Viernes, 16 de Abril de 2021

Otras localidades

Vacunas

Amós García Rojas: "El porcentaje de vacunados en España es muy bajo para amortiguar la cuarta ola"

El presidente de la Sociedad Española de Vacunología ha sido entrevistado por Pepa Bueno para analizar los próximos meses de la campaña de vacunación en España

5.890.888 personas han recibido ya una o dos dosis de la vacuna contra el coronavirus en España. Y, a partir de ahora, si se cumple lo que dice la ministra de Sanidad, Carolina Darias, los lunes serán los días de recepción millonaria de dosis de las vacunas. 

La recepción masiva de dosis crea muchas expectativas sobre este trimestre que tenemos por delante, en el que también vamos a comprobar si todos los escollos eran una cuestión de cantidad, de escasez, o si hay más tareas pendientes. El próximo reto, dice el Gobierno, es llegar a los 20 millones de inmunizados antes del verano, es decir, a todos los mayores de 50 años. Y el desafío es tremendo, si tenemos en cuenta que a día de hoy ni siquiera se ha completado la vacunación de todos los mayores de 80.

Los datos del día hablan de subida sostenida de los contagios, mucho menos que Italia o Francia, pero subiendo. Estamos en 163 casos por cada cien mil habitantes de media en el país, pero algunas comunidades están en cifras mucho más altas: Navarra, en 352, Madrid, en 272 o Euskadi, en 271. De todo esto ha hablado Pepa Bueno en 'Hora 25' con Amós García Rojas, presidente de la Sociedad Española de Vacunología. Así ha sido la entrevista: 

En el contexto de una pandemia es complicado hace predicciones. Hemos visto a lo largo de la Semana Santa, que era un periodo que nos preocupaba, una serie de imágenes que nos llevan a la preocupación. En un periodo como este con más tiempo libre y donde bajamos más la guardia es el momento ideal para que se produzcan contactos sin protección. En unos días o semanas veremos cómo ha sido. Ya vimos cómo fue el verano último. Esperemos que la Semana santa la gente haya sido consciente y las autoridades sanitarias hayan tomado las medidas apropiadas. A ver qué pasa.

Creo que es un porcentaje muy bajo de cobertura (de vacunados) para pensar que con ese número se puede amortiguar la cuarta ola. Estamos en un momento que es fundamental. Estamos por fin con una estrategia activa contra el virus que es la vacunación. Pero esa estrategia no puede hacernos olvidar la estrategia pasiva, la de convivir con el virus. Hay que tomar medidas en cada territorio y reforzar el mensaje de ventilación, lavado de manos, distancia... No podemos basar nuestra actuación en una sola línea, tienen que estar las dos.

Poder afirmar con rotundidad científica que el descenso de muertos es por las vacunas todavía es pronto. Pero lo que es evidente es que desde que empezamos a vacunar a las personas que habían sufrido más, que son las residencias, la mortalidad ha descendido. Y eso es por las vacunas.

Actualmente el paradigma de la confusión es AstraZeneca. ¿Cómo es posible que en el contexto de la pandemia en un mismo contexto y con un proyecto común como la UE cada país tome una decisión diferente sobre una vacuna como la de AstraZeneca? ¿Cómo no va a haber confusión? Echamos en falta para no añadir más confusión un discurso rotundo y claro por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que de manera tajante debería pronunciarse al respecto. Si no, estamos dando un espectáculo bochornoso. Además, no se ha explicado bien que las dosis que se están poniendo por encima de 65 años son Pfizer y Moderna, que son las que menos nos han llegado. Sin embargo, por debajo de los 65 años sí nos han llegado un número elevado de dosis porque esa población es más elevada. Eso puede hacer que, en ocasiones, una persona de 75 años pueda estar molesta por no estar vacunada y una persona de 60 y pocos años, sí. Se pueden dar esas contradicciones y están en el número de dosis que se tienen de cada vacuna.

EEUU tiene a los dos principales productores de vacunas y el precio de adquisición en EEUU es superior al de Europa. En el contexto de contratos de la UE con los productores de vacunas no se han transparentado. No tenemos ni idea del dinero y las cláusulas de esos contratos. No me parece lógico ni razonable. Su capacidad ha sido inferior de la prevista. La UE ha pecado de ingenuidad en el proceso. Ni siquiera se han publicado los precios de compra. Es cuestionable porque la transparencia en el contexto del gasto público es fundamental.

El de liberar las patentes es un debate que hay que abrir. Tiene algunas dificultades obvias, como que algunos productores se cuestionen el futuro de la investigación, pero hay que abrir ese debate por una cuestión muy clara. Estamos en tres escenarios diferentes: países que están vacunando mucho y rápido y pagando un precio alto por vacuna (Israel, EEUU), países que están vacunando a un tiempo más lento, aunque se esté normalizando (los países de la UE) y hay países que no tienen ni una sola dosis o tienen dificultades para conseguir dosis. Estamos hablando de una pandemia global y la respuesta tiene que ser global. Esperemos que ese ejercicio de reflexión lleve a una manera de facilitar la mayor producción de vacunas y garantizar que sean asequibles y lleguen a todos los países.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?