Martes, 11 de Mayo de 2021

Otras localidades

María de Zayas, una escritora enigmática

Poco se conoce de su biografía. Hay que indagar en sus obras para saber si estuvo en Nápoles (acompañando a su padre que estaba al servicio del conde de Lemos), en Zaragoza, en Barcelona o en Madrid. Todo eso ha generado una aureola de misterio alrededor de su persona

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Lo que sabemos es que el estilo de sus obras es realista y picaresco, abundante en reivindicaciones feministas y pinceladas eróticas, que ha hecho de la obra de María de Zayas y Sotomayor una auténtica rareza. De hecho, después de Miguel de Cervantes, Mateo de Alemán, Lope de Vega y Quevedo, fue la autora de literatura lúdica y de evasión más leída en el Siglo de Oro español.

En Zaragoza publicó sus “Novelas amorosas y ejemplares” (1637), un grupo de diez relatos cortesanos en los que se centra en episodios sociales de la clase alta y baja de su época y en los que se percibe la influencia de Miguel de Cervantes. La otra serie está compuesta por “Parte segunda del Sarao y entretenimientos honestos”, reeditados más tarde con el título de “Desengaños amorosos”. Sus novelas, conocidas como el Decamerón español, prohibidas por la Inquisición como inmorales, fueron rescatadas por Emilia Pardo Bazán. Frases como «porque las almas no son hombres ni mujeres ¿Qué razón hay para que ellos sean sabios y nosotras no podamos serlo?», la han reivindicado como una autora pionera del feminismo.

En estas novelas subyace un propósito común: denunciar las limitaciones que para la mujer representaban la moral y los usos sociales del siglo XVII. Sus protagonistas son mujeres de carácter fuerte que toman sus propias decisiones, incluido el suicidio. Defendió el acceso de la mujer a la cultura y a la educación para demostrar sus capacidades intelectuales. Por otro lado, denunció los matrimonios concertados e impuestos, mostrándose a favor de la libre elección de ellas. Las novelas tuvieron en seguida una gran resonancia. Traducidas en parte al francés, en 1656, fueron imitadas (otros dicen que plagiadas) por Paul Scarron, que insertó tres de las novelas en una colección suya y una cuarta en la “Novela cómica”. María de Zayas escribió, además, una única obra para teatro, “La traición en la amistad”, que fue elogiada, entre otros, por Lope de Vega.

La catedrática Rosa Navarro Durán, de la Universidad de Barcelona, ha abierto la caja de los truenos de la polémica al sostener, en una nueva antología de su obra, que tal vez María de Zayas nunca existió, que en realidad pudo ser uno de los muchos heterónimos que utilizó Alonso de Castillo Solórzano.

En todo caso, hay frases suyas que ya son inmortales: “¿Es posible que con tantas cosas como habéis visto y oído no reconozcáis que en los hombres no dura más la voluntad que mientras dura el apetito, y en acabándose, se acabó?”

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?