, 10 de de 2021

Otras localidades

Opinión

Efectos adversos

"La mayoría de los medicamentos que tomamos cada día producen complicaciones y reacciones adversas a un número mayor de personas que la vacuna en cuestión"

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Las nuevas vacunas, al igual que las anteriores, tienen algunos efectos adversos en porcentajes muy pequeños de la población. El foco mediático sobre tales casos ha llevado a decisiones políticas erráticas que, a su vez, generan desconfianza. El argumento utilizado por los científicos para combatirla es sencillo: la mayoría de los medicamentos que tomamos cada día producen complicaciones y reacciones adversas a un número mayor de personas que la vacuna en cuestión.

Quizás esto debería ser suficiente para tranquilizarnos, pero el resultado indirecto de todo ello es que muchos nos hemos puesto como locos a mirar por fin ese papel tan bien doblado que viene en cada caja de medicamento y cuya finalidad pensábamos hasta ahora era tan solo la de fastidiarnos al meter y sacar las pastillas. Hoy algunos lo hemos desplegado por primera vez en muchos años, y lo primero que nos ha sorprendido es que es enorme.

Lo segundo que descubrimos es que, efectivamente, está lleno de terribles advertencias de posibles reacciones adversas. Y las hay de todo tipo: desde diarreas y caídas del cabello a trombos, erupciones que te dejan la cara como una pizza y nada veladas amenazas de muerte. Todo poco frecuente, todo en porcentajes infinitesimales de la población, pero lo suficientemente explícito como para pensarte un momento lo que te vas a tomar cuando te duele un poco la cabeza.

Viendo ese momento de reflexión frente al prospecto y pensando en las elecciones, se me ocurre pensar que no estaría de más que nuestras papeletas electorales vinieran también acompañadas de una hojita muy doblada donde se nos advirtiera de los posibles efectos adversos e inesperados de nuestro voto a cada partido.

Partido X: “Se han descrito episodios frecuentes de amnesia total o parcial respecto a los objetivos prometidos para la legislatura. No administrar a personas propensas al desencanto político”.

Partido Y: “Tendencia alta a episodios de autodestrucción interna y transfuguismo ocasional. No dejar nunca al alcance de los niños”.

Partido Z: “Con relativa frecuencia se registran casos en que, administrado en coalición con partidos minoritarios a su derecha, sus votantes acaban apoyando sin quererlo políticas absurdas, anticientíficas, obsoletas y altamente peligrosas para la salud del país en general. Abstenerse de su uso personas hipersensibles al engaño, y la desinformación. En caso de grave intoxicación informativa en redes, consulte con su médico”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?