Miércoles, 21 de Abril de 2021

Otras localidades

Globos de Oro

'Nomadland' triunfa en unos Globos de Oro históricos para la diversidad

Chloé Zhao gana en mejor dirección y se convierte en la primera mujer cuya película gana el máximo galardón

Sacha Baron Cohen arrasa en comedia con 'Borat' y Chadwick Boseman logra el premio póstumo a mejor actor

En televisión, 'The Crown', 'Gambito de dama' y 'Schitt's Creek' cumplen los pronósticos

Fotograma de Nomadland / SEARCHLIGHT PICTURES (Europa Press)

Noche histórica para el cine americano. Las demandas de mayor diversidad y representación femenina tiran la puerta sin contemplaciones en la edición telemática de los Globos de Oro. La gran triunfadora de la noche es 'Nomadland', película de Chloé Zhao. Es la primera cinta dirigida por una mujer que gana el máximo galardón en la categoría de drama y además, Zhao, es de origen asiático y también logra el premio a mejor dirección. La producción de Disney, que se estrena en España, para los próximos meses venía de ganar la mayoría de premios de las asociaciones de la crítica y sale reforzada de cara a los premios Óscar. 'Nomadland' es un empeño personal de la actriz Frances McDormand, que protagoniza el film, para llevar a pantalla el libro de no ficción de Jessica Bruder, una crónica de las víctimas de la crisis de 2008 que se mueven en caravanas por el vasto paisaje americano. La intérprete buscó a Chloé Zhao tras ver su trabajo en 'The rider' para documentar con poesía y naturalismo la historia de estos nómadas abandonados por el sistema. Sin juicios ni política de brocha gorda. 

'Nomadland' triunfa en los Globos de Oro más atípicos. / Atlas

También es cosecha de una era pasada la elegida en comedia. 'Borat, película film secuela', la cinta que se podría decir entierra en forma de comedia el mandato de Donald Trump. Sacha Baron Cohen rescata el personaje, su alter ego, que creó en 2006 para colarse en mítines republicanos, reírse de Mike Pence o poner contra las cuerdas al abogado del expresidente en una habitación de hotel. El actor encarna a un supuesto periodista de Kazajistán que viaja a EEUU para regalarle a 'su hija' a la administración americana. Una comedia en falso documental bruta y gamberra con la que el intérprete, ganador del premio a Mejor actor, ha bromeado en su discurso: "Este resultado lo impugnará Trump". 

Los Globos de Oro también se reservan espacio para las sorpresas. En mejor actriz de drama, ni Carey Mulligan ni Frances McDormand, las grandes favoritas de la carrera cinematográfica de este año. El premio ha ido a parar a Andra Day, actriz y cantante afrodescendiente, que da vida a Billie Holliday en 'Los EEUU contra Billie Holliday', una drama sobre la diva del jazz y su litigio con el FBI por tráfico de narcóticos. En comedia, han optado por Rosamund Pike por 'I care a lot', una película negra en la que la actriz interpreta a una abogada que vive de conseguir la tutela de ancianos, meterlos en asilos y robarles el dinero. Todo hasta que topa con una mujer relacionada con la mafia. Menos sorpresa ha sido otro galardón que ha ofrecido el momento más emotivo de la noche. El premio a mejor actor en drama para Chadwick Boseman, fallecido el verano pasado a causa de un cáncer. El intérprete, conocido por 'The Black Panther', es el tercer actor que recibe el galardón a título póstumo tras Peter Finch en 1977 y Heath Ledger en 2009. Jodie Foster, en pijama con su perro, por su papel en 'The Mauritanian' como abogada defensora en Guantánamo y Daniel Kaluuya, por meterse en la piel del líder de los panteras negras asesinado por el FBI, completan la lista como mejores actores de reparto. 

Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones presentan el Globo de Oro a la mejor película dramática que se llevó Chloé Zhao por 'Nomadland'. / Kevin Mazur/Getty Images for Hollywood Foreign Press Association

Mientras la gala discurría con ritmo plomizo, sin chistes y algún problema de conexión, David Fincher se tomaba un chupito cada vez que perdía un premio. El director se ha ido de vacío con 'Mank', la gran apuesta de Netflix para esta temporada de premios. Sí ha tenido reconocimiento Aaron Sorkin, el gran narrador americano del siglo XXI, gracias al Globo de Oro a  mejor guion para 'El juicio de los 7 de Chicago', una película sobre la persecución de las protestas y los debates políticos de la izquierda. En cinta extranjera, el premio ha sido para una producción americana cuyos diálogos son en coreano, 'Minari', de Lee Isaac Chung, un acercamiento luminoso a la inmigración en los EEUU rurales. Y en animación, Pixar siempre cumple: 'Soul', su última obra maestra sobre el jazz, la pérdida y el mundo inmaterial, ha cumplido con las quinielas. 

VÍDEO: Pincha sobre la imagen para revivir la retransmisión en Twitch / Cadena SER

El reinado de 'The Crown' y las series fenómeno

No iban a renunciar en la Asociación de la Prensa Extranjera a la foto, aunque sea virtual, más comentada. El príncipe Carlos y Lady Di, es decir los actor Josh O'Connor y Emma Corrin, ya tienen su estatuilla por su trabajo en la cuarta temporada de la producción de Netflix. Dos jóvenes talentos emergentes del audiovisual británico a los que se suma una veterana, Gillian Anderson, que también ha cautivado a los periodistas con su papel de Margaret Thatcher. A estos tres premios actorales, 'The Crown' suma el máximo galardón como mejor ficción de drama y mantiene su trono. 

En miniserie, también se ha jugado a caballo ganador con 'Gambito de dama', fenómeno por sorpresa de Netflix, con Anya Taylor-Joy, también premiada, como una de las actrices que se rifan en el nuevo Hollywood. En comedia, sin sorpresa, los Globos de Oro se suman al furor por 'Schitt's Creek' premiando su temporada final cuando la ignoraron en anteriores ediciones. Una de sus protagonistas, Catherine O'Hara, logra el  premio a mejor actor, y en el apartado masculino, el triunfador es Jason Sudeikis por su Ted Lasso, el entrenador de fútbol más adorable de la Premier League. Completan la lista Mark Ruffalo por interpretar a dos gemelos en 'La innegable verdad' y John Boyega, actor comprometido con las protestas del 'Black Lives Matter', que rasca un premio para la fabulosa antología de Steve McQueen sobre la cultura afrocaribeña en 'Small Axe'. 

Tina Fey y Amy Poehler, que ya habían conducido la ceremonia en otras ocasiones, les ha tocado la papeleta de poner rostro a esta gala fría, desangelada y telemática. Una estaba en Los Ángeles, la otra en Nueva York, y más allá del mundo dividido en pantallas y la visita virtual a las diferentes casas, las cómicas no han tenido el colmillo afilado ni en el monólogo inicial ni en el desarrollo de la sobria fiesta. Los premios musicales, a banda sonora para 'Soul' y canción para Laura Pausini por 'La vida por delante', los han solventado con vídeos pregrabados y solo una persona en el escenario ha ejercido de estrella. Jane Fonda ha recogido el premio Cecil B. DeMille a toda una trayectoria con un alegato que ha certificado un cambio de era: "Las historias realmente cambian a la gente, pero también dicen mucho de nosotros, de nuestra industria y de que voces respetamos, elevamos y sentamos la mesa. Tenemos la capacidad de abrir puertas y escuchar esa diversidad emergente". Las puertas se han abierto con una mujer de origen asiático como mejor directora y cuatro actores afrodescendientes premiados. El tiempo dirá si la diversidad en Hollywood es también solo un espejismo fruto de la pandemia. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?