Sábado, 10 de Abril de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine | podcast

'Pequeños detalles', el juego noventero de Denzel Washington y Jared Leto

Vuelven los grandes estrenos a las salas y lo hacen con Denzel Washington en el thriller Pequeños detalles, por el que Jared Leto está nominado al Globo de Oro

También llega la comedia queer 'Dating Amber' y la última película de Arturo Ripstein, 'El diablo entre las piernas'

En plataformas, Netflix lanza 'Loco por ella', comedia con Álvaro Cervantes y Susana Abaitua sobre las enfermedades mentales, y en Filmin se puede ver 'The assistant', una de las cintas indie de la temporada en EEUU

Escucha el programa completo de 'El Cine en la SER'

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Vuelven los grandes estrenos a las salas y lo hacen con Denzel Washington en el thriller Pequeños detalles, por el que Jared Leto está nominado al Globo de Oro. Hacemos quiniela de los premios de la Asociación de la Prensa Extranjera que se celebran la madrugada del domingo al lunes, en una edición histórica, telepática y la más diversa de todos los tiempos. Y tenemos más estrenos en cines, como ‘Dating Amber’, una comedia adolescente queer que llega desde Irlanda. Vuelve Arturo Ripstein, el veterano director mexicano estrena ‘El diablo entre las piernas’, película en blanco y negro en la que explora el deseo en la vejez. En Plataformas dos estrenos, ‘The Assistant’, película sobre el Me Too en Filmin y en Netflix la nueva comedia de Dani de la Orden, ‘Loco por ella’, con Álvaro Cervantes y Susana Abaitua. En nuestro repaso a los premios Goya, esta semana hemos juntado a dos directoras ganadoras de un premio por sus primeras películas y a una de las que podría ganarlo este año, Pilar Palomero. El próximo martes Victoria Abril recogerá el Premio Feroz a toda su carrera, por eso en Sucedió una noche vamos a repasar la carrera de una de las actrices que mejor llora en la gran pantalla. En televisión, nos centramos en las comedias del año que compiten por el Globo de Oro, como ‘Schitt’s Creek’, ‘Ted Lasso’ o ‘The Fight Attendant’ y en las nuevas ficciones de Disney bajo la marca Star.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Pequeños detalles (John Lee Hancock)

Pequeños detalles ha sido la película más taquillera en Estados Unidos en este momento post pandemia. Estrenada a la vez en cines y en la plataforma HBO MAX, dentro de la estrategia de Warner. Tres grandes actores, Denzel Washington, Rami Malek y Jared Leto llevan el peso de este thriller policial con sabor noventero.

El director John Lee Hancock propone una película heredera de El silencio de los Corderos o Seven, con algunas cosas que ya vimos en la serie True Detective y en la película de Denis Villeneuve Prisioneros. Dos policías, un sheriff y un detective, buscan a un asesino en serie de mujeres.

La película sigue dos líneas, la de la investigación, que engancha al espectador al meterle de lleno en la resolución de los crímenes, y la segunda que desarrolla los personajes policiales, sus traumas y su relación. Una línea que se le escapa al thriller de Hancock, director de películas como The Blind Side, Emboscada final o Al encuentro con Míster Bank.

John Lee Hancock escribió el guión hace 28 años, justo cuando había escrito Un mundo perfecto para Clint Eastwood. Por aquel entonces tanto Eastwood, como Spielberg, Warren Beatty o Danny DeVito se interesaron en la historia, pero ahí quedó la cosa. Ha sido ahora, con un trio de actores hollywoodienses, cuando se ha lanzado.

Denzel Washington interpreta a un policía con un pasado, en un papel de los que le gustan al actor, con muchos grises en su comportamiento. Su pareja es Rami Malek, un joven detective obsesionado con el caso que acaba teniendo una relación extraña con el personaje de Washington. Y luego está Jared Leto, en un papel excéntrico, como todos a los que nos tiene acostumbrados el actor, que ha vuelto a lograr una nominación en los Globos de Oro. 'Pequeños detalles' juega ocasionalmente a ser siniestra pero controlando siempre lo suficiente para no espantar al público más impresionable.

