Lunes, 10 de Mayo de 2021

Otras localidades

Pablo Iglesias plantea para Podemos un "liderazgo colectivo" al ceder el testigo a Yolanda Díaz

Según Iglesias, "Yolanda Díaz puede ser la próxima presidenta de este país"

"Si tengo que estar haciendo oposición en la Asamblea de Madrid, estaré", asegura

En la primera entrevista concedida tras dejar de ser vicepresidente del Ejecutivo de Pedro Sánchez , Pablo Iglesias ha asegurado sentir una "enorme ilusión" por el equipo que se queda en el Gobierno y ha asegurado que "Yolanda Díaz puede ser la próxima presidenta de este país y llevar a Unidas Podemos más lejos".

El ya exvicepresidente del Gobierno ha reconocido que hay un nuevo liderazgo en Unidas Podemos y que, con el ascenso de Yolanda Díaz, la formación cuenta con un liderazgo más coral y menos personalista.

"Ha sido un año muy duro. La ultraderecha ha normalizado la ofensa personal y el acoso, y eso mi familia y yo lo hemos sufrido. Pero estoy muy orgulloso de lo que hemos conseguido. Nos han atacado mucho, pero estamos en el primer Gobierno de coalición de la historia y además creo que va a durar, no solo en esta legislatura".

Candidato en Madrid

Sobre su decisión de dejar el Gobierno para concurrir como candidato a las elecciones madrileñas del 4 de mayo, ha señalado que asume que siempre le van a criticar, "haga lo que haga", asegurando que puede ser "más útil en Madrid para que haya un gobierno decente de izquierdas". Según Iglesias, "parecía que la derecha ya lo tenía hecho, y ya no lo tiene hecho". 

"A los que reivindican la dictadura no se les puede normalizar. La derecha siempre sale a votar y no se queda nadie en casa. Hay que pelear por que la derecha no vuelva a salir. Conseguirlo sería un éxito", ha dicho, añadiendo que "la corrupción forma parte del ADN del Partido Popular".

Preguntado por Ángel Gabilondo, Iglesias ha sostenido también que no piensa criticar a los candidatos del resto de fuerzas progresistas porque eso es "lo que la derecha quiere" y genera "hastío" entre los votantes de la izquierda.

Iglesias ha asegurado que concurrirá en las elecciones madrileñas para ganar, resistiéndose a contemplar otras hipótesis, pero finalmente ha reconocido que también está dispuesto en mantenerse como diputado en la oposición: "Si tengo que estar haciendo oposición en la Asamblea, estaré, pero nosotros salimos a ganar. Estaré donde los compañeros me digan que tengo que estar".

Contra los "neonazis" de Coslada

Sobre el episodio vivido ayer Coslada, donde se encaró a un grupo de ultraderechistas, Iglesias ha asegurado que lo que hizo no tuvo ningún mérito: "Yo hice ayer lo que debe hacer cualquier dirigente político: plantar cara a cualquier neonazi".

"Esos neonazis habían asaltado un local vecinal en Coslada. El mérito es de la gente de Coslada porque estos tipos son matones que dan palizas a trabajadores que han venido de otros países o a los que no piensan como ellos. No podemos tolerar que estos comportamientos se puedan normalizar. Pero es aún más grave que algunos medios de comunicación lo blanquearan o que algunos partidos políticos no condenen a los neonazis. En Europa no se entiende".

Gobierno de coalición

Iglesias también ha insistido en que la ley de vivienda debe aprobarse porque está firmado en el acuerdo del Gobierno de coalición. "No puede ser que la nueva ley favorezca a los grandes tenedores. Al final saldrá", ha dicho.

"No me pareció sensato lo que se hizo con la fusión de Bankia y me parecería más sensato tener una empresa pública de energía. Eso no lo puedo exigir. Pero lo que tenemos firmado, sí", ha dicho.

Iglesias también ha bromeado con la posibilidad de que algunos ministros hayan celebrado su salida del Gobierno: "Quizá algunos me echen de menos en las negociaciones. Nadie podrá decir que me acomodé mucho en el sillón", ha asegurado.

Sobre el caso Neurona, Iglesias ha dicho que es su "pan de cada día" desde hace 7 años y ha pedido que se investigue hasta el final. "La investigación generará grandes titulares de prensa y cuando la causa se archive pasará

"Actitud gamberra"

"Lo importante es que Madrid no sea la región desobediente. Nos hemos entendido con todas las CCAA menos con Madrid, que ha mantenido una actitud gamberra frente a las leyes, asumiendo un estilo trumpista", ha asegurado.

"Eso ha hecho que el Gobierno esté dando una serie de pautas y la Comunidad de Madrid diga que 'aquí, lo que sea'. Por eso ahora vemos estos datos de la pandemia. Si las autoridades sanitarias dicen que no es razonable que haya decenas de personas en la calle sin medidas, se tiene que hacer lo que hacen el resto de comunidades".

Iglesias también ha criticado que Ayuso presuma de haber ayudado a la hostelería: "Me parece muy irónico porque ha dado 0 euros. El Gobierno, en cambio, 7.000 millones. Eso son hechos. El resto es demagogia. Pero a partir de ahí vienen las normas sanitarias y no pueden generar una discusión de todólogos. Todos tenemos que cumplirlas. Es de cajón".

Preguntado sobre si cerraría el Hospital Zendal, Iglesias ha asegurado que "en la Comunidad de Madrid se ha apostado por maltratar a los trabajadores sanitarios y por la privatización", por lo que, en su opinión, "hay que ir hacia un modelo distinto" porque "el modelo Zendal no es compatible con un Gobierno que tenga un mínimo de decencia".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?