Lunes, 17 de Mayo de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine | REPORTAJE

Ni negros ni comunistas: la guerra sucia contra las Panteras Negras

Se estrena en alquiler en plataformas 'Judas y el Mesías Negro', la película sorpresa de los Óscar. La cinta de Shaka King, que cuenta con seis nominaciones, es un potente y feroz thriller sobre la persecución al líder de las panteras negras en 1968

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

La guerra sucia del Estado contra los movimientos de contestación social alcanzó su cénit en EEUU en 1968. Por un lado, los disturbios de la izquierda en la convención demócrata que retrata Aaron Sorkin en ‘El juicio de los 7 de Chicago’, y de otro, la persecución al Partido de las Panteras Negras que ahora lleva a pantalla la película ‘Judas y el Mesías Negro’, una de las cintas revelación de la temporada. 

Ambos casos escenificaron los abusos policiales, el racismo institucionalizado y los operativos de contrainteligencia para aplastar la disidencia. Todo, en el contexto de la guerra contra Vietnam y el comunismo, y tras los asesinatos de Malcolm X y Martin Luther King. "Los Panteras Negras son la mayor amenaza para nuestra seguridad nacional. Más que los chinos, incluso más que los rusos. Nuestro programa de contrainteligencia debe evitar el surgimiento de un Mesías negro de entre ellos. Uno con el potencial para unir a los comunistas, a los movimientos antiguerra y a la Nueva Izquierda", dice al inicio del film el jefe del FBI. 

En esa época, Fred Hampton ya se había convertido en ese Mesías. Con solo 21 años, lideraba la organización de autodefensa negra. "No combatimos el fuego con fuego, combatimos el fuego con agua. No se combate el racismo con el racismo. Vamos a luchar con solidaridad. No vamos a combatir el capitalismo con el capitalismo negro, vamos a combatir el capitalismo con el socialismo", explicaba ante las cámaras en Chicago en 1968. Una figura cuyo ideario político bebía de Mao o el Che Guevara -aquello de la política es una guerra sin sangre- y cuya lucha era transversal, una lucha revolucionaria contra el capitalismo más allá de la raza. "Son las condiciones las que crean la revolución, no los individuos". 

El actor Daniel Kaluuya, conocido por sus trabajos en Déjame Salir y Black Panther, la de Marvel, rescata, con pasión y una portentosa interpretación, la historia de este joven y su dimensión política antes de ser asesinado por la policía mientras dormía. "El poder de amarte a ti mismo, de amar a la gente que es como tú, el poder de amar a tu comunidad. Eso todavía resuena en mí. Fred Hampton tenía una revolución interna, él era libre con su mente, su espíritu y su alma y daba herramientas a la gente para ser libres consigo mismos, con la educación, con la comida… Los ponía en un lugar para promover una liberación tanto interna como a también a través de la comunidad y la unión", asegura en una conversación con el hijo que Hampton nunca pudo conocer. 

Inspirada en hechos reales, la cinta huye del biopic clásico de Hollywood para adentrarse en el thriller usando los dos arquetipos religiosos, el del Mesías, y el de Judas, el traidor que, en este caso, actuaba de informante para el FBI. Lakeith Standfield da vida a este topo que conmutaba su pena por robar un coche y  hacerse pasar por un agente con servicios de espionaje. El planteamiento de género da vigor a la historia con una permanente tensión y refuerza el excelente trabajo de ambientación y fotografía en una película que bebe, a su vez, del cine político y de gángster de los 70, como admite su director Shaka King. "Se trata de poner el tema sobre la mesa. Deja que te coja del hombro y te haga saber que esto sucedió a grandes rasgos, usando arquetipos que entiendes como persona que ha escuchado historias toda su vida. Pero no te voy a bombardear con detalles y el meollo de la cuestión. Con suerte, si te inspira, hará que te intereses por tu cuenta. Ese es el papel de esta película, que te intereses, y por eso es una película de género y no una biopic clásico de Hollywood sobre Fred Hampton y la política. Montas un tráiler sexy, con disparos, para que quieran ver una película de gángster y luego encontrarán algo más que eso", explicaba en un encuentro en el British Film Institute.

Es la segunda cinta del realizador, su debut con un gran estudio, que cuenta además con la producción de los responsables de Black Panther, Creed o Fences y la colaboración del hijo de Fred Hampton, responsable y continuador hoy de su legado. Con 6 nominaciones a los Óscar, entre ellas película, guion y para sus dos actores, es la primera película candidata en la historia con todos sus productores afroamericanos. En el año de la revolución del #BlackLivesMatter contra la violencia policial por la muerte de George Floyd, ‘Judas y el Mesías negro’ resuena no solo como una feroz crítica al racismo sistémico en EEUU, sino también como un manifiesto global por la justicia social en tiempos de pandemia. 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?