Viernes, 07 de Mayo de 2021

Otras localidades

Tabaco

El cigarrillo podría desaparecer "en 10 o 15 años", según el director general de Philip Morris en España

El director general de Philip Morris en España, Enrique Jiménez Figueroa, habla sobre el presente y el futuro de la industria del tabaco que, pasa, señala, por el fin del cigarrillo de combustión.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

El director general de Philip Morris en España, Enrique Jiménez Figueroa, ha sido entrevistado este jueves en 'Hora 25 de los negocios' por Javier Ruiz y ha hablado sobre el presente y el futuro de la industria del tabaco que, pasa, señala, por el fin del cigarrillo de combustión en un horizonte que podría llegar en "diez o quince años". 

Es un sector polémico: desde hace cincuenta años se dice "el cigarrillo provoca cáncer", "perjudica la salud"... han muerto 20 millones de personas, hay un estigma. ¿Están ustedes condenados a desaparecer?

Como todas las empresas, como todos los sectores, estamos condenados a cambiar. Estamos condenados a transformarnos, y de hecho, en Philip Morris llevamos una década larga de investigación fomentando esa transformación en la que intentamos que, de la mano de la ciencia y la tecnología, consigamos productos con un impacto menor en aquellos que los utilizan. Es un camino nuevo, pero que incluye datos como que hoy en día en Philip Morris trabajan más de 900 investigadores en diferentes áreas, en nuestros centros de Singapur y Suiza, y somos la empresa 63 de Europa en número de patentes.

¿Para cambiar a cigarrillo electrónico? Porque, al final, la base sigue siendo nicotina...

Pues al final, una década larga de investigación y más de 8.000 millones de dólares destinados a la elaboración de ciencia y a la adecuación de nuestras plantas productivas, demuestran que el principal problema de enfermedades ligadas al tabaquismo, es la combustión, es el hecho de quemar el cigarrillo el que hace que el producto presente grandes niveles de toxicidad, y lo que nosotros hacemos es eliminar la combustión de la ecuación, calentarlo, que no supere temperaturas de 350 grados versus los 800 que llega a combustionar un cigarrillo, y así, reducir la toxicidad en un 95%.

Creo que es importante decir también que no son inocuos, contienen nicotina, pero al final pensamos que es una mejor alternativa frente a los cigarrillos tradicionales y tenemos ya más de 19 millones de usuarios en el mundo.

¿Ese es el futuro?

Yo diría que nosotros competimos de manera global, somos la empresa líder en el mercado de tabaco y tenemos altas cuotas de mercados a lo largo del mundo. En ese sentido, yo sí que creo que en ese proceso de transformación veremos la desaparición del cigarrillo y veremos la emergencia de diferentes maneras de consumir nicotina con un nivel de toxicidad más bajo. ¿Y ese futuro qué plazo tiene? Pues pensamos que no debe estar tan lejos, pensamos que hay mercados que en 10 o 15 años, se puede avanzar hacia esa situación.

Impacto del COVID-19: ustedes tienen un consumidor un poco especial, un consumidor cautivo, ¿han perdido ventas?

Con datos agregados de 2020, ha habido un 8% de descenso de la facturación en el mercado de los cigarrillos en España, no tengo cifras sobre reducción del consumo, pero sí que puedo comentar que la principal causa de la reducción del volumen ha sido la caída del número de visitantes que España tiene. Al final, España tiene más de 80 millones de visitantes al año y ha habido una fuerte reducción de los mismos. De hecho, en aquellas provincias con mayor turismo, el descenso es mayor que en el resto.

¿Y en las restricciones a fumar en la calle que han llegado con la pandemia? ¿Debe prohibirse fumar en la calle?

En primer lugar, de lo que estamos hablando es de medidas temporales con motivo del COVID, creo que realmente la pandemia ha sido un momento complicado para todos y puedo entender que, en un momento dado, se den medidas pero con ese carácter de temporalidad. Creo que cuando hablamos de regulación, sobre nuestro producto pero en general, lo que pensamos es que esa regulación debe ser una regulación basada en la ciencia.

De hecho, en fechas recientes, se comentaba la posibilidad de fumar cigarrillos electrónicos o tabaco calentado en terrazas, y el ministerio decía que carecía de evidencia científica. Al final, la evidencia científica debe ser la que guíe todo tipo de regulación para que sea efectiva. Nosotros hemos desarrollado 18 estudios clínicos, 10 no clínicos, hay estudios independientes, más de 30, que avalan lo que dice nuestra investigación, que es que eliminando la combustión se reduce fuertemente los niveles de toxicidad. Es nuestra aportación a la ciencia, pero pensamos que cualquier discusión que se realice sobre estos productos debería estar basada en esos parámetros científicos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?