Martes, 11 de Mayo de 2021

Otras localidades

LGTBIfobia

Cuando tu sexualidad te puede costar la vida

Uno de cada tres países castigan penalmente las relaciones homosexuales y en once está establecida la pena de muerte

Hablamos sobre la discriminación que sufre el colectivo LGTBI con Carlos Sanguino, Responsable de Diversidad de Amnistía España

En la primera parte del podcast tratamos de comprender las claves del conflicto de Irlanda del Norte con Rogelio Alonso, catedrático de Ciencias Políticas en la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid) y director del Máster de Análisis y Prevención del Terrorismo, y con Begoña Arce, corresponsal de la Cadena SER en Londres

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Hadiya es una mujer lesbiana procedente de Marruecos. Michael, colombiano, es bisexual. Ambos, según cuentan a Beatriz Nogal, han sufrido en su propia piel violencia y discriminación por pertenecer al colectivo LGTBI. “Yo apagaba mi orientación sexual en Marruecos porque sentía que no debía fijarme en ninguna chica ni hablar de ello”, dice Hadiya. Michael, por su parte, asegura que en Colombia la ley no les protege. Explica también que, en el barrio en el que vivía, las milicias “dejaban panfletos debajo de las puertas diciendo que iban a hacer limpieza porque allí no querían maricones”.

La homosexualidad, por increíble que parezca, sigue siendo considerada delito en varios puntos del planeta. En concreto, uno de cada tres países castiga penalmente las relaciones homosexuales. En once de ellos, además, está fijada la pena de muerte como castigo. No es lo mismo, ni mucho menos, ser homosexual en un rincón del mundo que en otro. Profundizamos en este asunto con Carlos Sanguino, Responsable de Diversidad de Amnistía España.

Según cuenta Carlos, en muchos lugares del mundo también se practican las llamadas “terapias de conversión”. Estas terapias, que tienen como objetivo principal modificar la orientación sexual, se basan en métodos que suelen generar “graves consecuencias”. Explica que “el problema está focalizado, sobre todo, en África y en Asia”, pero que también se hace notar en Europa. Por ejemplo, Hungría o Ucrania promueven políticas represivas. Pese a todo, destaca que también ha habido avances en el último año porque la lista de países en los que se permite el matrimonio entre hombres o mujeres ha aumentado.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?