Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

ENTREVISTA EN 'HORA 25' ENTREVISTA EN 'HORA 25' La vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño, en directo con Pepa Bueno para hablar del dato del paro y de la situación económica de España

La siembra masiva de nubes, el próximo paso de China para controlar el clima

El país asiático planea alterar el clima de una extensión total de 5,5 millones de kilómetros cuadrados para 2025 con el objetivo de proteger la agricultura

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Provocar la lluvia. Hacer que llueva. Hacer que nieve. Es una posibilidad que existe y que, de hecho, se lleva implementando en China desde hace años. Pero ahora el país pretende ir un paso más allá: el gobierno chino ha anunciado que quiere cubrir con su programa experimental de modificación meteorológica la mitad de su territorio en 2025, es decir, esperan poder modificar el clima en un área de 5 millones y medio de kilómetros cuadrados. 

Hoy hemos charlado en 'La Ventana' con Juan Esteban Palenzuela, delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Murcia, y hemos aprovechado para preguntarle qué hay realmente de cierto en esto de alterar el clima de forma intencionada. Los más escépticos pueden pensar que se trata de algo sacado de una novela de ciencia ficción, pero lo cierto es que se trata de una práctica con una larga historia detrás. Pese a todo, Palenzuela ha mostrado dudas respecto a la comprobación exacta de los resultados de la aplicación de estas prácticas. “Hay que tener en cuenta que no podemos validar los resultados de ese tipo de actividades con una certeza importante. Los procesos que suceden en la atmósfera son complejos y tienen mucha incertidumbre, es decir, no podemos saber exactamente la cantidad de precipitación que un sistema nuboso nos va a generar"

"Teóricamente se puede hacer, pero puede tener consecuencias que no hay que descartar, puesto que estamos hablando de una superficie enorme. Nunca se han hecho este tipo de actividades, han estado mucho más limitadas en el espacio”. De llevarse a la realidad, este proyecto podría traer problemas a China con países limítrofes como India, debido a la probable aparición de efectos colaterales, algo que Palenzuela no descarta. “Si ordeñamos, por decirlo de alguna forma, las nubes antes de una determina zona, lógicamente quizá se pudiera ver afectada la precipitación en ese área corriente abajo.”

Los objetivos son muchos y variados: la producción agrícola, los incendios, la preservación ecológica o incluso tener cielos despejados en un gran evento. Pero esto no es nuevo. La geoingeniería es una rama que lleva investigando desde hace años la capacidad del ser humano para alterar el clima. "Teóricamente es posible, pero implicaría un consenso internacional bastante amplio, tanto a nivel político como a nivel científico, y ese consenso actualmente no está tan claro”.

La variación del clima de forma conjunta entre varios países, por lo pronto, parece que tendrá que esperar y todo parece indicar que, de momento, será una práctica limitada de forma nacional. Pese a que el horizonte que estas investigaciones presentan es muy esperanzador, Palenzuela ha querido rebajar las expectativas. “Esta actividad en China se está utilizando para incrementar la precipitación, pero estamos hablando, según algunas estimaciones, de un 10 o un 15 por ciento más de precipitaciones” y ha insistido en el hecho de que la introducción de variables en los sistemas climáticos "dificulta la eficacia" para analizar los resultados de un posible cambio inducido.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?