Miércoles, 21 de Abril de 2021

Otras localidades

Listos y tontos

"Ojalá tuviéramos la fórmula para concretar cada lunes cuántos contagios, cuántos ingresos y cuántos muertos acaba provocando que unos cuantos se lo pasen en grande, mientras el resto renuncia a su revolución", la opinión de Carles Francino

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Hubo un tiempo en que cada lunes Iñaki Gabilondo se obligó a pasar lista de los accidentes de tráfico durante el fin de semana. Fue una buena idea porque recordar cada siete días que las imprudencias, el exceso de velocidad, las distracciones, el alcohol, las drogas o las carreteras defectuosas se llevaban por delante un montón de vidas; o dejaban estropeadas otras cuantas… insistir en eso de forma machacona sirvió para tomar conciencia y para buscar soluciones.

Bueno, pues yo no sé si deberíamos hacer algo parecido con la cantidad de descerebrados, insumisos de la convivencia e impacientes civiles que en plena pandemia aprovechan los fines de semana – o cualquier puente del calendario- para hacernos sentir a los demás como una panda de idiotas. Porque cuando hay listos en la clase, es obvio que también hay tontos. Son ya demasiados lunes haciendo números de cuántas fiestas en domicilios particulares, cuántos botellones, cuántos viajes clandestinos para esquiar o chorradas parecidas ha detectado la policía, como para asumir que esto sea una anécdota; es un problema estructural auspiciado -al menos en parte- por los discursos políticos que identifican las medidas de prevención de la pandemia con un recorte de libertades más propio de las dictaduras. ¡Pues claro que nos han recortado la capacidad de movernos y relacionarnos! Pero es que llevamos casi 100.000 muertos. Y no se trata de poner un guardia en cada esquina, sino de practicar el civismo.

Debe ser muy difícil calcularlo, pero ojalá tuviéramos la fórmula para concretar cada lunes cuántos contagios, cuántos ingresos y cuántos muertos acaba provocando que unos cuantos se lo pasen en grande, mientras el resto renuncia a su revolución. Debe ser que no nos gusta la libertad. O que somos comunistas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?