Jueves, 25 de Febrero de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine

Dani de la Orden: "No tengo ni puta idea de qué son las nuevas masculinidades"

El director estrena en Netflix 'Loco por ella', comedia que protagonizan Álvaro Cervantes y Susana Abaitua

Dani de la Orden, junto a Álvaro Cervantes durante el rodaje

Dani de la Orden, junto a Álvaro Cervantes durante el rodaje / NETFLIX

A Dani de la Orden le sale mínimo una comedia por año. A veces dos. Y a eso añade su trabajo en series de éxito como 'Élite'. Conn 32 años se ha convertido en uno de los directores más taquilleros con remakes como 'El mejor verano de mi vida' y 'Hasta que la boda nos separe' y también ha retratado los tormentos generacionales en adaptaciones teatrales como 'Litus'. Ya sea comedia romántica, antiromántica o amarga, en el cine de Dani de la Orden hay una constante. La representación de la inmadurez masculina y eso que, en tiempos de feminismo, se denominan nuevas masculinidades. Él dice no ser consciente de la teoría, sino que pone en práctica la forma en que ha naturalizado que los hombres se abran emocionalmente. En 'Loco por ella', le toca a Álvaro Cervantes lidiar con esto. El actor encarrna a un joven periodista, rey del 'clickbait', que se enamora de una chica tras una noche loca. Esa joven es Susana Abaitua, internada en un centro psiquiátrico por un trastorno maniaco-depresivo.

¿Cómo surge esta historia, de dónde nace a idea? Con el guionista Eric Navarro ya habías trabajado, aquí firma el guion junto a Natalia Durán

Es una película que se me ocurre con las ganas de hablar de positivismo tóxico, es decir, de cuando intentas que alguien se cure de algo pero no lo estás haciendo realmente por esa persona, sino porque no sabes gestionar lo que está pasando. A partir de ahí llegamos a las enfermedades mentales, a una chica maniaco-depresiva, y todo esto con Eric Navarro, al que le conté la historia primigenia. La historia de alguien que, en teoría, ingresa en un centro psiquiátrico por amor, pero luego descubres que no es un gesto romántico, es una gesto egoísta de alguien que no tiene consideración por la otra persona que está ahí. Ese fue del germen de la historia que luego desarrollaron Eric y Natalia.

He leído a una enfermera que os agradecía haber contado con su asesoramiento, ¿cómo ha sido el trabajo de investigación?

Hemos tenido asesoramiento de varios pacientes y de varios enfermeros, no solo para las enfermedades mentales, que era lo más complicado, sino que por mi parte visité varios centros psiquiátricos. Ya era un tema del que éramos conscientes y nos habíamos acercado de la manera más humana y verdadera posible, y en el centro me quería asegurar de que nuestra historia no era imposible, que más allá de lo que pudiera pasar, no estábamos lejos de la realidad.

En tiempos de lo políticamente correcto, ¿es delicado hacer una comedia que trata las enfermedades mentales? ¿Hay inquietud a la reacción?

Obviamente hay una inquietud, pero no haya un paso atrás. Yo defiendo la comedia en cualquier lugar mientras no te rías ‘de’ sino ‘con’. Estamos preocupados por cómo la gente va a recibir la película, pero tanto los actores, yo y Netflix la hemos enviado a gente a la que el tema le toca de cerca, desde pacientes a profesionales de la psiquiatría, y todo lo que estamos recibiendo son comentarios positivos. Nos dicen que qué bien que hayamos tocado un tema con el que la gente se puede sentir identificada y puede notar que la película está conectada con la realidad, pero qué bien que se explique de una manera simpática, divertida, una comedia emocionante que haga pasar un sábado en casa viendo Netflix sin salir jodido. Por esa parte, estamos tranquilos, pero mientras rodábamos sí estábamos pendientes porque no queríamos romantizar las enfermedades mentales. Los primeros 20 minutos, incluso el tráiler, parece que romantizas a esta chica bipolar y que se pueda enamorar porque el amor puede con todo, pero no, el amor no puede una mierda, el amor no soluciona nada y, en este caso, empeora la situación. El chico está tan pillado de ella que le dice que saldrá de esa, que estará mejor, y eso la lleva a algo peor. De eso habla la película, de que el amor no siempre es suficiente, que lo que tienes que hacer en estos casos es acompañar, no intentar cambiar in the name of love.

¿Qué tiene que tener una comedia de Dani de la Orden? ¿Cuáles son los ingredientes básicos?

No creo que haya, pero lo que tiene que tener es un buen guion. Yo soy el más prescindible en estas películas, te lo puedo asegurar. De guion parte todo, yo le puedo dar más brillo o menos brillo, energía, dejarme la vida ahí pero la génesis de todo está en el guión. Natalia y Eric cogieron una idea, un concepto muy vago, y yo se lo dejé básicamente porque no tengo intención de escribir mis películas. Como quiero lo mejor para mis películas, quiero que lo haga un guionista, y te digo que yo no lo soy. Por eso, los elementos son en primer lugar saber a quién quieres para esto y, en segundo lugar, el casting. Y todo esto tiene que estar engranado por un productor que confíe en ti, en este caso he tenido mucha suerte de trabajar con Kike Maíllo, Toni Carrizosa y Alberto Aranda. Han creído en ella y al final son los que arrastran las cadenas en esas llamadas de te envío guion, saca esto, pon esto, y hacen que acabe funcionando. Con lo que te he dicho, ¿Cuáles son los ingredientes? Excepto yo, todos.

