Domingo, 18 de Abril de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine | PODCAST

Borracheras contra la crisis de los 40 y la villana de los ancianos

Se estrena en cine una de las grandes películas de la temporada, 'Otra ronda', del danés Thomas Vinterberg, nominado al Óscar por esta comedia amarga sobre la mediana edad y el uso del alcohol en la sociedad

También hay humor negro en 'I care a lot' y risas con la familia gallega de 'Cuñados'

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El danés Thomas Vinterberg propone experimentar con el alcohol en una de las grandes películas de la temporadas. ‘Otra ronda’ es una comedia negra y retorcida que habla de la masculinidad, de la hipocresía social y de la amistad. Y más humor negro, Rosamund Pike protagoniza ‘I care a lot’, otra comedia de acción donde un par de estafadoras se aprovechan de los ancianos. El cine gallego demuestra que puede ir de lo poético y abstracto a la comedia taquillera. ‘Cuñados' reúne a un plantel de actores gallegos en una historia de segundas oportunidades. Entre el cine de autor y el cine de género se encuentra ‘La nube’, película francesa donde una familia sufre las consecuencias de una vida precaria. En cine clásico, Antonio Martínez vamos a celebrar los 50 años del Oscar de Gil Parrondo y los 25 años de una de las películas clave de las últimas décadas, ‘Tesis’ de Alejandro Amenábar. En series seguimos con homenajes y cumpleaños, los 10 años de ‘Crematorio’, la serie sobre la novela de Rafael Chirbes de los hermanos Cabezudo que cambió la ficción televisiva en España. Todo a la carta en SER Podcast

Otra ronda (Thomas Vinterberg) 

Thomas Vinterberg fundó junto a Lars Von Trier en 1995 el movimiento Dogma. Una especie de decálogo cinematográfico para volver a un cine puro. Una especie de Nouvelle vague a la danesa, pero más bestia en la que proponían rodar sin luz artificial, sin acotes profesionales, sin guion, etc. "El Dogma fue un intento de hacer un cine puro y luego se convirtió en una receta para poder ir a festivales. Fue guay en los noventa. Ahora lo que tenemos es otras maneras de entender esa pureza del cine. Hacer Dogma ahora no creo que tenga sentido", decía el director danés en el pasado Festival de San Sebastián, cansado de responder a sus inicios en ese movimiento artístico.

Además de ir a festivales, el Dogma nos acercó a un realismo en el cine que cada vez era menos demandado, gracias a títulos como Celebración, que abrió la carrera internacional de este director acercándole a Hollywood, donde este año la Academia le ha nominado en dos categorías al Oscar, mejor dirección y película internacional.

La carrera de Thomas Vinterberg se resume en un intento de entender las dinámicas entre grupos sociales, en una sociedad desarrollada como la danesa. Ahondó en los traumas familiares en Celebración y en El submarino. Repasó las tiranías de las amistades y la pertenencia al grupo en La comuna. Mostró el acoso y derribo del grupo sobre el individuo en La Caza, película con la que ganó el premio del Jurado en Cannes.

La pertenencia al grupo es un tema que vuelve a aparecer en Otra ronda, su película menos oscura, una comedia negra en la que nos sumerge en la crisis existencial de cuatro profesores daneses y cómo se enfrentan a ella: con alcohol. "Hay diferencias en cómo se usa el alcohol. En mi país hay un gran debate sobre beber. Por un lado, nos quejamos y nos preocupamos cuando vemos a los chicos bebiendo en la calle, pero luego está totalmente institucionalizado, por ejemplo, en las fiestas de Navidad. Lo hemos institucionalizado. Por eso creo que hay una diferencia en el uso que hacemos y el discurso que tenemos".

