Miércoles, 21 de Abril de 2021

Otras localidades

COVID

Las precarias del coronavirus: 9 científicas sin contrato fijo analizan el 60% de las nuevas variantes

Su responsable, Llucía Martínez, cree que son un buen ejemplo de la situación de la ciencia en España: "La ciencia no ha importado y nadie se ha preocupado de dar estabilidad a la ciencia"

Nueve científicos sin contrato fijo analizan las muestras que controlan la expansión de variantes de la COVID en España.

Nueve científicos sin contrato fijo analizan las muestras que controlan la expansión de variantes de la COVID en España. / FABIO MOTTA (EFE)

Nueve científicas, todas mujeres, algunas investigadoras y otras técnicos de laboratorio, son las encargadas en España de una labor fundamental: hacer más de la mitad de análisis de ADN de coronavirus para controlar la expansión de variantes como la británica o la sudafricana. Ninguna de ellas tiene contrato fijo. Su responsable, Llucía Martínez, cree que son un buen ejemplo de la situación de la ciencia en España: "La ciencia no ha importado, nadie se ha preocupado de dar estabilidad a este tipo de servicios, de dar estabilidad a la ciencia, de dotarla realmente con energía, con personal indefinido... No hablamos de funcionarios sino de un contrato laboral normal. Funcionamos de forma totalmente precaria".

Martínez y sus compañeras trabajan en la Fundación Fisabio que tiene sede en la Comunidad Valenciana. Allí se secuencian ahora mismo el 60% de las muestras de coronavirus que se analizan en España. Lo llevan haciendo desde el inicio de la pandemia: "Éramos conscientes de la importancia de secuenciar las muestras positivas que nos llegaban de hospitales de toda España. Era importante el saber el genoma de estos virus para ver los posibles cambios que fueran presentando. Esto ahora se ha visto que es de interés con la aparición de las nuevas variantes".

Llucía Martínez ha lamentado en el programa Hora 14 con José Antonio Marcos que "ni siquiera" son personal funcionario, no se puede incorporar a nuevas personas indefinidas y la situación está igual que hace diez años pero ahora vivimos en plena pandemia de COVID-19

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Trazabilidad de los virus

Con la vacunación esta tarea de "vigilancia genómica" adquiere aún más relevancia: "Vamos a empezar a ver la aparición de más variantes cuando se aplique una presión de selección al virus con las vacunas. Cuanta mayor cantidad de gente esté vacunada el virus va a intentar cambiar, como hacen los virus, para intentar escapar un poco".

"En principio esto - la vigilancia genómica - lo hacíamos dentro de un proyecto de investigación que es el proyecto SECOVID, dirigido por el investigador Iñaki Comas del instituto de Biomedicina de Valencia", explica. "Nuestra función no era tanto ver cómo cambiaba el virus en tiempo real sino observar cómo iba evolucionando la pandemia en nuestro país en cuanto a qué variantes del virus circulaban. Con la vigilancia epidemiológica también se puede intentar seguir un poco el virus en el tiempo y en el espacio. No ver sólo como cambia sino, al ver el número de cambios que va a acumulando, podemos ver si una infección proviene de una persona o proviene de otra. Podemos hacer esta trazabilidad, que hacen los rastreadores, a nivel genómico. De hecho, es un método muy fiable".

Llucía Martínez , que reivindica ahora más que nunca la importancia de su labor, lamenta las condiciones laborales que sufren: "Ninguna de las personas que se encuentran trabajando actualmente en el servicio de secuenciación de FISABIO, y que están ocupándose de esa vigilancia epidemiológica, tiene un contrato indefinido. Cuando, en principio, se supondría que las tareas de secuenciación o un servicio tecnológico de una fundación debían ser funciones estructurales en cuanto a indefinidas". Ni siquiera ella, que es la responsable y lleva 10 años trabajando en el departamento, tiene la estabilidad que debería: "La situación es que hay personas que se encuentran en la situación de contratos excedidos, contratos que en un principio eran por obra y servicio y que fueron excedidos más allá de los tres años regulados. Han tenido que denunciar para reclamar que se conviertan sus contratos en indefinidos y aun así la justicia no nos ha concedido un indefinido fijo como tal sino que nos ha asimilado a los que serían trabajadores públicos funcionarios. Nos ha concedido una categoría de indefinido no fijo".

Para conseguir un contrato fijo tendrían que pasar una oposición: "En un sector como en el de la ciencia este concurso oposición seria de muy dudosa eficacia porque, al final, lo que quieres comprobar es que la persona que está en el puesto sea la persona con mayores aptitudes, cosa que todo el personal del servicio de secuenciación de Fisabio ha demostrado". La situación de la mayoría de las trabajadoras es aún más precaria: "La mayor parte del personal se encuentra con contratos de obra y servicio de duración limitada asociados a proyectos de investigación. Evidentemente esta situación, si bien es legal porque los proyectos de investigación existen y hacemos lo posible para disponer de ellos y poder contratar a personal, no se corresponde a las necesidades de un servicio de estas características que debería contar con personal estructural".

