Domingo, 18 de Abril de 2021

Otras localidades

Globos de Oro

Los Globos de Oro de la pandemia

La madrugada del domingo 28 de febrero al 1 de marzo se celebra una gala telemática de la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood que premiará las mejores series y películas del año

Imagen de una gala presentada por Tina Fey y Amy Poehler

Imagen de una gala presentada por Tina Fey y Amy Poehler / CEDIDA

Los Globos de Oro llegan apagados por el coronavirus. Tras aplazar su celebración algo más de un más, de principios de enero a la madrugada del domingo 28 de febrero al lunes 1 de marzo, la gala no será como otros años. Los premios de la asociación de la prensa extranjera en Hollywood son conocidos por ser una fiesta, desenfadada, divertida y algo menos institucional que los Oscar, de los que se considera su antesala. Este año no habrá mesas redondas, ni cena, ni champán francés. De hecho, no habrá ni invitados.

Las dos presentadoras, Tina Fey y Amy Poehler que presentaron la gana en 2013, 2014, 2015, vuelven a comandar este show televisivo retrasmitido por la cadena NBC. Fey estará en Nueva York, en un estudio; mientras que Pehler lo hará desde el escenario tradicional del Beverly Hilton de Los Ángeles. Allí solo habrá entregadores de premios, entre ellos Joaquín Phoenix, Salma Hayek, René Zellweger... Los nominados estarán cada uno en su casa y, desde allí, recibirán por Zoom el premio. Un formato híbrido, similar al organizado por los premios Emmy, los que premian contenido televisivo, y similar al de los Goya del próximo sábado.

Fuera del formato, el contenido de la gala ya será especial de por sí. Las películas nominadas se han estrenado en un año complejo, en el que la pandemia ha obligado a cerrar los cines en todo el mundo y a retrasar muchos de los estrenos previstas para 2020. La mayoría de las nominadas, de hecho, son estrenos en plataformas directamente. Algo que ha hecho cambiar las normas de todas las galas de premios. Mank, de David Fincher, y El juicio de los 7 de Chicago, de Aaron Sorkin, se estrenaron en Netflix y compiten en la categoría de drama.

No es un año de grandes favoritas, como ocurrió el año pasado con Parásitos, que dominó todos los galardones en la temporada de premios, salvo los Globos de Oro a los que no podía optar en película por las propias normas de la asociación. Tampoco como ocurrió con Roma, la película de Cuarón, que fue otra de las películas de largo recorrido en los premios. Nomadland, de Chloé Zao es otra de las que está pujando fuerte por ganar el Globo de Oro. Viene de arrasar en Venecia y es de las pocas que ha tenido un estreno en salas limitado. En comedia, la secuela de Borat, estrenada en Amazon Prime, es la favorita, por su mirada anti-Trump en el año en el que el empresario salió de la Casa Blanca.

Fincher es el único director nominado, frente a tres mujeres, un hito histórico en unos galardones que en toda su historia solo han nominado a cinco directoras y han premiado a una, a Bárbara Streisand. Este año compiten Emerald Fennell por Una mujer prometedora, una sátira en la que Carey Mulligan se venga de los hombres machirulos, Chloé Zhao con Nomadland, la historia de los desahuciados en la crisis de 2008 que viven en caravanas, y Regina King, mujer afroamericana, que dirige Una noche en Miami, el retrato de lo que fue un encuentro entre Malcom X, Mohamed Ali, Sam Cooke y Jim Brown.

Los temas raciales cobran gran protagonismo en los estrenos y en las películas nominadas este año, en el que estalló el movimiento Black Live Matters. Regina King habla del compromiso político, de la lucha por los derechos civiles y el racismo estructural de los artistas y los ciudadanos negros. Lo mismo hace La reina del Blues, película estrenada en Netflix, sobre la famosa cantente de los años veinte, en el que muestra el holocausto negro. También Judas and the black Mesiah, una película que ha logrado dos nominaciones, mejor actor de reparto para Daniel Kaluuya, por interpretar al líder de los Panteras Negras asesinado por el FBI, y mejor canción. Todo un posicionamiento activista en favor de la lucha obrera y del movimiento negro.

La figura de Fred Hampton sale también en otra película nominada, en El juicio de los 7 de Chicago, donde la temática no es exactamente el racismo en Estados Unidos, sino más bien la necesidad de no estigmatizar ni criminalizar la protesta en el país de las libertades. Otras dos nominaciones ha logrado Los Estados Unidos contra Billie Hollday, de Lee Daniels, mejor actriz para Andra Day y mejor canción. Holiday era una heroína olvidada de los derechos civiles que fue perseguida por el gobierno estadounidense por su uso de drogas y su canción de protesta.

En televisión, los Globos de Oro han sido muy cuestionados esta semanas por sus ausencias, como Podría destruirte, la serie de Micaela Coen para HBO sobre el consentimiento, o Mrs America, la serie sobre el feminismo. De modo, que las favoritas parecen claras en las categorías de drama y comedia y la intrigase queda en la de miniserie.

La cuarta temporada de The crown es la serie más redonda de todas las nominadas en drama. Buenas interpretaciones, una magnífica producción y unos guiones de vértigo. Podría además conseguir que sus intérpretes lograran el premio a mejor actriz en una serie de drama, por ejemplo, Emma Corrin, la sorpresa que ha dado vida a Lady Di, o Josh O'Connor por hacer del príncipe Carlos.

En comedia, llega muy reforzada después de las críticas y de haber ganado el Emmy, la longeva Schitt's Creek, que también ha logrado colocar como finalistas a la mayoría de sus actores protagonistas, que cuentan las andanzas de esta familia disfuncional y alocada en Canadá.

Por último, en miniserie la cosa está más complicada. Hay dos fenómenos del año, los dos de Netflix, que han seducido a la crítica, pero sobre todo al público y, si nos fiamos de los datos de la plataforma, lo han petado. Son Unorthodox, la serie sobre una chica judía ultraortodoxa que huye de su comunidad, y Gambito de dama, adaptación de la novela homónima sobre una jugadora de ajedrez con adicciones. Ambas protagonizas por un personaje de una mujer joven con aristas y con dos actrices cuyo trabajo podría ser premiado el domingo por la noche, como Anya Taylor Joy -que además está nominada por su papel en la película Emma- y Shira Haas por Unorthodox.

Frente a ellas, están Small Axe y Normal people, dos series británicas imponentes. La primera de ellas es una rara avisen el panorama televisivo, una serie de películas antológicas destinadas a la televisión, a la BBC, que dirige el oscarizado director Steve McQueen y que tienen en común la denuncia del racismo en Inglaterra y la defensa de una identidad propia para la comunidad caribeña. Normal people es la adaptación de la novela de Sally Rooney, una historia de amor adolescente en la que intersecciona el conflicto de clase entre sus protagonistas. Y, la última nominada, casi una broma, es The Undoing, miniserie de HBO, del director de Big Little Lies, con Nicole Kidman y Hugh Grant -ambos actores nominados. Una especie de thriller romántico rocambolesco bastante menor que el resto de nominadas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?