La premisa de la película es clara: ponen en marcha un experimento que han oído a un filósofo noruego: mantener siempre un porcentaje de alcohol en sangre que no les haga parecer borrachos, pero que siempre les dé ese punto de felicidad del buen bebedor. "Creo que es una teoría polémica, pero que habla de cómo viven los seres humanos. De cómo damos importancia a la creatividad, al valor y cosas así que el alcohol potencia. Irónicamente, más que sobre el alcohol, esa teoría habla de la vida, algo de lo que yo hablo en todas mis películas", explicaba el director de esta tragicomedia etílica que pone sobre la mesa las deficiencias de la sociedad danesa, que son en definitiva las de todo occidente: la soledad, la sensación de fracaso, la incomunicación, el individualismo o la ausencia de empatía con los demás.

A Vinterberg no le interesa tanto la fábula moral en trono al alcohol, ni la bajada a los infiernos de los protagonistas, aunque algo de eso hay en las historias personales de cada uno: divorcios, paternidades mal entendidas. Lo que explica la película es cómo lidiar con la crisis de la mediana edad de los hombres, que conlleva una falta de motivación para cualquier cosa, incluso su trabajo.

"Es un retrato de la clase media, son profesores, para mí deberían cobrar más porque son los verdaderos héroes de la sociedad", dejaba claro el director. "Lo que les pasa a los personajes es algo que tiene que ver con vivir a salvo, vivir bien, que hace que la gente se convierta en tristes, aislados, solitarios, perezosos… Creo que es la trampa de la clase media, en la que caen estos profesores en la mediana edad", añade.

Los profesores están comandados por Mads Mikkelsen, actor que ya trabajó con Vinterberg en La Caza y que ha hecho varias incursiones en Hollywood: de villano de Bond, de Hanibal Lecter en la serie Hanibal. Este papel le ha dado buenas críticas, y una nominación al Bafta, además de ganar el premio a mejor actor europeo. El actor disecciona a este profesor que pasa de la mediocridad a la grandeza, a ser el más enrollado y hasta el más atractivo del grupo, y se marca una de las escenas de la temporada, el baile final. Escena que pone fin al debate ideológico de la película de una manera fácil: celebrando la vida y diciéndonos que es lo único que podemos hacer en este mundo.

Movimientos de cámara constantes, una fotografía donde la luz sirve para mostrar la evolución de los personajes, un guion tan turbio como divertido y exasperante por servirnos como espejo, han hecho que Otra ronda haya ido ganando adeptos en las últimas semanas. Vinterberg ya ha ganado todo en los premios del cine europeo, donde dedicó la película a su hija fallecida -murió cuatro días antes del comienzo del rodaje-, pone en duda que se pueda medir la felicidad. "La sociedad danesa es una sociedad muy segura, pequeña y existe a veces una tendencia a la mediocridad, al racionalismo y una vida sana. Y tú tienes que reaccionar a eso como artista". "Es una obligación decir que también hay abusos o alcoholismo, hacer un ejercicio de este tipo para que la gente se pueda ver así misma y no solo la fachada", decía en la rueda de prensa del festival.

I care a lot (J Blakeson)

Las ficciones de abogados nos han enseñado durante años las trampas para retorcer la ley a gusto y beneficio de esos despiadados bufetes. Rosamund Pike lo lleva el extremo en ‘I care a lot’, una comedia negrísima que se estrena en cines y la próxima semana en plataformas. La actriz interpreta a una profesional legal de los cuidados, eso vende al menos su empresa, lo que se traduce en buscar a ancianos solitarios y pleitear para conseguir su tutela legal.

Junto a su pareja y socia, a la que encarna la mexicana Eiza González, ha diseñado un sistema infalible para encerrar a mayores en residencias, apropiarse de todos sus bienes e ir desplumándolos poco a poco. Todo en connivencia con sanitarios, directores de asilos y jueces que reconocen su caritativa labor social. Un plan macabro amparado, hasta cierto punto, por la ley que pone el dedo en la llaga en el negocio de las residencias y el cuidado de los ancianos. "En cuanto leí el guion fui a buscar si esto realmente sucedía y encontré historias terroríficas. Testimonios de familias que ven que sus seres queridos están encarcelados lejos de ellos y sus ahorros se agotan por facturas astronómicas y gastos exagerados. Es un robo a plena luz del día, pero el personaje solo se mueve rápido con esas reglas, no las está rompiendo exactamente. No está haciendo nada ilegal, el sistema americano está montado para que ella gane", explicaba Rosamund Pike en un encuentro en el Festival de Toronto.

