Lunes, 01 de Marzo de 2021

Otras localidades

Coronavirus Covid-19

¿Tiene sentido un 'pasaporte' de vacunación con las vacunas que ya tenemos? La opinión de tres expertos

¿Se puede crear un pasaporte de vacunación que permita viajar sin restricciones a las personas que ya estén inmunizadas? ¿Qué ventajas y riesgos conlleva y, sobre todo, esta posibilidad no plantea una franca desigualdad entre los individuos? En 'Hora 25' lo hemos tratado con varios expertos

La idea de este pasaporte de vacunación la pone sobre la mesa Grecia, que en una carta enviada a la presidenta de la Comisión Europea y a los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea adjunta un borrador de cómo podría ser ese certificado. Es básicamente, un folio. En el centro pone en grande: certificado de vacunación contra el SARS-Cov-2 y debajo hay un formulario en el que aparecen, por un lado, datos personales de la persona que se ha vacunado (nombre y apellidos, fecha de nacimiento, número de la seguridad social) y por otro, datos de la vacuna que se ha recibido: fabricante, número de lote y fecha en que se administró la primera y segunda dosis. Y para verificar que el documento es real, en la esquina superior derecha tiene un código QR y un también un número de identificación que remite a una página del Gobierno.

Ante las dudas legales y éticas hemos decidido acudir a los expertos. Entre ellos está Alfredo Corell, miembro de la Sociedad Española de Inmunología, Itziar de Lecuona subdirectora del observatorio de bioética y derecho de la Universidad de Barcelona e Íñigo de Miguel, especialista en derecho y ética en grandes crisis. 

Realmente lo que se pretende evitar es que se tenga un pasaporte, de ahí el nombre de certificado. En la Comisión defienden este nombre precisamente para evitar que un pasaporte sea el único documento válido para entrar o salir en un país. El debate está, sobre todo, en el nombre, pero también si es posible que sea igual de válido que una prueba PCR, que es lo que se exige ahora en muchos países europeos. 

Sobre la inmunidad natural, los estudios más recientes la cifran en ocho meses. Un 95% de las personas que han pasado la infección tiene anticuerpos contra el coronavirus. Y la vacuna es posible que consiga una duración similar, pero todavía no lo sabemos, nos explica Corell. Lo cierto es que hay factores personales, como la edad, que afecta a la inmunidad: las personas mayores son menos inmunes. También la genética. "Justamente las dos vacunas que están en circulación tienen como deber pendiente si pueden contagiar o no una vez contagiados", explica el inmunólogo. "No va a desarrollar una infección grave, pero no podemos asegurar al 100% que no vaya a transmitir el virus", explica. Sobre el pasaporte de vacunación considera que es todavía precipitado. 

"Si estamos hablando de un certificado de vacunación, tiene muy poco sentido. Si es algo parecido a lo que está haciendo Israel está bien", dice por su parte Íñigo de Miguel. Él considera que el único dato que debe tener este pasaporte es precisamente tenerlo, acreditar que no puede transmitir el coronavirus. Es algo diferente a estar vacunado porque puedes haberte puesto la vacuna, pero contagiar. 

Itziar de Lecuona considera que lo importante es el cómo y el tratamiento de los datos. "Yo soy contraria a adoptar medidas que impliquen restricciones de libertad y uso inadecuado de los datos personales, hay que ver cómo se están llevando los registros de los vacunados", explica. De Miguel entiende que "es normal no tener acceso a determinados sitios" si uno está contagiado, el problema, de nuevo, es el tratamiento de los datos y su certificación. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?