Martes, 22 de Junio de 2021

Otras localidades

Paleontología

Lo que hay bajo tus pies (si sabes mirar)

El suelo está lleno de tesoros. Vamos pisando por él y no somos conscientes porque no sabemos mirar. Francisco Ortega y Juan Luis Arsuaga le prestan sus ojos expertos a Juan José Millás para mostrárselos y explicarle por qué están ahí y no en otro sitio.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Hace 70 millones de años un titanosaurio llega a lo que hoy es el embalse de Buendía, excava un hoyo y deposita unos 20 o 30 huevos, los cubre de tierra y se marcha. Al poco tiempo eclosionan y las crías que consiguen sobrevivir escapan a la selva y crecen hasta alcanzar los 20 metros. Un día, setenta millones de años más tarde, un escritor y una periodista pasean a la orilla del embalse entre Cuenca y Guadalajara sin darse cuenta de que bajo sus pies crujen restos de aquellas cáscaras prehistóricas.

Millás sostiene restos cáscaras de huevos de dinosaurio / Paqui Ramos

El paleontólogo Francisco Ortega tampoco lo sabía hasta que, fruto del azar y de las obras públicas para la construcción del AVE, se descubre uno de los yacimientos de dinosaurios más grandes e importantes de España. Desde Lo Hueco hasta varios kilómetros, siguiendo la línea temporal que marca la roca, se encuentran huesos de dinosaurios perfectamente conservados. Las vértebras de una cola inmensa, una cadera gigantesca, y un esqueleto de Concavenator al completo que se exhiben en el Museo de Paleontología de Castilla- La Mancha.

En un almacén cercano al museo guardan miles de huesos, en sus cámaras de poliuretano y sus camitas de yeso: cráneos, fémures, vértebras, dientes… Esperan a ser clasificados y estudiados de forma que se pueda sacar de ellos la mayor información posible. Cómo fueron sus condiciones de vida hace tantos años que parece mentira que todavía sigan allí.

Restos arqueológicos en el embalse de Buendía / Cadena SER

Si ya nos parece increíble ver, bajo nuestros pies, cáscaras de hace millones de años, encontrar ADN en la tierra de antepasados que vivieron hace 80 mil suena a ciencia ficción. Pues bien, un equipo de científicos internacionales, con la participación del de Arsuaga, lo ha conseguido. Lo han hallado en la Galería de las Estatuas, en Atapuerca. Con esas muestras, sin necesidad de encontrar huesos, son capaces de saber que en aquella cueva vivieron varios linajes de neandertales. También el equipo de Arsuaga ha sido el encargado de reconstruir y analizar el esqueleto que hace unos años se encontró en Kenia. Mtoto (niño en swahili), así han llamado a los restos de este pequeño homo sapiens que nació y murió hace 78 mil años y que nos ha desvelado que ya en la Edad de Piedra Media se hacían rituales de enterramiento.

Huevos de dinosaurio, huesos prehistóricos, ADN de neandertal, incluso bacterias con las que se fabrican plásticos biodegradables o que reaccionan a las enfermedades de la misma manera que nosotros. Todo esto está en el suelo y es solo una parte de lo que ignoramos porque no sabemos mirar.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?