 1890 en Gravenhurst, en la región de Muskoka , Ontario (Canadá). Espacios en invierno de suelos nevados y cielos estrellados. Y en primavera y verano un espectáculo para los sentidos. 

Marisa Calés, directora de la Fundación Canadá en España, cuenta que Norman Bethune, desde niño estuvo esquivando la muerte. La primera vez en el lago Muskoka, donde pudo morir con dos años.

Bethune empezó estudios de medicina en Toronto, que los terminaría tras varios parones. Primero los interrumpió en 1911 para ser maestro de alfabetización en campamentos mineros y madereros en Ontario. Y poco después volvió a aparcar los estudios en 1914 para irse de camillero voluntario a Europa, al frente de Ypres en Bélgica, en plena invasión alemana durante la I Guerra Mundial

Y en este frente, hoy visitable, estuvo Norman Bethune, un hombre comprometido que se la jugaba siempre. De Bélgica salió herido de metralla, salvó el pellejo de milagro, y volvió  a Toronto para terminar la carrera de medicina. Más tarde, se alistó en la Royal Navy de vuelta a la guerra. En 1929 gasta su tercera vida, casi se lo lleva por delante una tuberculosis. .

Tras superar la enfermedad, es nombrado Cirujano jefe del Hospital Royal Victoria de Montreal donde maneja como nadie una tijera que lleva su nombre, la tijera de costilla Bethune (la Bethune Rib Shears). Pero lo que realmente le gustaba en plena gran depresión es la medicina social y en 1935 se va a la Rusia soviética a conocer su sistema sanitario. Dicen que se empapó bien, pero, sobre todo, se pateó Moscú, el Moscú de los años 30. "Disfrutó del teatro Bolshói, se alojó posiblemente en el Hotel Metropol, visitó el Kremlin que ya existía y el mausoléo de Lenin", señala Marlene Rodríguez, Directora de la Oficina de turismo de Rusia en España.

Norman Bethune llega a España invitado por la Comisión de Ayuda a la democracia Española el 3 de noviembrede 1936 liderando la Unidad Médica de Canadá. Aquí se le conoció como el doctor sangre porque en el tiempo que estuvo aquí revolucionó el ámbito de las transfusiones de sangre. Primero creó una red de donantes para donar directamente a los heridos in situ, hasta que ideó el sistema para que se pudiera donar sin el donante presente.

José Luis Moreno "Gorry", experto en todos los frentes madrileños de la guerra civil señala que este primera transfusión sin donante presente se hizo en la Casa de Campo de Madrid. También, Norman Bethune montó el centro de tranfusiones en una planta del número 36 de la calla Príncipe de Vegara, en el cogollo del barrio de Salamanca porque allí no caían bombas . 

Cada lugar tiene su historia o historias en plural. Pero la que se hizo famosa de verdad en esa época fue la ambulancia de Norman Bethune. En el otoño del 36 y el invierno del 37, "la rubia" de Bethune era la más deseada y se recorrió varios de los frentes de guerra.

Su siguiente destino fue la que en febrero de 1937 se convirtió en la carretera de la muerte. La que une por una acantilada costa Málaga con Almería. Málaga fue ocupada por tropas de Franco y la población civil, familias enteras, huyeron por esa carretera buscando la zona republicana de Almería. Fue la mayor masacre de la Guerra Civil. Les ametrallaban desde tierra, mar y aire. Aquel episodio se conoció históricamente como La desbandá. Norman Bethune, la rubia y su equipo se dejaron la piel para salvar a cientos y miles de personas.

Pero Norman Bethune no sólo salvaba vidas, sino que además lo fotografiaba y dejaba su testimonio. Con la documentación recopilada, se fue a Canadá a contar la masacre dejándola por escrito y todo ese material lo descubrió recientemente Jesús Majada. Se hizo una exposición y se acaba de publicar un libro titulado Las fotografías de la desbandá, que es otra forma de viajar la historia de un paisaje que hoy ya es muy diferente.

En aquel febrero del 37 diluvió en la zona. La zona de Motril en Granada estaba inundada y Norman Bethune montó su hospital de campaña en Castell de Ferro (Granada) y desde allí iba transportando personas hasta Almería en su ambulancia, recorriendo un tramo de la costa que, evidentemente, también es idílico. Javier Romero de SER Almería

Finalmente, Norman se fue de España, con cierto desencanto por la anarquía que reinaba en el bando republicano. Volvió a Canadá relatar lo que ocurría en España y pedir ayuda. Y cuando estalla del conflicto entre China y Japón se va a China. Llegó allí en 1938 y se une a los comunistas chinos liderados por Mao Zedong. Formó a médicos y enfermeros, curó en el frente a quien lo necesitaba, aunque fuera un japonés y allí agotó su séptima vida de gato y murió, como un héroe, pero de la forma más tonta: al operar a un herido sin guantes. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?