Jueves, 06 de Mayo de 2021

Otras localidades

El joven que se construyó una cueva tras enfadarse con sus padres : "Es un lugar para relajarme"

Andrés Canto comenzó a trabajar en la cueva hace seis años y su hilo enseñando sus avances ha arrasado en Twitter

"Qué descansada vida/ la del que huye del mundanal ruido/, y sigue la escondida/ senda, por donde han ido/ los pocos sabios que en el mundo han sido". Con estos versos comienza una de las odas más célebres de Fray Luis de León: en ellos el poeta hace una alabanza de la vida en el campo, el "beatus ille" que tanto gustaba a los poetas latinos y renacentistas. Vivir alejado de las ciudades, del ansia de lujo y riquezas y de las preocupaciones banales que, muchas veces, son inherentes a la vida en sociedad ha sido siempre un tema muy recurrente en la literatura.

Andrés Cantó, un joven de 19 años de Alicante,  decidió llevar esto al extremo.¿ Para qué esperar a jubilarte y comprarte una casa en el campo si te puedes construir tu propia cueva? Andrés se ha asomado hoy a 'La Ventana' para contarnos cómo  comenzó hace seis años a construirse una cueva; una historia que el propio Andrés decidió compartir en redes esta semana y que, por supuesto, no ha tardado mucho en hacerse viral. El punto de partida fue una rabieta juvenil: "Me enfadé con mis padres porque no me dejaban salir en chándal. Me vine aquí, cogí la azada y me puse a picar. Al final de la tarde tenia ya un hoyo”.

Lo que comenzó por un cabreo, se volvió una rutina; cada día iba a cavar un poco más . "Después de un año y medio el agujero ya tenia 2,5 metros de profundidad" y fue ahí cuando decidió que la cosa debía seguir una planificación más seria. Y como dos cabezas piensan mejor que una, su mejor amigo se sumó al proyecto y, entre cervezas y música, fueron ampliando el espacio de la cueva. 

Alejandro ha descrito la cueva cómo un lugar para relajarse, con un porche, un estanque y un amplio interior. "Bajas diez escalones y llegas a la primera salita empedrada, donde hay un perchero y las cañerías de la estufa. Luego pasas a la derecha a una bóveda de 2 metros de profundidad y a través de un pasillo llegas a mi habitación, que mide 2,5 por 1,5 metros."

Durante el proceso de construcción, Andrés fue recibiendo la visita de sus vecinos que han ido "peritándola", pero nada muy profesional. " Mis conocimiento de arquitectura son los que di en arte en bachillerato" confiesa. De momento, la cueva es un lugar de retiro para un adolescente,  aunque reconoce que ahora mismo el proyecto está en pausa.

El futuro, a falta de una licencia de obras,  se intuye incierto, pero ya ha hecho planes por si acaso : "Creo que ampliare mi habitación seguramente, pero también me gustaría apuntalar las paredes”.  Mientras tanto y hasta que los problemas aparezcan, quizá no sería mala idea hacer caso a Fray Luis de León y esperar las complicaciones "tendido a la sombra cantando".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?