Jueves, 15 de Abril de 2021

Otras localidades

De la cara al coche: la 'start-up' que recicla mascarillas y las convierte en combustible

La empresa emergente 'Nantek' ha creado un método termoquímico capaz de inactivar las mascarillas, reciclarlas y convertirlas en productos petroquímicos.

Una vez aceptada la necesidad de llevar mascarilla para frenar los contagios de coronavirus, surge la preocupación por el impacto ambiental de las mismas. Cada mascarilla quirúrgica contiene dos gramos de plástico. Un plástico que se puede reciclar. Y precisamente eso se han propuesto hacer en Zamudio, Bizkaia, donde la ‘start-up’ ‘Nantek’ ha ideado un método termoquímico capaz de inactivar las mascarillas, reciclarlas y convertirlas en productos petroquímicos.

Dicho de esta manera, parece incomprensible, pero Mikel Azkona, director técnico de ‘Nantek’, lo explica de una forma muy sencilla. La empresa ya utilizaba este método antes de la pandemia, únicamente lo han adaptado a un producto concreto: “Cuando empezó la pandemia nos preguntamos qué podríamos aportar. Ya había empresas que hacían una labor de recogida y separado, que es el primer paso para reciclar. Nosotros vimos que las mascarillas desechables son de plástico, y por tanto se podían reciclar y transformar en combustible de manera directa”, explica Mikel.

“El proceso ya está optimizado”, añade, “ahora estamos trabajando en la planta productiva y la idea es empezar a funcionar a finales de este año”. Además, ‘Nantek’ también ha puesto en marcha un servicio de recogida de mascarillas en colaboración "con diferentes empresas e instituciones", sobre todo a nivel local pero con la idea de dar pronto el salto al plano nacional. Mikel explica así el proceso: “se recogen las mascarillas, sin manipular, en una bolsa de plástico, que cuando está llena se cierra y se mete en el reactor, donde se le aplica alta temperatura y unos reactivos específicos”. De esta manera, “se degrada la mascarilla para que pase de sólido a líquido”. Un kilo de mascarillas, explica Mikel, equivaldría aproximadamente a un kilo de combustible, apto tanto para calderas como para vehículos terrestres y marítimos.

La planta daría trabajo a entre 15 y 20 personas y, si todo va según lo previsto, la idea de la compañía es abrir otra más grande en otro punto de la geografía nacional. En cuanto a la cultura del reciclaje, Mikel opina que “se ha mejorado, pero todavía hay mucho margen de mejora”. En cualquier caso, el futuro de ‘Nantek’ está asegurado, ya que este proceso químico está pensado para distintos tipos de plástico, y el plástico seguirá ahí cuando las mascarillas sean historia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?