, 01 de de 2021

Otras localidades

¿Alguien tiene un plan?

"Resulta incomprensible que nadie, absolutamente nadie, haya propuesto todavía un gran acuerdo de reconstrucción económica y social de Catalunya para el día después de las elecciones", la opinión de Carles Francino

Dentro de una semana, es muy posible que a esta hora estemos haciendo cábalas sobre quién y cómo gobernará Catalunya. Aunque me temo que después de los años de montaña rusa definidos como “procés” nadie puede saber gran cosa, y menos a la vista de cómo discurre la campaña electoral, con vetos cruzados y con hipérboles para todos los gustos. Alguien pensará: “Bueno, eso es lo normal de una campaña”. Sí, lo malo es que en el caso de Catalunya -aunque es algo que también podríamos aplicar a la política española a escala nacional- lo malo es que funciona un mecanismo de no reconocimiento del adversario, de negación, que hace imposible romper la dinámica de bloques; el conmigo o contra mí. Y por tanto imposibles los acuerdos transversales. Pero creo, sinceramente, que no podemos permitirnos ese lujo y que la pandemia no puede ser un tema más de la campaña; es el tema.

Y por eso resulta incomprensible -o al menos yo no lo entiendo- que nadie, absolutamente nadie, haya propuesto todavía un gran acuerdo de reconstrucción económica y social de Catalunya para el día después de las elecciones. No me entra en la cabeza, de verdad. Y no estoy sugiriendo ningún gobierno de unidad, como el que está negociando en Italia. No, digo un gran acuerdo nacional para resucitar al país después del covid. Un acuerdo impulsado por el gobierno, lo forme quien pueda formarlo finalmente, en el que estén implicados también los partidos, las patronales, los sindicatos, las universidades, las entidades culturales, las sociales, las científicas, las ONG, instituciones de todo tipo… Porque esa es la mejor y seguramente la única manera de salir de este agujero de la pandemia con un cierto control de daños.

Si, por el contrario, se impone -como parece hasta ahora- el relato tribal y sectario, iremos agrandando otro agujero aún más peligroso: el del descrédito de la política. Y ese es un virus -ya deberíamos saberlo- extremadamente letal para cualquier democracia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?