Domingo, 11 de Abril de 2021

Otras localidades

¿Tiene España un problema real con la libertad de expresión?

Tras el caso de Pablo Hasél valoramos la situación de la libertad de expresión en España con la ONG que la sitúa como el país con más artistas en prisión del mundo

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

La organización consultora de la ONU 'Freemuse' sitúa a España como el país con más artistas encarcelados de todo el mundo. Tenía 14 artistas procesados en 2019, situándose por encima de países como Irán, con 13 o Turquía, con 9.

Estos datos son reflejo de un marco legal que condiciona el procesamiento de estos artistas. En el caso de España, la llamada ley mordaza es una de las razones. Pero también existen preceptos penales como el 578 que habla del enaltecimiento al terrorismo o el 490 que hace referencia a las injurias a la corona, ambos ahora a debate por el caso del rapero Pablo Hasél, según explica Alberto González Pulido, experto en derecho de cultura y libertad de expresión y coordinador en España de la ONG 'Freemuse'.

“Es un tema complejo que toca muchas sensibilidades”, valora el experto. A raíz del encarcelamiento de Hasél que ha dado pie a varios días de protestas y disturbios en España, se ha puesto sobre la mesa la despenalización de las críticas a la corona. Sin embargo, hay otro aspecto más importante en las letras del rapero, en las que llama a poner bombas o disparar a políticos, que fácilmente pueden interpretarse como enaltecimiento del terrorismo.

Si bien el Tribunal Europeo de Derechos Humanos dice que el uso de leyes con el efecto de impedir críticas legítimas a un Gobierno o cargos públicos viola el derecho a la libertad de expresión, la dificultad está en determinar cuáles son esas críticas legítimas, sostiene el experto. “Decir que le vas a pegar un tiro a alguien no es una crítica legítima”.

Aunque González cree que en el caso de Hasél sí hay un enaltecimiento del terrorismo, señala que hay otros muchos casos como el de César Strawsberry, el colectivo La Insurgencia o Valtonyc. Por eso dice que “el problema es la definición de terrorismo y el uso partidista que se le ha dado a esa definición”.

Para González, la definición de terrorismo en el código penal es susceptible a interpretación y la judicatura española tiene “una marcada tendencia porque tenemos un pasado muy doloroso con el terrorismo”. Además, la tendencia mundial es la de endurecer las penas relacionadas con el terrorismo. Pero el experto asegura que “la doble vara de medir” partidista es la causante de la polémica, poniendo como ejemplo que las marchas fascistas no sean consideradas enaltecimiento del terrorismo cuando otras cosas sí lo son.

La pregunta que debería estar a debate, no solo a nivel político sino a nivel social, en opinión de Alberto González, es si debe imperar la seguridad ante la libertad para asegurar nuestra forma de vida y proteger nuestros valores como sociedad.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?