Viernes, 03 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Un Libro Una Hora

'Sonata de primavera', la cumbre de la prosa modernista

Una obra llena de humor, de dramatismo, de pasión, de amor, de sensibilidad y de erotismo

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Ramón María del Valle-Inclán nació en Villanueva de Arosa, provincia de Pontevedra, en 1866, y murió en Santiago de Compostela, en 1936. 70 años de vida fructífera, dedicada con exclusivo empeño a la literatura.

Como ha dicho Pere Gimferrer, constituye, al menos en España, "el gozne en el que se produce el quiebro o cambio de óptica que separa a la narrativa clásica —cuyos últimos representantes son Galdós y Clarín— de la narrativa contemporánea".

Es el autor de 'Luces de Bohemia' que ya os hemos contado en 'Un libro una hora', 'Divinas palabras', 'Martes de Carnaval', 'Tirano Banderas', del ciclo de 'Las Guerra Carlista' o de 'El ruedo ibérico'. Las 'Sonatas' son un goce de principio a fin. 'Sonata de Primavera' se publicó en 1904. Está llena de humor, de dramatismo, de pasión, de amor, de sensibilidad y de erotismo.

Escándalo por lo que se contaba y deslumbramiento por la lengua empleada

Lo que hoy resulta de una claridad deslumbrante es la conmoción, la zozobra que el lector aficionado a leer novelas ('Pepita Jiménez', 'Sotileza', 'Los Pazos de Ulloa', 'Peñas arriba', etc.) debió de sentir al tener en sus manos las memorias del Marqués de Bradomín. Un escalofrío de escándalo, a la vez que una hoguera de luces, resonancias, perfumes, estratos superiores de vida. Escándalo por lo que se contaba y deslumbramiento por la lengua empleada. De una u otra manera, la prosa española inauguraba el siglo XX con prodigiosa andadura. Algo que no tenía semejante desde los siglos clásicos.

El Imparcial, periódico dirigido por Ortega Munilla, publicaba un suplemento literario que alcanzó notorio prestigio: 'Los Lunes de El Imparcial'. En estas páginas, Ramón del Valle-Inclán aparece con frecuencia. También en esas páginas se asomó al mundo el Marqués de Bradomín. Allí salió por vez primera la que, en 1902, sería 'Sonata de otoño'.

A este libro suceden las demás 'Sonatas': en 1903, 'Estío'; en 1904, 'Primavera'; y en 1905, 'Invierno'. La juventud audaz, provocativa, se equipara a la primavera; la madurez, al estío, el otoño nos evoca la nostalgia, la tristeza comprensiva, y, finalmente, el invierno nos acosa con la presencia de la caducidad, la ruina insoslayable, la muerte próxima.

Las 'Sonatas' se nos presentan como un cuerpo fragmentario de memorias. Valle-Inclán explica: "Estas páginas son un fragmento de las 'Memorias amables' que ya muy viejo empezó a escribir en la emigración el Marqués de Bradomín. Un Don Juan admirable. ¡El más admirable tal vez! Era feo, católico y sentimental".

La exhibición de lo sexual es constante

Lo que las memorias tienen de crónica impasible, documental, Valle nos lo da reducido a una mirada cariñosa hacia el pasado, orillada de nostálgica ternura. La vejez, la emigración, el recuerdo sensual contribuyen a inundar de estremecimientos poéticos la narración. El tono elegíaco y lo fragmentario separan nítidamente a nuestras novelitas de las novelas anteriores.

La exhibición de lo sexual es constante. Cualidad que se reitera a lo largo de las páginas al lado de la insistente manifestación de un prurito de aristocracia, de abolengo, de apellidos linajudos. Y como acorde a estos prejuicios de sangre, se luce, a cada paso, el coraje, la valentía. El Marqués de Bradomín, el más admirable de los donjuanes, es, por lo menos, el más correctamente construido y sometido a unos cánones que, bordeando el mito, le superan. Satanás, lo satánico, acecha todo el comportamiento del Marqués, que, en alguna ocasión, llegará a ser identificado con el mismo demonio. En este punto hemos de colocar la estrecha vecindad, en el mismo individuo, del mal y de la conciencia religiosa.

En solo diez años, los que van de 1892 (fecha a la que se remontan los primeros esbozos de 'Femeninas', el primer libro de Valle) a 1902 (fecha de la primera edición de 'Sonata de otoño', con la que se inauguró el ciclo de las 'Sonatas'), Valle se adueña de una prosa iridiscente, musical, lujosa, crepitante, inundada de sensualidad y de nihilismo aristocrático. Una prosa lírica y suntuosa, transida siempre de un humor tenue pero persistente, que resiste la comparación con la de los grandes nombres del tardorromanticismo, del simbolismo, del decadentismo europeos, entre los que se cuentan algunos de sus "maestros" declarados. A lo largo de toda una década, Valle ensaya y pule esa prosa hasta dar con la fórmula rotunda de las 'Sonatas' —publicadas entre 1902 y 1905—, cumbre insuperada de la prosa modernista en lengua española.

No es raro que Ligura nos evoque, aquí y allá, la presencia de la Galicia familiar, y lo hace con tintas de acusados rasgo . Así la Compostela que se adivina bajo los chubascos de 'Sonata de primavera', con sus arcos románicos y sus campanadas catedralicias. Incluso en el entierro del Cardenal Gaetani. Y en tantas cosas y lugares más.

Pero, en materia de paisajismo, hay que destacar muy vivamente que no se trata de una empresa descripcionista, de carácter casi fotográfico. Cuando Bradomín se acerca a Ligura los adjetivos que retratan la ciudad creciente en la luz matinal nos dicen, al acumularse sobre el caserío, a la manera de pinceladas impresionistas, el rasgo inconfundible de una forma de vida, de unos prejuicios acariciados, incluso de una suerte característica de hablar: arcaísmos, aristocracia, religiosidad, quizá pacatería. Ciudad recoleta, monacal, donde la vida es lenta, patriarcal, acogida al prestigio de algunas familias y de muchas casas de oración.

Este artículo es un extracto, en su mayor parte, del estudio preliminar de Alonso Zamora Vicente, de la edición de Debolsillo, primer volumen en sus obras completas, titulado 'Sonatas', que incluye 'De Femeninas', 'Corte de amor', las 'Sonatas', 'Jardín umbrío' y 'Flor de Santidad' en una edición establecida y presentada por Ignacio Echevarría.

Los últimos audios de Un Libro Una Hora

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?