Dating Amberg (David Freyne)

La década de los 90 en Irlanda fue sinónimo de progreso: se aprobó la ley del divorcio y la homosexualidad fue despenalizada. Aún así, quedaba mucho camino por recorrer en su andadura hacia la modernidad. De hecho, sigue quedando mucho por hacer, ya sea en Irlanda o en cualquier parte del mundo. La homofobia sigue existiendo, pero, por suerte, ahora también existen películas como ‘Dating Amber’ que no solo ayudará a concienciar de una forma amena y divertida, sino que será referente para todos aquellos niños que se sientan como Eddie.

David Freyne escribe y dirige esta comedia dramática en la que un chico y una chica se hacen pasar por pareja para no tener que sufrir insultos en el instituto por su verdadera sexualidad. Lo que en un principio se perfila con tonos sumamente cómicos, poco a poco se va adentrando en una realidad que nos descubre a un Eddie incapaz de aceptarse a sí mismo, y una Amber cansada de fingir lo que no es. “Las cosas no han cambiado tanto. Creo que en el colegio sigue habiendo bullying a causa de la homofobia y sigue siendo difícil que la gente salga del armario a pesar de todo el progreso que ya se ha hecho. Me llamó mucho la atención cómo el cast se identificaba con la historia, porque son mucho más jóvenes que yo, lo que quiere decir que aún queda mucho camino por recorrer”, indicaba el director en una entrevista con El Cine en la SER. Unas palabras que secundaba uno de los protagonistas, Fionn O’Shea, el actor que da vida a Eddie: “La película está ambientada en 1995 y en ella vemos el uso de vocabulario homofóbico. Yo dejé el colegio en 2014 y seguía habiendo la misma homofobia y se seguía usando el mismo lenguaje homofóbico. Creo que la gente suele cometer el error de pensar que porque las cosas sean más fáciles que antes, son fáciles, y no lo son”.

A pesar de ser una historia más bien dedicada al colectivo LGTB, no es difícil identificarse con lo que cuenta ‘Dating Amber’. Al final, si buceamos en la trama, lo que aparece como base es la necesidad de aceptación. Sea de la forma que sea, bien por la orientación sexual o no, todos buscamos esa necesidad de ser aceptados por la sociedad y, en muchas ocasiones, hacemos lo que haga falta para que así sea. En el caso de Eddie, está decidido a formar parte del ejército como muestra de su “gran masculinidad" y, no solo eso, en cierto momento del film pasa de ser el que recibe bullying a ser el que hace bullying: “Conforme avanza la película, Eddie trata de forma terrible a la gente de su alrededor. Pero eso en gran parte viene dado por la homofobia que tiene interiorizada, y eso lo queríamos explorar en el film, cómo esa represión que siente le lleva a lugares tan oscuros. Al final creo que lo que se quiere decir con esto es que no hay ningún “chico malo” irremediable”, señalaba Fionn. En este sentido, el director irlandés se mostraba optimista con el futuro próximo: “Yo tengo esperanza en que cada vez sea más fácil sentirnos aceptados. En el caso de Irlanda, ahora es mucho más abierta que hace veinte años e incluso diría que es un buen lugar para la comunidad LGTB. Lo que me fascina es ver cómo ahora la gente joven tiene muchos menos prejuicios que los que tenían los jóvenes de antes. Al final creo que los niños aprenden de los adultos, y si éstos les enseñan a aceptar a todo el mundo tal y como son, no tendrán problema en hacerlo”.