El británico J Blakeson, autor de títulos como ‘La desaparición de Alice Creed’ o ‘La quinta ola’, escribe y dirige esta comedia de acción que mezcla sátira social y humor negro. “Siempre había querido hacer una película sobre la ambición. Sobre cómo el mundo ve y valora el éxito. Acerca de los compromisos morales que la gente está dispuesta a hacer para conseguir el éxito y la riqueza. Hacer preguntas sobre cómo las personas que están dando forma a nuestro mundo han obtenido su riqueza y poder ¿Qué líneas tuvieron que traspasar para tener éxito? ¿Y cuáles fueron los daños colaterales que sufrieron para convertirse en ricos y poderosos? Para mí, es una gánster: abusa de los más vulnerables para obtener poder y ganancias. Pero es una gánster legal. Quería contrarrestar esta idea haciendo que Marla se encontrara con un verdadero gánster, que está al otro lado de la ley, alguien tan despiadado, ambicioso y amoral, alguien que es exactamente la persona a la que nunca se debería molestar, y luego ver hasta dónde está dispuesto a llegar cada uno de ellos para ganar", declara en una notas facilitadas por la distribuidora.

Una de las ancianas estafadas -sensacional la veterana Dianne West en este papel- también esconde una doble vida, un contratiempo que amenaza su tinglado y desemboca en un thriller entre mafiosos con Peter Dinklage, el Tyrion Lannister de Juego de Tronos, a la caza de la ambiciosa abogada. Rosamund Pike ganó el Globo de Oro a mejor actriz de comedia por este papel que ella misma buscó y en el que disfruta como villana. "Esta mujer no tiene vergüenza, no podía imaginar cómo era vivir así, con 0 vergüenza, y con esa ambición que la posee por completo. Lo que asusta es que es un personaje plausible, creíble y sientes que te puede atrapar fácilmente. Es inquietante ser una persona en la que podrías confiar, pero con esa parte oscura y sin moral. Usa cualidades tradicionales femeninas, la confianza y la amabilidad, para retorcerlas. Y realmente debajo no hay ninguna de esas cosas”, añade.

Una cinta llena de giros, terroríficamente divertida, incómoda y cínica que pone a prueba al espectador y denuncia una realidad social desde la comedia más oscura.

Cuñados (Toño López)

El cine gallego nos tenía acostumbrados últimamente a miradas más poéticas y ahora, los productores de la serie 'Hierro' lanzan su primera película y apuestan por la comedia taquillera. Miguel de Lira y Xosé Touriñán son dos cuñados que meten la pata en sus negocios y tienen que ponerle remedio. Una comedia de enredos familiares, entre vinos y corrupción, que dirige Toño López. 

Patrulla trueno (Ben Falcone)

El estreno de la semana en Netflix es una película fallida, solo de buenas intenciones. Melisa McCarthy y Octavia Spencer encabezan esta comedia de acción convertidas en superheroínas, una tiene la fuerza y la otra la invisibilidad, para salvar Chicago de políticos y maleantes. 

La nube (Just Philippot)

El pasado Festival de Sitges acogió varias películas de terror que demostraban que aún quedaba espacio que explorar en el género. Algunas de ellas, como ‘Saint Maud’, de la británica Rose Glass; o ‘Relic’, de la australiana Natalie Erika James; ya se han estrenado en España y, ahora, hace lo propio ‘La nube’, la ópera prima del francés Just Philippot que consiguió salir del festival catalán con dos galardones: el Premio Especial del Jurado y el premio a Mejor Interpretación Femenina para Suliane Brahim.

