Miércoles, 03 de Marzo de 2021

Otras localidades

Diluvio universal

El deshielo de la cuarta y última glaciación (Wurm) empezó hace 20.000 años con subida paulatina de las temperaturas y el nivel de los mares, con dos excepciones

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Una de ellas fue el Dryas joven, hará unos 12.800 años, a causa de un meteoro o cometa fragmentado que cayó sobre el planeta, lo que provocó una inundación de agua helada que entró en el Atlántico Norte de manera repentina e interrumpió la circulación oceánica. Las temperaturas vuelven a bajar de forma abrupta de manera global y ese periodo dura unos 1.300 años. Hay un aumento dramático del nivel del mar destruyendo todos los pueblos y ciudades costeras. Una mini Edad de Hielo que extinguió mucha vida terrestre, aérea y marítima. Pero hace 11.600 años algo volvió a pasar porque las temperaturas empezaron a subir con una velocidad trepidante: unos 15º en tan solo 10 años. Algo insólito. Y la temperatura se estabiliza hasta hoy. Para que eso ocurriera, tuvo que llover torrencialmente durante muchos días. Lo que permitió que los cazadores recolectores nómadas dieran paso a los agricultores sedentarios. Varios mitos hacen referencia a esa época convulsa de distintas maneras. Es la Edad de Oro (para los griegos) y Satya Yuga (para los hindúes). Graham Hanckock, en su libro Los magos de los dioses (2016), plantea la seria posibilidad de que se produjera un enorme episodio olvidado en la historia humana y sugiere que hace 12.000 años aproximadamente aconteció un cataclismo global conectado con el final de la última Edad de Hielo, que habría eliminado una gran civilización de la memoria, dejando algunos rastros. ¿Pero ese Diluvio ocurrió en esa fecha o en una posterior? ¿Hubo uno o varios diluvios?

En la ciudad de Ur de Caldea, al sur de Babilonia, el arqueólogo Leonard Wooley, entre los años 1922 y 1929, además de encontrar las tumbas reales de Ur, encontró un gran depósito aluvial de arcilla, datado entre 4000 y 3500 a.C. Según sus propias palabras, aquel depósito se formó súbitamente a consecuencia de la crecida catastrófica del río Éufrates que inundó los territorios agrícolas de la región y exterminó a prácticamente todos sus habitantes. Si Woolley tenía razón, acababa de demostrar que el Diluvio universal descrito en el libro del Génesis no era una mera leyenda, como creía la mayor parte de la comunidad científica laica, sino un episodio histórico verificado por la arqueología.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?