En contraposición a ese Eddie reprimido y atemorizado, Freyne coloca a una joven con iniciativa y ganas de mostrarse al mundo tal y como es. Una Amber a la que da vida Lola Petticrew, quien, además de señalar las diferencias entre ambos personajes, asegura que el rodaje para ella fue muy especial: “Esta película ha tenido mucho que ver en el descubrimiento de mi propia sexualidad. A través de la filmación y todo lo que vino después, hablando con David y Fionn e interpretando a Amber, todo eso ha influido en ese descubrimiento”. En cuanto a esas diferencias notables entre ambos protagonistas, la actriz también hacía referencia a la importancia de la sociedad en esa represión sufrida por Eddie: “Con su padre en el ejército, creo que hay mucha masculinidad artificial que él siente que tiene que seguir. Pero no creo que sea solo cuestión de su familia, sino de la sociedad en general. Cuando estás rodeado del heteropatriarcado, creo que la mayoría intenta parecerse a eso de alguna manera. Amber simplemente es un poco más lista desde el principio, sabe que nunca le va a afectar eso y no está preocupada por hacer nada”.

David Freyne demuestra con ‘Dating Amber’ que se pueden contar historias LGTB desde el optimismo, no siempre con una necesidad de oscurecer la trama. Y aun con ese positivismo con el que narra esta relación de amistad tan peculiar, no le falta verdad ni momentos para hacernos derramar alguna que otra lágrima. El irlandés logra ese equilibrio perfecto con el que poder concienciar y hacer reflexionar con ciertos toques de comedia incluidos.

El diablo entre las piernas (Arturo Ripstein)

El veterano director mexicano compone un retrato del deseo, la pasión y el sexo en un agrietado matrimonio de ancianos. Una pareja castigada por la memoria, por las lealtades y deslealtades, y por el maltrato psicológico con una propuesta sensorial. “Es una reflexión sobre el sexo en la vejez. Los viejos huelen distinto, ese olor produce repelús en el sexo, por eso había que explicitarlo en pantalla y sentirlo en la atmósfera. Importaba mostrar la decadencia del cuerpo. Ellos huelen a viejo y la casa a humedad. Servía para mostrar la decrepitud de la vejez y la vigencia del deseo”, explica la guionista.

Una película con soberbias interpretaciones, la de Sylvia Pasquel y Alejandro Suárez, y una poderosa fuerza expresiva por el trabajo de fotografía. “Esta película partió de la escena de un hombre dormido. La cámara se acerca y en una secuencia está definido el personaje. Este hombre sentado mirando las nalgas de su pareja, me gusta mucho, por la cámara quieta viendo a un hombre despertar”. El uso de los espejos y la mirada torna la película en un juego de apariencia y realidad con la criada de esa casa, cómo mira ella a esta pareja y cómo ellos la miran. “El reflejo es un concepto que me da mucho juego”.

“Queríamos hablar también de la noción del encierro en la vejez y de la noción de los celos, una noción imbécil pero poderosa. Es una cuestión que se retroalimenta, y eso hace que el ritmo narrativo sea circular, que la película esté dando vueltas. Hay un juego entre el día y la noche, y en la noche siempre somos más nosotros y mejores”, concluye Arturo Ripstein.

El inconveniente de haber nacido (Sandra Wollner)

Película australiana de la directora Sandra Wollner sobre una androide que vive con un hombre al que llama padre. Una reactualización de Frankestein o de Pinocho con toques de Black Mirror. Una exploración crítica de la pérdida, la conexión humana y nuestra futura relación con las máquinas. Esa niña-androide pasa el día entero en casa, sin contacto con el mundo exterior, repite las palabras programadas y, a veces, se le hace difícil completar los recuerdos que no le han inoculado. Hasta que un día, escapa y se enfrenta al mundo real en una relación conflictiva con una anciana. La directora toma el punto de vista de esa androide para evitar caer en un juicio moral y pone a prueba al espectador con una mirada provocativa sobre la condición humana. 