‘La nube’ pone su ojo sobre una madre coraje, Virginie, que trabaja duro para poder sacar a sus hijos adelante. Se dedica a extraer harina de los saltamontes a los que cría y alimenta para luego cocinarlos y vender ese producto al mejor postor, lo que no resulta fácil. Todo dará un giro cuando Virginie descubra por accidente que estos insectos se reproducen con mayor velocidad si se alimentan de sangre, entrando en una espiral de obsesión que la convertirán en el verdadero monstruo de la película. “Cuando llegué al proyecto, había una versión de guion escrita donde lo que importaba era la idea de la ambición profesional que acaba llevando a la destrucción. Teniendo en cuenta eso, yo les dije a los guionistas que se habían equivocado de monstruo. No eran estos saltamontes que cambiaban de color y demás, sino que el monstruo era la madre. Esta madre coraje que por intentar salvar a sus hijos, en realidad se vuelve ella misma peligrosa”, explica el director francés en una entrevista con El Cine en la SER.

El proyecto nace de la idea de un productor, Thierry Lounas, que creó la residencia Sofilm con el objetivo de renovar el cine de autor francés. Juntó a guionistas, directores, compositores de música y supervisores de efectos especiales, entre otros, para ver qué podía salir de esa unión. Y salió ‘La nube’. Philippot venía de dirigir varios cortometrajes, entre ellos ‘Acide’ (sobre nubes de lluvia ácida y que se convertirá en su segundo largo) cuando Lounas le propuso dirigir el film que nos ocupa alegando que el francés era todo un especialista en nubes, así que por qué no ocuparse también de esta “nube” de saltamontes. “En el rodaje había cinco mil, y al principio sí que sentía una cierta aprensión por trabajar con ellos, porque nunca lo había hecho. Pero pronto nos dimos cuenta de que era fácil, podíamos disponerlos donde quisiéramos como si se trataran de imanes”, señala Philippot.

Lo que llama la atención del film y lo que ha conseguido que sea tan aplaudida por la crítica es su capacidad de moverse con aparente facilidad entre el terror, la fantasía y, a su vez, una gran dosis de realidad. Porque a pesar de que la historia goza de grandes elementos fantásticos y, para ello, su director ha tomado de referencias películas como ‘Alien’, ‘Distrito 9’ o ‘La mosca’, de David Cronenberg, también consigue adquirir un cierto aspecto de documental que es lo que acaba provocando esa inquietud en el espectador: la sensación de que esa historia podría ser real. Que al salir de las salas de cine podríamos encontrar con facilidad ese drama en el que una madre, por tal de sacar adelante a su familia, acaba obsesionándose con su trabajo (aunque no sea con saltamontes que se alimentan de sangre) o esa situación de muchos agricultores que buscan sin cesar la fórmula para producir más barato.

Ese carácter documental es lo que la hace compleja y lo que supuso el mayor reto para el director, que vio varios documentales franceses sobre agricultura para encarar la película: “También tomé como referencias películas americanas, que me interesaban por los efectos especiales o por cómo se relacionaban con nuestro tema, porque podrían aportar algo a nuestro trabajo. Pero no volví a ver ninguna película expresamente para desarrollar ‘La nube’, porque en realidad lo difícil en nuestro caso era hacer la síntesis entre el cine de autor y el cine espectacular, y respecto a esto, no veía qué película me podía ayudar a tener una referencia”.

Philippot tiene muy claro que la gran acogida del film era necesaria para poder hacer su segunda película, algo que sería imposible si su ópera prima no funcionase. El francés asegura que en otro tiempo quizá era posible desarrollar lentamente una carrera cinematográfica, pero que si ahora no aciertas a la primera pierdes la opción de tenerla. “Queríamos una película en la que el espectador sintiese tanto placer como angustia, que sienta que descubre algo nuevo. Que consiga relacionarse con los personajes y sienta que la historia no le está tomando el pelo. Cuando proyectamos en Sitges, sentí que la gente se había enamorado a primera vista del personaje principal en cuanto la actriz apareció en pantalla. Al fin y al cabo, uno hace cine para vivir esos momentos”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?