Miércoles, 14 de Abril de 2021

Otras localidades

Billie Eilish

En casa de Billie Eilish, los secretos de una carrera meteórica

La joven cantante californiana estrena un documental en Apple TV+, 'Billie Eilish: The world's a little blurry', que nos acerca a la joven estrella que existe fuera de los escenarios

Billie Eilish durante su documental 'The world's a little blurry'

Billie Eilish durante su documental 'The world's a little blurry' / Apple TV

En 2015, Billie Eilish tan solo era una niña de trece años que sentía una profunda admiración por Justin Bieber y soñaba con verle en alguna ocasión. Lo que quizá no imaginaba Billie por aquel entonces era que, ese mismo año, lanzaría ‘Ocean eyes’ en Soundcloud y, se volvería tan viral, que cuatro años después acabaría lanzando una canción junto al mismísimo Bieber. Y no cualquier canción, sino un remix de uno de sus mayores éxitos. Sí, la misma persona que decoraba las paredes de la habitación de una Billie adolescente, acabaría entonando el ‘Bad guy’ de la propia Billie.

Dicen de ella que es la voz de la generación Z, que es una artista atrevida, que rompe moldes y que, literalmente, hace lo que le apetece. Y es cierto. Sus canciones siempre han creado cierta polémica por los mensajes que transmiten, por la supuesta depresión que va implícita en sus letras: “La gente dice que la música de Billie es deprimente. No, los niños están deprimidos, es una época de miedo”, dice su madre en un momento del documental que se estrena el viernes 26 de febrero en Apple TV+ y que lleva por nombre ‘The world’s a little blurry’ (El mundo está un poco borroso). Un documental en el que descubrimos a una Billie que, sí, es una estrella mundial con más de 76 millones de seguidores en Instagram y 5 premios Grammy a la edad de 19 años, pero también es una joven que sigue viviendo con su familia en la misma casa donde ha crecido, que sufre por amores y desamores, que se pone nerviosa al conocer al ídolo de su infancia, que recientemente se ha sacado el carnet de conducir y que, a pesar de amar los conciertos, le cuesta separarse por un tiempo de la gente a la que quiere.

Y es que, al final, Billie no es una chica normal. Con dieciséis años ya había lanzado su primer EP con canciones como ‘Idontwannabeyouanymore’ o ‘Bellyache’ y acumulaba fans en todas partes del mundo que la esperaban en los aeropuertos y a las salidas de los conciertos. Un ritmo de vida frenético que continúa años después y que, por suerte, realiza de la mano de su familia. Su hermano Finneas es su guitarrista, productor y compositor; y va donde quiera que ella vaya, al igual que sus padres. De hecho, su álbum ‘When we all fall asleep, where do we go?’, que ganó el Grammy a Álbum del Año y Mejor Álbum de Pop Vocal, fue compuesto junto a su hermano en la misma habitación de su casa donde llevan años cantando y tocando desde que simplemente eran los hermanos O’Connell y no una estrella mundial y un productor de éxito.

Este documental que dirige R.J Cutler y que cuenta con grabaciones caseras en el hogar de los O’Connell, nos acerca a una Billie sumamente exigente con su trabajo, que admite odiar el proceso de escribir canciones y que se empeña en dirigir sus videoclips ella misma. Una Billie quizá demasiado madura para su edad, o quizá, con demasiada responsabilidad a sus espaldas, la de ser la voz de una generación y estar obligada a tener siempre una buena cara: “Yo no puedo tener ni un momento donde diga «¿sabes qué? No quiero hacer esto». Ni uno. Nunca lo había tenido hasta ahora, y ahora que he tenido un solo momento así, ya han escrito sobre él. Tengo que estar sonriendo todo el rato y si no lo hago, entonces ya me odian y piensan que soy horrible. Eso no es justo”, señala Billie en un momento del documental tras verse obligada a realizar un “meet & greet” poco organizado que le resultó un tanto agobiante . A esos momentos, se suman las numerosas lesiones que sufre en sus piernas y que en muchas ocasiones le impiden realizar los shows como a ella le gustaría o los enfados cuando hay problemas técnicos, como ocurrió durante su actuación de Coachella y que hizo que Billie se fuera con mal sabor de boca a casa y descontenta con su show, a pesar de los aplausos recibidos y las buenas críticas por parte de su equipo.

Seas fan o no de esta californiana con pelo multicolor y un estilo propio y bien definido, este documental te va a atrapar. Porque seguro que alguna vez has escuchado alguna canción suya, es casi imposible no haberlo hecho; porque sus dos horas y veinte no pesan, sino que consigue colocar en una balanza perfecta todo lo bueno y todo lo malo que conlleva tener la vida de una estrella musical como Billie Eilish; y porque siempre gusta acercarse un poco a la intimidad de alguien tan conocida como ella: ver su casa, de dónde salen las canciones, lo que hay detrás de sus conciertos o ser partícipe de anécdotas como conocer a Orlando Bloom y no darse cuenta de que es Orlando Bloom. Pero, sobre todo, para dar una respuesta a esa pregunta que muchos nos hacíamos: ¿cómo alguien tan joven puede tener tanto éxito y saber lidiar con ello? El documental nos da la respuesta: trabajo, exigencia, esfuerzo y una familia unida que te mantenga los pies en la tierra.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?