Lunes, 14 de Junio de 2021

Otras localidades

El Buen Conde: Fernán González

Un personaje histórico del siglo X convertido en mito y en protagonista del Poema de Fernán González, un cantar de gesta que es un verdadero tesoro de la literatura medieval española

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Escrito en el siglo XIII, a partir de un posible cuerpo de antiguas leyendas que cantaban los juglares, es una reivindicación tanto de los valores caballerescos y guerreros que encarna el conde Fernán González, como de la propia Castilla y la Reconquista. El historiador Gonzalo Rodríguez, en su libro “El poder del mito”, dice que este poema está dotado de toda una dimensión mágica y épica realmente sugestiva e inspiradora, en la que no faltan la Profecía, la Caza Salvaje o la Mesnada Celestial… y añade que “es un regalo de la tradición literaria española, en este caso en lengua castellana, que nos acerca a los principios y valores, ética y estética, no ya del Medievo, sino de la propia Europa pre moderna. Encontrando en ésta, esa pureza, autenticidad, magia y épica que tantas veces se echa de menos, en los malhadados días de la Edad Oscura”.

A Fernán González, llamado el “Buen Conde”, se le considera erróneamente como el primer conde de una Castilla independiente, aunque sí abrió ese camino para que lo consiguiera años después de su muerte. Es a través de leyendas y romances que se nos presentará como adalid de la Reconquista, siendo entonces que, al comienzo de su saga, y en un episodio cargado de la imaginería propia del antiguo mundo celta, el héroe se extraviará en una cacería persiguiendo un gran jabalí, llegando de este modo a una antigua y apartada ermita, cubierta por la vegetación, en la que aparece un monje, habitante solitario del lugar que ha oído la plegaria del conde. Su nombre es Pelayo, ambos comparten para cenar un humilde pan de centeno y ya en la oscuridad de la noche fray Pelayo profetiza el destino de Fernán González: “Hágote, oh buen conde, de esto sabedor: que quiere tus acciones guiar el Creador (…) Harás grandes batallas en la grey descreída, muchas serán las gentes a quienes quites la vida, ganarás de la tierra una buena partida, la sangre de los reyes por ti será vertida”.

Y así fue. El conde vence a Almanzor y se lleva con él un caballo y un azor, de los que, cuenta la leyenda, se encaprichó el rey de León y que acabaron siendo moneda de cambio para la independencia de Castilla. La memoria de sus hazañas, batallas y grandes venturas le hacen arengar a sus aguerridos soldados una filosofía de vida del carpe diem: “Nunca debe, el que puede, una lid aplazar, quien tiene buena hora otra quiere esperar; nunca un día perdido se puede recobrar, jamás en aquel día nos podemos tornar. Cuando el hombre su tiempo quiere en balde pasar, no quiere de este mundo otra cosa llevar sino el estar ocioso y dormir y holgar; de tal muere la fama cuando llega a finar”.

Fue enterrado en el burgalés monasterio de San Pedro de Arlanza, pero en 1841 sus restos mortales, junto con los de su primera esposa doña Sancha, fueron llevados a la Colegiata de Covarrubias, con toda solemnidad, y allí siguen aún como memoria viva de un lejano pasado que sigue muy presente.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?