Jueves, 06 de Mayo de 2021

Otras localidades

El mito de las privatización: cuando remunicipalizar es más eficiente para los servicios públicos

¿Es lo privado más eficiente en la gestión de lo público? ¿Sirve siempre la externalización y, sobre todo, tiene sentido en un contexto de bajísimos recursos públicos? Huesca es una de las ciudades españolas que ha recuperado la gestión de los residuos para las manos públicas. Lo cierto es que no solo se estima que es más rentable, sino que se ha duplicado el sueldo de sus trabajadores

En las últimas décadas, el sector público se ha ido agrietando en muchos niveles. Desde el más alto hasta lo más bajo de la pirámide. Y ahí vamos a detenernos en este tramo de radio: en la gestión directa de los servicios básicos en los municipios. Porque después de años de barra libre para las manos privadas, últimamente muchos ayuntamientos han iniciado un proceso de remunicipalización de servicios como el agua, la recogida de basuras o la jardinería urbana. Detrás de todo esto hay dos modelos y la pregunta es: ¿cuál es más barato y eficiente?

 Los obstáculos

Hemos hablado con Luis Felipe Serrate, alcalde de Huesca, que reconoce que lo público no tiene por qué ser más caro que lo privado y señala que "ha cuajado" esa idea en parte por las leyes de Cristobal Montoro, exministro de Economía que impuso un estricto control del gasto público en los presupuestos generales.

Hay una creencia de que lo público es más caro y menos eficiente. Bueno, pues en Huesca no es así. Ha cuajado el dogma de que lo privado es más eficiente. Con la famosa ley de Montoro se hizo ver que lo mejor era lo privado. Los servicios esenciales es bueno que se gestionen desde lo público, de manera eficaz y también por qué no, desde la justicia social.

El ayuntamiento lo hace a través de un consorcio y a través de una empresa propia. Esta empresa, el coste no va a manos privadas, va a mejorar las retribuciones de los trabajadores y el servicio. Esta es la diferencia entre lo público y lo privado. Huesca es una ciudad que está limpia. Las encomiendas que he ido haciendo ha permitido que los trabajadores hayan realizado esta limpieza.

La eficiencia de los servicios en el día a día de la ciudad es más que manifiesta. Los recursos son los mismos, son unos 250-260 trabajadores. Requiere personal y con todo eso estamos demostrando que es más eficiente de menor coste y de mejores condiciones laborales lo público que lo privado.

En la última década se han recuperado un centenar de servicios públicos en casi 70 municipios de todo el país, según el balance estatal de la plataforma por la Remunicipalización de Madrid de 2019. El pico está en el año 2016, después 2017 y 2018, los años posteriores a la llegada a muchos consistorios de partidos municipalistas, los que llamados "ayuntamientos del cambio". Barcelona es el municipio que más servicios públicos ha recuperado: el servicio de atención a mujeres de las oficinas de atención a la vivienda, la gestión del servicio de mantenimiento y poda del arbolado o la creación de la empresa pública Barcelona Energía que abastece de electricidad a decenas de miles de vecinos.

También Madrid, en los años de Carmena, se lanzó a este proceso, con BiciMad y el teleférico. Cadiz, en 2017 remunicipalizó servicios en sus playas, en Zaragoza en 2018 se recuperó el servicio de atención al ciudadano, Oviedo ha devuelto a lo público el servicio de recaudación de impuestos o la localidad de Alzira, que ha recuperado incluso la gestión pública de un hospital. En muchos municipios se han recuperado servicios que llevaban más de 20 años en manos privadas, esto ocurre sobre todo con el abastecimiento de agua. Valladolid es el ejemplo más claro. En numerosos procesos, el camino se topa con los tribunales, que o bien encallan o bien dan luz verde a la remunicipalización.

Los economistas responden

"Las experiencias empíricas en España y otros países dicen que esto es más barato, en un servicio privado tienes que remunerar a los accionistas, mientras que en lo público va a los trabajadores (...) Es la gran diferencia entre lo público y lo privado, normalmente cuando se privatiza un servicio lo que se tiende es al oligopolio y el encarecimiento de los servicios públicos", explica Alejandro Inurrieta, economista. Además pone como ejemplo la ciudad de Gijón, donde la mayor parte de los servicios públicos están en manos públicas y la mayoría son "superavitarios", es decir, generan más beneficio que gasto para la administración.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?