Domingo, 09 de Mayo de 2021

Otras localidades

Hambre, ruina y epidemias: los seis años de guerra olvidada en Yemen

A la ruina en la que se ha convertido el país se une la hambruna y todo tipo de epidemias. Al menos 20 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir en medio de un conflicto en el que España participa con la venta de armas

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Seis años después del inicio de la guerra en Yemen, éste sigue siendo el mayor drama humanitario actual. En el último año la situación en el país ha sido más difícil que nunca tras sumarse la pandemia de coronavirus a la intensificación del conflicto, según detalla Willow Rook, jefa de programas de Acción Contra el Hambre.

“Miles de civiles han quedado atrapados en un conflicto interminable y en sucesivas oleadas de violencia que se remontan a 2015”. Más del 80% de la población, asegura la ONG, sobrevive por debajo del umbral de la pobreza, con al menos 20 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria para sobrevivir.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

“En estas terribles condiciones, la inseguridad alimentaria y la desnutrición son un problema importante. Más de 16 millones de yemeníes pasan hambre”, asegura Rook. Tanto es así que este año 400.000 niños menores de cinco años corren el riesgo de morir por desnutrición aguda severa.

El bloqueo marítimo ha empeorado la situación, al impedir la llegada de bienes comerciales y productos básicos. Pero existe un problema de base: la carencia de instalaciones médicas adecuadas, de agua potable y la falta de empleo.

Enfermedades como el sarampión, la difteria o la tosferina han vuelto a aparecer al no existir las campañas de vacunación previas a la guerra ni un funcionamiento correcto del sistema sanitario primario, como ha podido comprobar Médicos Sin Fronteras. También hay brotes de cólera de manera constante por la falta de acceso al agua potable.

El conflicto ha provocado una “catastrófica caída” de la economía de Yemen, un país que depende en un 90% de la importación de trigo y otros alimentos básicos.

Desde el inicio del conflicto el real ha caído un 250% y los productos básicos se han convertido en bienes inasequibles para las familias que deben pagar precios un 140% más altos que antes de la guerra. Rook denuncia que la comunidad internacional está reduciendo drásticamente su contribución a la ayuda humanitaria mientras en Yemen “los niños se mueren literalmente de hambre”.

SANA'A, YEMEN, 25 de marzo. Dos niños rezan frente a las tumbas de sus familiares muertos en la guerra / Mohammed Hamoud (Getty Images)

¿Cómo se inició la guerra?

Yemen ha encadenado numerosas guerras a lo largo del último siglo, pero el punto de inflexión que marca el inicio de la actual guerra fue el fracaso del proceso de transición que se inició en 2011 tras la primavera árabe, según señala el corresponsal de la Cadena SER Oriol Andrés.

Tras meses de protestas y sangrienta represión, el dictador Ali Abdullah Saleh, que llevaba tres décadas en el poder, terminó dimitiendo. Su sucesor Abd al-Rahman Rabbuh al-Mansur al-Hadi nunca logró implementar su plan de transición y se vio además desbordado por el desempleo, la crisis económica, el terrorismo y un movimiento separatista en el sur.

El movimiento hutí se reveló contra el Gobierno en 2014 aupado por el descontento de la población y con el apoyo de las fuerzas leales al dictador. Un año después el líder yemení huyó a Arabia Saudí, desde donde este país veía con preocupación el avance huti por considerar a la milicia demasiado próxima a Irán.

Arabia Saudí organizó entonces una coalición de nueve países para lanzar lo que preveía que sería una breve campaña militar para reinstaurar el liderazgo de Hadi. Arabia Saudí ha hecho esta semana una oferta de paz que ha sido rechazada por los rebeldes.

La implicación de España

España es el cuarto país del mundo que más armas ha vendido a los miembros de la coalición saudí. “Nos preocupan las acciones de los dos bandos en el conflicto”, dice Jordi Armadans, director de FundiPau, pero España le dio armas a uno de ellos.

Según los datos oficiales, se han realizado exportaciones de armas españolas por valor de más de 2.000 millones de euros en los últimos años. A la fundación le preocupa “no que haya habido una implicación, sino que esa implicación continúa abierta y pendiente de nuevos contratos” pese a que el Gobierno actual se comprometió a acabar con esa venta. “La voluntad de continuar vendiendo armas continúa”, lamenta Armadans.

El arsenal que se ha facilitado desde España va desde las armas ligeras a aeronaves, municiones o bombas. “Aunque España dice que esas armas no se utilicen fuera del territorio de Arabia Saudí, un país que lleva seis años saltándose todo tipo de reglas internacionales de guerra y que está desesperado porque no termina de terminarla, es bastante poco creíble que no las vaya a utilizar en ese conflicto en el que está tan implicado”, asegura el director de FundiPau.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?