Miércoles, 14 de Abril de 2021

Otras localidades

Blockchain

¿2 millones de euros por un tuit? La revolución de los TNF y por qué atraen a inversores y coleccionistas

Los coleccionistas y los inversores han encontrado un nuevo filón: los TNF (tokens no fungibles)

Gracias al blockchain se están vendiendo jugadas de la NBA, tuits y obras de arte a precios estratosféricos

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

¿Cuánto pagarían ustedes por apropiarse de la próxima media hora que va a sonar en la SER? ¿O por este texto que están leyendo? No estamos hablando de que vaya a escucharlo en exclusiva, ni que este texto sólo vaya a estar disponible en su dispositivo. Se trata de que usted sea el dueño.

Un periodista del 'New York Times' acaba de subastar una columna por medio millón de euros. Sí, medio millón de euros por algo que ya se ha publicado. Gracias a la tecnología blockchain, los coleccionistas y los inversores han encontrado un nuevo filón: los TNF (tokens no fungibles). Con esta tecnología se están vendiendo jugadas de la NBA, tuits y obras de arte. En marzo, Christie's vendió por 58 millones de euros una obra del artista digital Beeple con este nueve sistema. Son cifras récord. A la altura de Turner o Goya.

Qué es el criptoarte

Javier Arrés ganó la Bienal de Arte de Londres en 2019 y es un firme defensor de los TNF. Reconoce que ha pasado de vivir muy bien a ganar muchísimo dinero. En su caso, él hacía 'visual toys' y arte animado que no tenía mucha salida, pero el blockchain cambió eso. Aunque era un artista con proyección internacional, ahora es uno de los criptoartistas más vendidos en el mundo.

"El criptoarte no es un estilo artístico. Es una forma de comprar y vender, gracias al blockchain. El blockchain crea un contrato digital que se aplica a la obra digital y al aplicar ese contrato se genera autenticidad y la autenticidad, a su vez, genera un mercado", explica Javiar Arrés.

El CEO de Twitter, Jack Dorsey, vendió su primer tuit por más de 2 millones de euros. A Arrés, un coleccionista le compró un par de tuits por casi 700 dólares cada uno. ¿Qué se gana comprando un tuit? En su caso, el coleccionista consiguió "crear un momento", explica Arrés. Si más adelante, ese coleccionista quiere revender el tuit o revender su obra, él siempre ganará el 10% de cada transacción. Es la gran revolución del blockchain: los royalties para el artista.

¿Inversión, burbuja o moda?

Los expertos consultados coinciden en que mientras hay trabajos que tienen un valor acreditado, como puede ser la obra de Arrés, también hay moda y burbuja en esta fiebre por los TNF. Javier Pino, economista de Analistas Financieros Internacionales no cree que se pueda hablar en genérico de una burbuja.

De la misma manera que no podríamos hablar de una 'burbuja de acciones', no podemos hablar de una burbuja de TNF. Puede haber burbuja en ciertos sectores en la Bolsa y puede haber burbuja en ciertos TNF. "El TNF es el vehículo. Si hay burbuja la hay en algunos activos asociados a la TNF", explica Pino. Para comprar TNF hay que utilizar criptomonedas y la más común es Ethereum que, a día de hoy, vale 1.500 euros.

Las dudas sobre el blockchain

Al certificar la propiedad de un activo, hay quien se ha atrevido a decir que esta tecnología aplicada a la compraventa de viviendas podría acabar con la figura del notario. Borja Adsuara, profesor de derecho digital en la Universidad Villanueva de Madrid, cree que la revolución no llegará tan lejos: "No, no nos vamos a comer la figura del notario, ni la del registrador. La tecnología blockchain solamente certifica que se ha producido una transacción, no que haya sido legal. Siempre es necesario un jurista que haga la calificación jurídica de que todo se ha hecho respetando la ley".

Entre los contras de estas criptomonedas y el blockchain: el coste energético. "Las criptomonedas y actualizar cualquier registro supone un enorme consumo energético. Por ejemplo, una forma para ahorrar costes de refrigeración es utilizar servidores bajo el mar para que la temperatura del agua ayude a la refrigeración", concluye Adsuara.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?