Cadena SER

Hablando del casting, están Álvaro Cervantes y Susana Abaitua, me decían que para ellos ha sido también una experiencia hacer una película dirigida por alguien su generación. En tus anteriores trabajos, también cuentas con actores de tu generación, ¿es algo importante para ti o no? ¿Y cómo trabajas con ellos, el margen de improvisación?

Espero que no sea importante lo generacional, porque llegará un día en que yo tenga 50 años y a lo mejor me apetece contar una historia de chavales de 20. Lo generacional ayuda en que yo acabe el rodaje y me pueda pegar una fiesta, además fue la última antes del estado de alarma, con Álvaro y Susana, con ellos fueron mis últimas borracheras. Obviamente se agradece que haya esta conexión generacional pero no es requisito. Igualmente si quiero hacer una película sobre una persona que es mayor, no significa que no pueda conectar emocionalmente con esa persona. ¿Ayuda? Pue sí, esto ya es pragmático, intercambias WhatsApp, a Álvaro le gusta el cine que me gusta a mí, Susana es una zumbada y disfrutamos mucho después del rodaje. Espero que no tenga que ser un requisito, que cuando tenga 60 años y quiera hacer una película, me pueda seguir sintiendo cómodo ya viejito. En cuanto a la improvisación, siempre que tenga claro el foco, dejo que las escenas brillen con las propuestas del actor, me gusta que jueguen a proponer cosas.

En tus comedias hay una constante, o al menos de ello hemos hablado los periodistas, que es la representación de una nueva masculinidad ¿Es buscado, eres consciente? Álvaro Cervantes dice que hasta en el rodaje había bromas sobre esto, estaba muy presente

Sí, sí, hicimos broma, pero porque parto de que no tengo ni puta idea de qué son las nuevas masculinidades. He leído y tal, pero ahora mismo me pillas un poco en bragas. Hablar para un tío de un gatillazo, de que no le apetece follar o de que tiene poca libido, parece que es algo raro para nosotros. El hecho de que tenga poca libido parece que tenga que esconder un problema. Yo en mi círculo de colegas empiezo a hablar, naturalizando con comedia, de todas las partes del sexo que no han ido bien por esto o por lo otro. Yo he naturalizado eso en mi día a día, me río de eso, y sobre todo, me gusta hablar de ello. Me gusta abrirme emocionalmente y decir por qué en un proceso de mi vida, donde estoy en mi plena facultad sexual, de repente tengo menos ganas de follar. Hay algo ahí que sobre eso siempre te responden, pero qué estás diciendo. No sé si las nuevas masculinidades son hablar abiertamente de cosas que han sido tabú, de no plantear el sexo como dominio o poder. Yo nunca lo he visto así. No sé si las nuevas masculinidades son tíos hablando de sus emociones pero tampoco me parece muy nuevo, yo siempre he hablado de lo que siento y dejo de sentir. Pero por lo que veo por ahí, me dicen que he naturalizado compartir mis emociones para intentar comprenderlas y no cerrarme en banda. No sé si son las nuevas, al menos es la mía, como yo vivo, debería volver a leerme un artículo en Twitter para entenderlas.

En la película había una escena en la que están Álvaro y Susana. Ella se levanta por la mañana totalmente caliente y le apetece follar. Y a Álvaro le dije que a él no le podía apetecer porque ve que algo no va bien, que está demasiado eufórica. Él me argumentaba que el personaje estaba pillado de ella, que estaba durmiendo con ella y que si le pedía follar de buena mañana, pues obviamente le iba a apetecer. Y yo le dije, no Álvaro, hay veces que por mucho que te guste esa persona, no siempre te apetece follar de buena mañana. Entonces le dije, nuevas masculinidades, no pasa nada porque no se te levante. De ahí vienen las bromas en el rodaje pero también lo hemos utilizado para hablar de abrirse emocionalmente y de naturalizar ciertas cosas. En el aspecto sexual hay como una presión en lo masculino, en el deseo constante.

Eres director taquillero, haces una comedia con una película o dos por año, ¿te gustaría probar otros géneros?

Tengo un tatuaje de un Transformer en el tobillo y tengo que hacerle justicia. De mi círculo amistoso y profesional, el que defiende y da vida los blockbuster me puedo poner el primero. El día que se estrenó mi primera película, ‘Barcelona noche de verano’, yo me fui a ver ‘Riddick’, la película de Vin Diesel en ese planeta. Es un tipo de cine, y no solo el más popular como ‘Los Vengadores’, sino el de acción, que me vi el tráiler de ‘Mortal Kombat’ y me ha parecido una obra maestra. Siempre he sido fan estas pelis. Ahora qué pasa, qué cómo han parado los blockbuster, salió el tráiler de ‘Godzilla’ y todo el mundo estaba flipando, y yo estaba diciendo pero sí ‘Rampage’ mola más, es un gorila blanco. Cuando se me caliente la boca hablando de esto, que me flipa tanto, al final no sé si va a pasar, pero me gustaría hacer algún día una película así que te evada completamente de una realidad tangible y puedas crear un universo propio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?