Jueves, 21 de Octubre de 2021

Otras localidades

Gaza aterrorizada

Analizamos la peor escalada de la violencia entre Israel y Hamás de los últimos años que siembra el terror en Gaza, donde han muerto más de un centenar de personas por los bombardeos

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Esta semana se ha producido la peor escalada de violencia entre palestinos e israelíes de los últimos siete años y no se vislumbra un cese cercano. La situación es “aterradora” en palabras del director en Gaza de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA), Matthias Schmale.

Nos atiende desde su oficina, en la que ha dormido. “Durante la noche hemos visto cinco o seis bombardeos masivos de Israel, muy cerca de la oficina, que me han mantenido en vela”. Le preocupa el estado mental de la población por el terror que están viviendo. “Muchos han perdido sus casas, así que tenemos que empezar a ver cómo ayudamos a toda esa gente”.

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Schmale ha comprobado como los bombardeos han afectado ya a algunas escuelas, pero los edificios más dañados son las viviendas. Más de un centenar de personas han muerto en Gaza por los bombardeos.

UNRWA centras sus esfuerzos en mantener tres servicios esenciales, cuenta el director: la atención primaria, la limpieza y el reparto de alimentos, pero lamenta que, en el segundo día de la ofensiva, “una compañera responsable de sanidad me llamó y me dijo que deberíamos cerrar los centros de salud, porque era demasiado peligroso para la gente moverse. Es una señal muy preocupante”.

El conflicto ha llegado además en plena segunda ola de la pandemia, y la situación en Gaza no es buena. Schmale asegura que “de las 800 personas que han muerto desde el año pasado, la mitad murieron en marzo y abril. Así que estábamos en mitad de una ola muy virulenta, y no deberíamos olvidar eso”.

Pero, sobre todo, subraya que, tras 14 años de bloqueo, la economía se ha resentido, dejando un 50% de paro y personas sin posibilidad de viajar para recibir tratamientos médicos esenciales. “La gente aquí piensa en sobrevivir, la mitad depende de un ingreso diario, de un viaje en taxi, de vender cigarrillos y ahora también mascarillas. Es una situación desesperada. Para la mitad de la población, el día a día es una lucha por sobrevivir”.

Población desesperada y violencia en las calles

El conflicto palestino-israelí lleva décadas activo y este estallido de violencia se da en un contexto de “frustración y desesperación” por parte de una población palestina que no ha visto mejoras con ninguno de los procesos de paz que se han iniciado, explica Jesús A. Núñez Villaverde, codirector del Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH).

Y también existe “una violencia diaria que ejerce la potencia ocupante, Israel, y diferentes grupos palestinos tratando de quitarse de encima esa ocupación”. Una violencia a la que se han sumado “medidas arbitrarias” por parte de Israel en el inicio del mes del Ramadán, entre ellas la prohibición a los palestinos de acceder a la ciudad vieja. Eso, sumado al desalojo de viviendas de familias palestinas para pasarlas a manos de colonos, dice Villaverde, ha alimentado la tensión que ha derivado en choques con la policía israelí.

Se da además otra circunstancia, y es que se preparan las elecciones en el territorio palestino con Hamás intentando ganar apoyos de la población. En Israel Benjamin Netanyahu también sufre una inestabilidad política tras varias repeticiones electorales ante la incapacidad de formar Gobierno. Sobre esto, Núñez Villaverde cree que Netanyahu se beneficia claramente de “la situación de caos que bloquea la vida política” y le permite ganar tiempo.

La novedad de esta ofensiva es que la violencia ha estallado también en las calles entre judíos y árabes de Israel con intentos de linchamientos, apuñalamientos y vandalismo. Una violencia que Núñez Villaverde explica por la discriminación de los palestinos israelíes, tratados “como ciudadanos de segunda”.

Matthias Schmale asegura que “no deberíamos cometer el error de pensar que esto se limita a Gaza. Lo que pasó en la mezquita de Al Aqsa, en Jerusalén, ha afectado mucho a la gente. Y lo que les está pasando a los palestinos que viven en Israel también les está afectando mucho”.

En los tres años y medio que lleva viviendo en Gaza ha visto a compañeros antes moderados que ahora empiezan a abrazar la violencia, hartos de “utilizar las palabras y que nadie haga nada". Schmale cree que “algo está cambiando y hay que actuar. Si la comunidad internacional no está dispuesta a ayudar, tenemos que hacer algo. Y eso nos debería preocupar a todos”.

Y esa actuación, dice, pasa por “hacer un llamamiento de la Comunidad Internacional a las autoridades de Israel, incluida la policía, para que no utilicen la violencia, para que no peguen a sus propios ciudadanos”. Pero también defiende una solución política y pacífica para el conflicto porque si no se encuentra una salida, “esto va a continuar durante años o incluso décadas”.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?