Jueves, 24 de Junio de 2021

Otras localidades

CONSEJO DE MINISTROS CONSEJO DE MINISTROS Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario de este jueves
Opinión

Traficantes 2.0

"Si no existe un límite natural, una montaña, un mar, o un río lo suficientemente ancho, buscamos paliarlo a base de piedras, ladrillos o concertinas"

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Lo primero es crear un muro, una valla, un límite. Desde el muro de Adriano a la muralla china, siempre hemos intentado separar el orden del caos, o por llamarlo con sus otros nombres, la prosperidad de la pobreza. Si no existe un límite natural, una montaña, un mar, o un río lo suficientemente ancho, buscamos paliarlo a base de piedras, ladrillos o concertinas.

Parece el único método para evitar que los otros nos arrebaten lo que es nuestro. Lo que hemos conseguido con nuestro esfuerzo y no podemos compartir con los demás porque ya se sabe que esto no da para todos. El procedimiento tiene, sin embargo, un problema, y es que llegado un cierto punto hay que pasar al otro lado de vez en cuando a venderles esas cosas que nosotros sabemos hacer y ellos no, así que es necesario hacer reformas y abrir alguna puerta en ese muro para que podamos salir. Y, de paso, también para que algunos puedan entrar y hacer trabajos que nosotros ya no queremos hacer.

Ellos aceptarán esos sueldos bajos que aquí casi no dan para nada, pero que allí, al otro lado, pueden permitir vivir a toda una familia. Lo ideal es que vinieran y se fueran todos los días, pero como eso no es siempre posible algunos tienen que quedarse y vivir en zonas por supuesto no segregadas por la fuerza sino solo por el precio del metro cuadrado.

Pero cuando abres una puerta la gente empieza a ver lo que hay al otro lado. Y lo que ven les gusta, les atrae. Se suben a los camiones, se esconden hasta en las maletas. Y al final van llegando más de los que se necesitan. Hay que buscar soluciones, y la más eficaz es negociar con los que mandan al otro lado. Que sean ellos la frontera, los que controlen a su gente y les impidan acercarse, esconderse o saltar. El resultado es que una minoría termina enriqueciéndose a base de controlar el tráfico, es decir, traficando con sus semejantes. Pero como no se cansan de decirnos, hay que ser pragmáticos y, si el sistema permite que nuestros teléfonos dejen de mostrarnos imágenes que no nos gusta ver, bienvenido sea.

Solo hay un pero, un pequeño inconveniente, y es que si no les damos lo que quieren los que controlan del otro lado pueden abrir la puerta cuando quieran. Porque ahora la cerradura está afuera y la llave la tienen ellos.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?