Loco por ella (Dani de la Orden)

'Loco por ella' empieza con la típica historia de chico conoce a chica en una noche loca. Ella es Carla, una joven motera que busca copas gratis y se cuela en una boda. Él es Adri, un joven periodista, rey del clickbait que hace apuestas con sus amigos para ligar. Hasta aquí todo normal, pero los títulos de crédito resitúan la realidad. Tras esa noche loca, ella vuelve al centro psiquiátrico donde está internada. Él se ha quedado pillado y decide entrar a esa residencia para conquistarla.

Con 32 años, Dani de la Orden se ha convertido en uno de los directores más prolíficos, estrena mínimo una película año, y taquilleros del cine español. Ha hecho remakes como 'El mejor verano de mi vida' y 'Hasta que la boda nos separe' y también ha retratado los tormentos generacionales en adaptaciones teatrales como 'Litus'. Cuatro años lleva detrás de esta historia que firman los guionistas Eric Navarro y Natalia Duran. “Mientras rodábamos estábamos pendientes porque no queríamos romantizar las enfermedades mentales. Los primeros 20 minutos, incluso el tráiler, parece que romantizas a esta chica bipolar y que se pueda enamorar porque el amor puede con todo, pero no, el amor no puede una mierda, el amor no soluciona nada y, en este caso, empeora la situación. El chico está tan pillado de ella que le dice que saldrá de esa, que estará mejor, y eso la lleva a algo peor. De eso habla la película, de que el amor no siempre es suficiente, que lo que tienes que hacer en estos casos es acompañar, no intentar cambiar in the name of love”, explica.

Una comedia para que la han recibido asesoramiento de profesionales sanitarios y pacientes para alejarse de una visión edulcorada y de la tentación de seguir la estela de otros títulos de Hollywood, como El lado bueno de las cosas. Susana Abaitua y Álvaro Cervantes son las protagonistas. Ella consultó con su psicólogo y especialistas cómo retratar a una joven con trastorno maniacodepresivo y él acompañó en el aprendizaje a su personaje.

Adri encarna el positivismo tóxico, esa idea de que los problemas, en este caso las enfermedades, se superan con voluntad y consejitos de libro de autoayuda. El personaje hace el viaje con el espectador, el de empatía y conocimiento de diferentes problemas mentales que encarnan secundarios como Luis Zahera o Aixa Villagrán. Álvaro Cervantes se suma a otros personajes que representan una constante en el cine de Dani de la Orden. La inmadurez masculina y eso que, en tiempos de feminismo, se denominan nuevas masculinidades. Él dice no ser consciente de la teoría, sino que pone en práctica la forma en que ha naturalizado que los hombres se abran emocionalmente.

El resultado es una comedia vitalista y buenista, de poso amargo y pocas pretensiones para un día de sofá y manta con Netflix.

Music (Sia)

Comedia nominada al Globo de Oro y dirigida por la cantante Sia, que habla también de las enfermedades mentales, lo hace del autismo y ha recibido un montón de palos por la manera de tratarlo en Estados Unidos. Estreno directo en alquiler en plataformas. 

The assistant (Kitty Green) 

Los abusos de Harvey Weinstein y de Hollywood desde los ojos de una secretaria. La directora Kitty Green retrata la cultura del silencio, del encubrimiento y la posición de las mujeres en la industria cinematográfica con un thriller seco y elegante que sigue un día en la vida de una secretaria de una productora. Chicas que vienen a recoger el pendiente que se encontró en un sofá, jóvenes a las que se cita en la habitación de un hotel, quejas que amenazan tu carrera y un secreto a voces que goza de la complicidad del resto de compañeros. La directora opta por no mostrar en ningún momento a ese alter ego de Weinstein, solo su espalda, su imponente y autoritaria voz, su presencia física no es necesaria porque inunda y atenaza el trabajo de esta ayudante de producción a la que da vida Julia Garner. Estreno en Filmin

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?