Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

Patrimonio artístico

Los rótulos de nuestra vida

La Red Ibérica en Defensa del Patrimonio Gráfico rescata letreros por toda España para reivindicar su valor histórico

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

¿Qué es el patrimonio? ¿Es tan importante conservar un edificio de arquitectura barroca como el rótulo de la Mercería Manoli? ¿No debe el valor patrimonial construirse de forma colectiva? Son algunas de las preguntas que la Red Ibérica en Defensa del Patrimonio Gráfico queire poner sobre la mesa.

Formada por colectivos afines repartidos por toda España, la red tiene por objetivo preseservar y reivindicar letreros comerciales que durante décadas han formado parte de la imagen de todas las ciudades. “La historia de la estética es el envoltorio emocional de un país”, asegura Alberto Graco, miembro de esta red de rescatadores de rótulos. Sostiene que poner en valor el patrimonio gráfico "es una manera de proteger la ciudad y puede ser efectivo para luchar contra la especulación, la turistización y contra el hecho de que todas las ciudades del mundo se parezcan tanto entre ellas".

El escenario ideal para los miembros de la red sería conseguir proteger al máximo los letreros. Es decir, que, aunque un local tradicional cerrara sus puertas porque lo comprara una super cadena de restauración, el rótulo se preservara en honor a lo que fue ese lugar. Sin embargo, lo más habitual es que eso no pase. Es entonces cuando intentan hacerse con el letrero en cuestión para que no acabe en un vertedero. Así han llegado a acumular más de 150 en una nave industrial en Santa Cruz de la Zarza (Toledo). Esta colección, sumadas a las que hay en Lisboa, Santander, Sevilla o Jaén, "son mucho más potentes en conjunto que como un rótulo suelto". Y, en este sentido, el objetivo final es que algún día se puedan mostrar en un museo.

Pero, ¿por qué es necesario recuperar un letrero roñoso de metacrilato que lleva 60 años en la puerta de un bar? "El rótulo feo es más eficaz para proteger la ciudad y construirla desde abajo que ponernos a defender los grandes monumentos. El rótulo de plastiquillo, que no tiene el valor del hierro o el neón, son las que más le gustan a la gente", explica Graco, que ensalza el "valor económico y social" que tiene implicar a los vecinos –o al tendero que va a tirar el rótulo de su tienda– en la conservación de un patrimonio que, por su perduración, nos explica y nos pertenece a todos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?