Viernes, 23 de Abril de 2021

Otras localidades

Las cuatro versiones del Gobierno sobre la movilidad

El argumento de la "reciprocidad" es el último en un abanico de versiones para justificar lo que la Comisión Europea describe como "incoherencia" en la movilidad: que puedan venir turistas extranjeros pero no se pueda hacer turismo local

El Gobierno ha dado cuatro versiones sobre la movilidad en nuestro país

El Gobierno ha dado cuatro versiones sobre la movilidad en nuestro país / CADENA SER (EUROPA PRESS)

El Gobierno no restringirá la movilidad de los turistas internacionales. Lo anunció este martes la portavoz del Ejecutivo, que asegura que no se frena ese movimiento internacional para garantizar la "reciprocidad" con otros países. Con ésta de la reciprocidad ya son cuatro las versiones del Gobierno.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Empezando, primero, por el argumento de que se aceptaba la llegada de turistas internacionales, simplemente, porque traían una PCR y eso les convertía en "turistas seguros". El lunes, la ministra de Turismo, Reyes Maroto, advertía de que eso no se puede garantizar "en los viajes de la Península sí a las islas, de hecho las islas están abiertas, porque es obligatorio el uso de PCR".

El argumento tiene dos problemas:

- Primero, si la PCR es la garantía, ¿por qué no permitir a los turistas que llegan a una comunidad que puedan moverse? ¿Por qué si la PCR es garantía segura para entrar en España no es garantía suficiente para moverse por España?

- Y segundo, si la PCR es la garantía… ¿por qué no permitir a los españoles que se muevan con una PCR como lo hacen los extranjeros?

Segunda versión: la ley europea

Ante los agujeros del argumento de la PCR se cambia de versión. La segunda la expresó el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y se amparaba en la “política de movilidad” de la Unión Europea: "El movimiento de extranjeros que se produce en nuestro territorio son los acordados en el ámbito de la Unión y de acuerdo a la política de movilidad y fronteras acordadas por la UE", dijo.

El problema es que no hay legislación europea que obligue a tener las fronteras abiertas. Es más, lo único que hay es una “recomendación” europea pero cada país puede hacer lo que quiera:

- El Consejo de la Unión Europea adoptó el pasado 30 de junio la recomendación de suprimir gradualmente, a partir del 1 de julio, las restricciones de entrada para los viajes de extranjeros. Pero cada país puede hacer lo que crea.

- Esa recomendación se plasma aquí en un acuerdo del Consejo Interterritorial de Salud que el BOE publica el 12 de noviembre y que permitía la entrada de extranjeros con una PCR 72 horas antes.

Así que segunda versión, ley europea, fallida. No es decisión europea, es decisión española.

Tercera versión: se admite que es recomendación

El Gobierno acabó admitiendo que se trata de una recomendación pero la justificación ahora es que se permite la movilidad extranjera y se veta la doméstica por "coherencia". La tercera versión es de la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, que afirmó que "son coherentes y son alineadas con las recomendaciones comunitarias".

El único problema es que es la propia Unión Europea la que está denunciando la incoherencia de poder viajar desde Madrid a París pero no poder hacerlo desde Madrid hasta Logroño. O la incoherencia de no poder viajar de Madrid a Valencia (eso está prohibido) salvo que se haga vía París (Madrid–París–Valencia sí está permitido).

La cuarta versión: reciprocidad

La cuarta versión llegó este martes de la voz de la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, que justifica que pueda haber turismo internacional pero no turismo autonómico así: "Estamos haciendo exactamente lo mismo en reciprocidad que se está planteando en otros países, que las personas que vengan tengan una PCR que permita avalar que no tienen ningún tipo de contagio".

Y este es realmente el problema. El Gobierno español no ha legislado un año después para este supuesto que se repite cada temporada de vacaciones.

- Hay una decisión internacional, la que tomen otros países y que España calca.

- Y hay una decisión autonómica, la que toma cada territorio.

El estado de alarma de la co-gobernanza sigue sin disponer nada al respecto. Entre una y otra autoridad —entre la europea y la autonómica no hay nada— bueno sí: cuatro versiones, de momento.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?