Viernes, 16 de Abril de 2021

Otras localidades

¿Son ya las big tech una amenaza para los bancos tradicionales?

En un momento en que el sector bancario tiene que hacer frente a diferentes problemas, las grandes tecnológicas empiezan a abrirse hueco en los sistemas de pago, el ámbito financiero con más rentabilidad. Lo analizamos con Santiago Carbó.

Los directivos bancarios reconocen que las tecnológicas se han convertido ya en un competidor para los bancos tradicionales. Lo cree también el Banco de España, cuyo gobernador, Pablo Hernández de Cos señalaba hace unos días que “los bancos, a día de hoy, en muchos segmentos de negocio, ya no están compitiendo solo entre ellos mismos, sino también contra otros agentes económicos, como las big tech, o las fintech". Una nueva competencia que viene a dificultar un poco más la situación del sector bancario, lastrado por los problemas de una baja rentabilidad y los previsibles repuntes en la morosidad, en la salida de la pandemia.

Por ahora, los consumidores siguen siendo reacios a moverse hacia a estas compañías, pero la pandemia ha acelerado la digitalización financiera: hoy usamos más la banca online, el pago a través del móvil y muchas gestiones se hacen desde el ordenador o la aplicación de los bancos. Y ese es el terreno de juego en el que mejor se mueven las grandes tecnológicas. Empresas que, además, no tienen que cumplir con algunas de las obligaciones que sí tienen los bancos como las provisiones o los colchones de capital. De hecho, según datos del Observatorio Financiero de Funcas, un 43% de los españoles se decantaría por mover su dinero a un banco digital si tuviera que cambiar de entidad. Preguntados directamente sobre si se plantearían la posibilidad de utilizar para servicios bancarios alguna de las grandes tecnológicas, un 58% dice que en ningún caso lo haría, pero, del otro 42% que sí lo haría, un 13% se decantaría por Google como banco, un 12% por Amazon, un 10% por Apple y un 5% por Netflix.

"Creo que, sin lugar a dudas, son una gran amenaza y es muy bueno que los bancos reaccionen ante ello porque la potencialidad que tienen tanto en recursos financieros -como dicen en Reino Unido, deep pocket - como en general su capacidad de inteligencia artificial, nos obligan a tener en cuenta que ellos pueden tener una capacidad adicional para superar algunos de los elementos que más preocupan, una capacidad de agrupar nuevos clientes. Yo creo que el sector financiero no debe olvidar nunca que el sector de la inteligencia artificial, como las grandes tecnológicas, tiene unas capacidades digitales que el propio sector no tiene" subraya en Hora 25 de los Negocios Santiago Carbó, Catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Granada y director de Estudios Financieros de Funcas

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?