Miércoles, 23 de Junio de 2021

Otras localidades

La violencia sexual, un problema endémico en la República Centroafricana

El proyecto que ha lanzado Médicos Sin Fronteras ha atendido a 6.000 supervivientes pese al desconocimiento y la estigmatización que les impide hablar

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Tras años de guerra civil y con una situación humanitaria que mantiene a una cuarta parte de la población desplazada o refugiada, la violencia sexual se ha convertido en “un problema endémico” en la República Centroafricana, según ha comprobado Médicos Sin Fronteras.

Eso llevó a la organización a lanzar en 2017 un proyecto de atención a las víctimas de violencia sexual en la capital, Bangui, con el que han dado atención médica, psicológica y psicosocial a 6.000 supervivientes.

Pero la situación política y de seguridad han hecho que este último año las llegadas de supervivientes se hayan casi duplicado con respecto al año 2020, según Gisela Silva, responsable de Salud Mental del proyecto Tongolo.

La agresión sexual afecta “a diferentes edades, culturas y niveles socioeconómicos y se ha normalizado”, lamenta. En estos años de trabajo se han dado cuenta de que la gente “no conoce la importancia médica de la agresión sexual”.

Más de la mitad de las víctimas son menores de edad y casi el 95% son mujeres y niñas. La mayoría tienen enormes dificultades para contar lo que les ha pasado, empezando por que no se reconocen como víctimas ni del impacto que la agresión tiene en sus vidas, pero también por el estigma que afrontan las personas agredidas sexualmente.

Proyecto Tongolo de Médicos Sin Fronteras / Adrienne Surprenant, Collectif ITEM

En el caso de las mujeres, cuenta Silva, “existe la creencia de que una mujer agredida sexualmente ya no tiene el honor, no es digna de casarse, se pregunta si va a ser aceptada o no”. Y en el caso de los hombres se cree que “se vuelve homosexual y se aísla a esa persona de las actividades comunitarias”.

Ese aislamiento lleva a las víctimas a no hablar para no dañar el honor de sus familias, que “también entran en una crisis y no saben cómo actuar”, explica Silva. Por eso han lanzado campañas de sensibilización para que las víctimas se atrevan a romper el silencio.

En la mayoría de los casos los agresores pertenecen al círculo familiar o de confianza de la víctima, lo que requiere una estrategia para proteger a los afectados y ofrecerles un refugio para que no se repita la agresión.

Las primeras horas tras sufrir una violación son cruciales para denunciar, porque hay un límite de 72 horas para proporcionar el tratamiento que previene el VIH y otras infecciones de transmisión sexual, además de la píldora anticonceptiva. Rocío Martínez, matrona, cuenta que se están basando en la planificación familiar como puerta de entrada a los centros porque “está más normalizada en el país”.

Así tratan también de evitar que se produzcan embarazos no deseados y abortos clandestinos, ya que solo es legal practicarlo hasta las ocho semanas.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?