"Es un problema de políticas, de altas esferas"

Para esta científica la explicación a la situación que viven trasciende a la fundación para la que trabajan - de hecho cree que la gerencia hace todo lo que puede- lo que no funciona, afirma sin dudar, es el sistema: "Esto es un problema de base, es un problema de políticas, es un problema de altas esfera. La precariedad en la ciencia es sistémica y lo es por un tema tanto de presupuestos como de normativa". Martínez no oculta su frustración : "Al final nos vemos regidos toda la parte de investigación por la misma normativa que afecta a toda la función pública cuando nuestra propia idiosincrasia debería hacer que todo esto fuera un poco más flexible. Tendrían que permitirse contrataciones de personas directamente porque cuando quieres contratar a un investigador de renombre quieres contratar a ese investigador y no le puedes hacer pasar un concurso oposición. La normativa no se ha modificado porque no ha habido presión de ninguna parte. Los sindicatos nos tratan como personal público normal. Quieren encaje para todos, no nos permiten esta singularidad, y a los Gobiernos nos les interesamos".

En algunas de sus últimas comparecencias el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha presumido de la capacidad de secuenciación de coronavirus que tiene España. "Actualmente España es el tercer país de Europa y el sexto del mundo en número secuenciaciones y esto no es una medallita que se pueda poner nadie digamos a nivel político", replica Martínez. "Es el resultado de una inversión del Instituto de Salud Carlos III, que financió el proyecto SECOVID, y sobre todo del trabajo personal e innovador del investigador del instituto de biomedicina de Valencia Iñaki Comas y del catedrático Fernado González Candelas de la universidad de Valencia".

"Estamos en un zulo"

La responsable de la mayoría de estas secuenciaciones de las que presume Sánchez cree que, a pesar de esos elogios en público, no se pone en suficiente valor su trabajo: "En Fisabio nos gustaría haber recibido un apoyo de conselleria. Estabilizar al personal. Reconocerlo. Incluso a nivel de espacio: nosotros estamos en un zulo. Estamos en un área de investigación en unos laboratorios como podemos y aun así se está haciendo el trabajo que se está haciendo". Y añade: "si tenemos alguna salida a esta pandemia ha sido gracias a la ciencia , gracias al trabajo de la gente que ha hecho horas como locos, que está en situación precaria, que no cobra lo que debería de cobrar, que no tiene nada de lo que se supone que debería tener después de tantos años de formación y aún así se ha dado de forma totalmente de forma totalmente desinteresada a intentar sacar esta vacuna en tiempo récord y a tratar de investigar".

Tampoco oculta su poca fe en que la situación vaya a cambiar a corto plazo: "Los políticos lo único que hacen es hablar y no hacen nada. La solución a esto pasa por una normativa que aprecie la singularidad de la ciencia, que permita flexibilidad en la contratación, evidentemente por más dotación económica... Actualmente no tenemos nada y no tenemos visos de tener nada. Porque todo lo que se anuncia llegará dentro de muchos años".

"No existimos, realmente esa es la respuesta"

Su falta de confianza se basa, en parte, en la experiencia de este último año: "No se nos ha ofrecido nada. Justo hoy lo comentaba con la gente del equipo de secuenciación: ellos durante el confinamiento vinieron, hicieron tardes, hicieron horarios muy largos de los que ni cobraron horas extras ni se les consideró no porque no lo haga la fundación sino porque no existe normativa, porque no existe esta singularidad. No existimos, realmente esa es la respuesta. No existimos más allá que cuatro noticias. Nadie, nadie, nadie pone una solución rápida, que además no tendría un coste muy elevado porque no somos un colectivo para nada numeroso. Nadie ha hecho nada".

Otra queja - recurrente entre quienes se dedican a la investigación - es la burocracia: "Nos tienen ahogados. Nos tienen prácticamente enterrados en papel porque hay una desconfianza total sobre el sistema, sobre cómo funciona. Por ejemplo: no puedes comprar unas pilas de un aparato porque se considera que eso es un mantenimiento y que el mantenimiento va aparte de la dotación que se ha hecho para investigación", cuenta con desesperación. "Que se tenga que justificar la compra de un ordenador que te tarda un año en llegar o que las licitaciones sean tan largas y tan complejas que encima que tienes que hacer con personal tan reducido. Así no se puede investigar", sentencia.

El Ministerio de Ciencia, a través de un portavoz, responde que, tras años de recortes, el presupuesto para este año se ha incrementado un 60% hasta los 1.200 millones de euros y que hay una ley en tramitación que esperan que esté funcionando a final de año y con la que se pretende dar más facilidades a la investigación.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?