Jueves, 06 de Mayo de 2021

Otras localidades

Estrenos Cine | REPORTAJE

Shane MacGowan, el niño borracho que se convirtió en emblema de la música irlandesa

Se estrena en salas y plataformas 'Crock of gold: bebiendo con Shane MacGowan', apasionante trabajo sobre uno de los artistas más controvertidos y radicales de la música del siglo XX. Un viaje etílico por la música y activismo político del líder de 'The Pogues' que produce Johnny Depp y dirige Julien Temple

Shane MacGowan, en una imagen de archivo

Shane MacGowan, en una imagen de archivo / ACONTRAFILMS

En 2005 Johnny Depp se gastó tres millones de euros en el funeral de Hunter S. Thompson. Cumplió su deseo: disparar sus cenizas desde un enorme cañón construido para la ocasión. Años antes había entablado una amistad con el excéntrico periodista y escritor al encarnar a su alter ego en ‘Miedo y asco en Las Vegas’. Con Marlon Brando le unía su trabajo en ‘The brave’, la película que dirigió y escribió en 1997, y con Keith Richards se ha subido a un escenario y ha compartido escenas en ‘Piratas del Caribe’. El actor siente una inevitable atracción por personajes autodestructivos, excesivos, salvajes… “Siempre me he sentido atraído por eso que no se considera normal. Qué es ser normal. La gente dice, Marlon Brando, loco, Hunter Thompson, loco, Shane MacGowan, loco, Keith Richards, loco… Dicen que están locos, quizás sea cierto, pero quizás también eso sea la libertad. Me fascinan las personas que han luchado para buscar la verdad, su verdad”, admitía en el pasado Festival de San Sebastián.

En su faceta de productor, recupera ahora la figura de otro viejo amigo, uno de los artistas más controvertidos y radicales de la música del siglo XX: Shane MacGowan. El cantante y compositor de The Pogues alcanzó el éxito en los 80 con sus canciones protesta en las que mezclaba punk y música tradicional irlandesa en respuesta a la política contraterrorista de Inglaterra. Criado en el campo irlandés, MacGowan bebía alcohol y fumaba desde los cuatro años. Tuvo una fuerte educación católica que le acompañó hasta su traslado a Londres cuando lee a Marx, pierde la fe y empieza a interesarse por la literatura de su país. “Todo el mundo que escucha a The Pogues y a Shane tiene el mismo sentimiento, cuando escuchas su voz y su letra por primera vez te golpea, como si rebotaras de una pared disonante, el sonido del punk rock tenía el enfado y la rabia del rock pero también esas melodías maravillosas de los mandolines e instrumentos tradicionalmente irlandeses. Esa combinación de los dos, y esa melancolía, hizo que The Pogues me volara la cabeza”, añade el actor americano.

Nacionalista y simpatizante del IRA, el activismo del poeta punk nace tras salir de un psiquiátrico, la irrupción de los Sex Pistols y las sucesivas operaciones de represión contra sus compatriotas. Su música se convierte en un arma política, un grito feroz por la identidad de los irlandeses emigrados a Londres. “Shane es una figura importante en Irlanda del Norte, no creo que haya nadie igual, más famoso y emocionante en Irlanda. Es un superviviente, alguien abatido por sí mismo durante muchos años, es un milagro que siga vivo. Es una especie de mito. Es además una maravillosa metáfora, se identifica con Irlanda, porque Irlanda sobrevivió a días de una brutal opresión. Hay una conexión con la música, la literatura, la poesía, siente el amor por ser irlandés, pagar por ello, beber por ello… Él demuestra lo poderosas que son unas simples palabras, y están muy orgullosos de él aunque parezca raro”, explica en conversación con El Cine en la SER el prestigioso director de documentales musicales Julien Temple, a cargo de esta producción.

Por el camino, Shane MacGowan nunca dejó el alcohol y las drogas que probó en la niñez. Hoy apenas puede hablar. Cascarrabias, enfermo y en silla de ruedas recorre su vida en charlas, que no entrevistas, con su esposa, el propio Johnny Depp y Gerry Adams, exlíder del Sinn Féin, al que incluso le dijo lo que le tenía que responder a Tony Blair en una reunión. “Sentía atracción por intentar contar una parte de la historia de Irlanda e Inglaterra porque en la escuela es algo de lo que no se habla, es una historia desagradable para Inglaterra, lo que enseñan los profesores es siempre horrible. Creo que la gente debería saber la historia y era una buena razón para hacer la película. Hay asuntos como el uso la violencia del IRA, tengo problemas con cualquier violencia, pero no con con hombre tan interesante e inteligente como Gerry Adams. Forma parte de la consecución de la paz en el Norte de Irlanda. Obviamente hay gente en Inglaterra que no soporta a Gerry Adams ni la idea de una Irlanda libre, pero no hago películas agradables”, apunta el director.

Julien Temple no juzga en ningún momento a la persona-personaje y combina sus declaraciones con imágenes de archivo, grabaciones de cassette e insertos de animación, como ya hiciera en su trabajo sobre los Sex Pistols. “Quería llevar la estética punk al cine, juntar la moda, la música y la actitud del punk. Me gustan las texturas y cómo chocan los diferentes medios visuales. Y trabajar con la animación es especial, puedes hacer lo que quieras. Estaba emocionado de explorar la historia con animación, los diferentes estados a través de la vida de Shane. No es a lo Disney, es un animación al estilo de los 50, como Rebelión en la granja de George Orwell, como los cómics de niños de los 60. Tenemos más la animación psicodélica de Jimmy Hendrix, la animación japonesa… es divertido usar animación, sobre todo también para los recuerdos de infancia de Shane, es falso pero filmar es una ilusión también”.

Cantante indómito en el siglo XX, emblema de la música irlandesa hoy, ‘Crock of gold: bebiendo con Shane MacGowan’ en un viaje alucinógeno y apasionante por esa carrera de excesos, música folk y compromiso político. “Cuando lo conoces y lo escuchas, te das cuenta de lo importante que era para Shane MacGowan ver The Pogues como un proyecto, una cruzada, para devolver el respeto a la cultura y la gente irlandesa”, concluye el director.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?