Sábado, 12 de Junio de 2021

Otras localidades

Pandemia

La pobreza a la que ha abocado la pandemia: ''Les pedí a las vecinas que me dejasen vivir en el trastero''

La crisis, que Cáritas califica "sin precedentes", ha llevado a que 258.000 personas que atiende la organización vivan en hogares que no cuentan con ningún ingreso económico

Tras un año del estado de alarma, la ONG afirma que la pandemia está aumentando la brecha de género, así como las dificultades de las mujeres para acceder a una vida digna

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Con las emociones enmascaradas, pero con la mirada viva, atenta y agradecida. Así es como María entra cada día al Centro de Atención a la Mujer de Cáritas de Concepción Jerónima, a escasos cinco minutos de la Puerta del Sol, en Madrid. Con sus 72 años, perdió su única forma de subsistir después de que falleciese por COVID-19 uno de los ancianos de 90 años que cuidaba. En julio, fue desahuciada y se quedó completamente en la calle. Tal era la desesperación que explica que “les llegué a pedir a las vecinas que me dejasen vivir en el trastero”.

A día de hoy, vive en un albergue con la ayuda de sus amigos y una de sus tres hijas, y espera con impaciencia la pensión no contributiva que ya solicitó hace tiempo y aún no ha recibido. “Estuve con depresión, a punto de hacer una locura… dije, ¿ya para qué? ¿ya qué es lo que me queda? El futuro lo ves totalmente negro’’, añade con una mirada llorosa. Para ella, este Centro de Atención a la Mujer es ahora su “hogar”.

Una situación que se ha repetido para medio millón de personas que han recurrido a la atención de Cáritas por primera vez o han vuelto a solicitar su ayuda tras mucho tiempo sin necesitarlo, según el último informe presentado por la organización, que realiza un análisis de los efectos de la pandemia desde marzo de 2020. Y no solo eso. 258.000 personas que atiende la organización, como María, viven en hogares que no cuentan con ningún ingreso económico.

Y, aunque la pandemia está afectando a todo el mundo, sin importar su género, la organización remarca que el impacto a nivel socioeconómico está teniendo unos mayores efectos sobre el género femenino. Primero, por su especial situación de vulnerabilidad en la sociedad, y segundo, por la precariedad de los trabajos de cuidados -la mayoría desempeñadas por mujeres- que ha puesto en evidencia la pandemia. Una pandemia enfocada a los cuidados que ha supuesto que “todo quédate en casa, ciérrate, ha expulsado a un colectivo de trabajos que ya de por si estaba precarizada’’, explica Concha García, coordinadora del Centro de Atención a la Mujer de Cáritas de Concepción Jerónima.

García lo ha observado en la evolución en los perfiles de mujeres. Durante este año, explica que han pasado de ver a mujeres adultas sin hogar y sin trabajo o con problemas de adicción, a jóvenes independizadas que se quedaban en paro en el sector de la hostelería, que no recibían los ERTES y les era imposible pagar el alquiler, o madres solteras que daban a la luz sin un lugar donde dormir. “Una de las mamás apareció en el centro con las sábanas del hospital porque no tenía nada”, alega García. Es más, un 35% de las mujeres que han visitado al centro desde la pandemia, no habían solicitado ayudas sociales antes.

Natalia Peiro, secretaria general de Cáritas Española, explica que las mujeres son más propensas a tener trabajos “más dañados”, bien por su temporalidad, por salarios más bajos o “porque tenían que asumir un riesgo muy alto de contagio y una cuarentena podía suponer una pérdida de ingresos cuando hablamos de un empleo informal”.

Tener hijos menores o ser inmigrante, mayor vulnerabilidad

Según el último informe de Cáritas, la pobreza no afecta de manera homogénea y contar con menores de edad, ser inmigrante o ser hogar monoparental -3 de cada 4 son encabezadas por mujeres, según la entidad-, incrementa el riesgo de caer en esta situación de vulnerabilidad.

Tres puntos que recoge Marlem, una peruana de 35 años con dos menores tutelados. Se quedó en paro en septiembre y desde entonces, ha visto cómo le han reducido el número de visitas a una por semana. Ahora, vive en un albergue y visita diariamente el Centro de Atención a la Mujer de Cáritas con el fin de buscar asesoramiento, compañía y un lugar donde poder darse una ducha o poder acceder a internet. “Te sientes vacía’’, alega Marlem. “Siento a mis hijos indiferente, siento que los estoy perdiendo”.

Un 35% de las mujeres que han visitado al centro de Atención a la Mujer de Cáritas de Concepción Jerónima desde la pandemia, no habían solicitado ayudas sociales antes. / Adriana Delgado (Cadena SER)

Y no es la única en riesgo de exclusión. Gloria, una ecuatoriana con nacionalidad española de 61 años, acude al Centro para poder tomarse un café o usar la lavadora que tienen a disposición de cualquiera. La pandemia la ha hecho perder varios pequeños trabajos y persiste con menos de 500 euros mensuales. Sin embargo, ahora no cobra ni si quiera el total al estar de baja por mareos y vértigos. "Consideran que es baja por enfermedad común y no por enfermedad profesional como a los sanitarios", dice Gloria. "Es injusto porque nosotras también nos arriesgamos para mejorar la calidad de vida a aquellas personas que no puede tenerla''.

Un cansancio que, aunque es generalizado, según la coordinadora del centro, Concha García, tiene "especial sentido" desde el comienzo de la pandemia. "Ellas encontraban un sitio donde se podían sentir seguras y tranquilas", explica. Este "hogar", como lo considera María, Marlem y Gloria, continúa a pie de cañón por ofrecer orden en las vidas de estas personas que este estado de alarma les ha robado por completo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?